entrevista

“Entrego un sistema de salud completamente mejorado”: Fernando Ruiz

El ministro de Salud hace un balance de los dos años de la pandemia del coronavirus, explica por qué se levantó la emergencia sanitaria y qué le entregará a su sucesor en el gobierno de Gustavo Petro.


SEMANA: ¿Por qué se toma la decisión de levantar la emergencia sanitaria?

FERNANDO RUIZ: Porque ya se implementaron las medidas de ampliación del sistema de salud y se solucionó el inconveniente; la mortalidad tiene unos niveles relativamente bajos, aunque hay un pequeño pico ahora. Además, por la reactivación económica, que es donde se dio toda esta gradualidad y la situación de emergencia, ya prácticamente está superada. Eso no quiere decir que la pandemia haya terminado.

SEMANA: Es decir que la prevención ya depende de cada uno de los ciudadanos…

F.R.: Sí, vamos a sacar unas medidas para mantener algunos servicios que se volvieron importantes y deben continuar como, por ejemplo, la telemedicina porque llegamos a tener 137 millones de consultas. Debemos preservar también medidas epidemiológicas como el uso de tapabocas en espacios cerrados y alcanzar una cultura de vacunación. Esto significa también el desmonte de algunos subsidios, activos por emergencia.

SEMANA: ¿Cuántos colombianos se han contagiado de coronavirus?

F.R.: 6.151.354 diagnosticados, seguramente son más por asintomáticos y por personas que tuvieron una afectación muy leve y no se hicieron la prueba, y tenemos 139.997 compatriotas que desafortunadamente han fallecido.

SEMANA: Esa es una cifra lamentable…

F.R.: Muy dura, pero en perspectiva Colombia está en el puesto 28 en tasa de mortalidad. Estamos al mismo nivel de Inglaterra, Bélgica y la Unión Europea y somos de los países grandes de América que han recogido información sistemática de contagio. Junto con Canadá somos los países de menor mortalidad.

SEMANA: ¿Cuántos hospitalizados?

F.R.: 111.225 colombianos durante la pandemia. Más de 60.000 fueron atendidos en cuidado intensivo y se transportaron por vía aérea 2.430 pacientes.

SEMANA: Afortunadamente no vimos cadáveres en las calles como se vieron en otros países…

F.R.: Sí, es que el esfuerzo que hicimos fue muy grande. No tuvimos personas compartiendo un ventilador; no tuvimos una crisis de falta de oxígeno; no tuvimos situaciones que fueron muy complejas en el mundo.

SEMANA: Después de todo este tiempo de trabajo, ¿cómo se siente ministro?

F.R.: Muy satisfecho. más que un trabajo de sacrificio personal y familiar, siento que, como salubrista, que es lo que yo estudié, fue una oportunidad que me dio la vida para estar en el momento indicado, en el lugar que yo creo que se me necesitaba. Estar al servicio del país, produce mucha satisfacción. Tuve un equipo muy bueno, que me apoyó y tuvimos una forma de trabajo muy importante con los demás ministros y con el presidente Iván Duque.

SEMANA.: Un trabajo con mucha presión, ¿no?

F.R.: Total, prácticamente fue un ritmo muy duro durante dos años. Tuvimos una o dos crisis semanales por diferentes temas relacionados con la pandemia. Había una falta de legitimidad de nuestro sistema de salud, la gente no creía en la idoneidad del sistema colombiano, pero hoy esa visión debe ser muy diferente porque este sistema respondió. Siempre tuvimos muy en claro que no nos podíamos esconder y teníamos que salir a los medios para enfrentar las críticas.

SEMANA: ¿En algún momento pensó en tirar la toalla, decirle al Presidente mire yo me voy?

F.R.: Nunca, yo creo que estaba predestinado para esto por alguna razón y jamás se me pasó por la mente tirar la toalla. Obviamente el Presidente puede prescindir de uno en cualquier momento, pero nunca se me pasó por la cabeza.

SEMANA: ¿Qué va a encontrar la persona que designe Petro como su reemplazo?

F.R.: En términos de pandemia vamos a entregar una situación con normalidad, la pandemia no ha terminado, puede surgir cualquier variante complicada, pero el riesgo es realmente bajo. En ese empalme yo tengo que decir que entrego un sistema de salud que es diferente al que había antes de la pandemia, y entrego un sistema de salud completamente mejorado. Entregamos un sistema de salud que va a tener dos indicadores: con 99,5 por ciento de cobertura universal, y un sistema de salud que tiene el más bajo gasto de bolsillo de la región con un 15 por ciento.

SEMANA: ¿Qué tiene pensado hacer después del 7 de agosto?

F.R.: Tengo dos escenarios diferentes; uno es sentarme en mi casa, recoger todos mis documentos, ponerme a escribir y dejarle al país un texto. Creo que eso es una obligación moral que debe quedar para dentro de 100 años cuando haya otra pandemia o la gente quiera ver qué pasó en 2020 y 2021.

SEMANA: Que sería un documento histórico, ¿no?

F.R.: Creo que necesariamente tiene que ser un testimonio personal e institucional de lo que pasó, eso es algo que tengo que hacer. Pero por otro lado tengo otro proyecto y es que en un momento de locura me metí en la idea de aspirar a la dirección de la Organización Panamericana de la Salud, ya soy el candidato oficial del país para ese cargo en donde creo que me tocaría empezar a trabajar para blindar un poco más al continente frente a próximas pandemias y otros riesgos de salud.

SEMANA: Esto quiere decir que lo más seguro es el segundo escenario…

F.R.: No sé, porque al final esos temas también son muy políticos, pero obviamente tengo que trabajar en los dos de alguna manera.