gente

Estas son las deudas y problemas económicos que tendría Álvaro Lemmon, ‘el hombre caimán’

Tras la aparición de Lemmon en las redes sociales, se levantaron un sinfín de rumores sobre su situación económica.


Desde finales de 2020, Colombia se ha conmovido con la historia de Álvaro Lemmon, más conocido como El Hombre Caimán, pues el humorista reapareció por primera vez desde su salida en octubre de 2019 del programa Sábados felices. Cabe recordar que Lemmon estuvo durante 45 años en ese espacio televisivo, el más antiguo de Colombia.

Sin embargo, tal como confesó él mismo, su salida no se habría dado de la mejor manera, pues según dijo en una entrevista con el programa Lo sé todo, Caracol Televisión lo habría despedido porque “tenía mucho tiempo en Sábados felices, no por viejo”.

Su salida estuvo en el ojo mediático durante mucho tiempo; sin embargo, el humorista volvió a hacerse viral luego de que fuera grabado por un creador de contenido mientras este vendía mochilas en Santa Marta.

El hecho levantó muchos rumores y molestias al interior de su familia, que lanzó un comunicado hablando sobre el monto verdadero que recibe. El cruce de cifras seguía siendo diferente, por lo que salió a relucir que el verdadero tema de fondo eran las deudas del hombre. Por ello, el portal Agencia de periodismo investigativo revisó en detalle la vida financiera del humorista.

Lo encontrado por el periodista Norbey Quevedo, director del portal mencionado, fue que ‘El hombre caimán’ cuenta con múltiples problemas legales a los que se ha enfrentado desde hace mucho tiempo. El reportero reveló que en 2004 a Lemmon le embargaron su vehículo por una deuda de 5 millones de pesos. Por otro lado, una aerolínea también lo demandó porque no cubrió dos cheques de cerca de un $1.200.000.

Los problemas financieros del humorista continuaron incluso hasta en su vivienda en Bogotá, “el conjunto donde vivía lo demandó por los cánones de administración atrasados de varios meses. Solicitó el embargo, secuestro y remate de su inmueble. En el 2011, saltando matones, logró pagar la totalidad de la deuda y salvar su pequeño apartamento”, señaló el periodista.

En ese sentido se evidenció que la vida financiera de Lemmon ha tenido varias complicaciones, por ello, el humorista sostiene que vive del día a día vendiendo lo que puede, videos comerciales, rutinas, libros e incluso ofreciendo saludos personalizados en las redes sociales.

Lemmon se defiende de críticas

“Estoy sin trabajo. ¿Qué quieres que haga yo? Me toca rebuscármela en lo que sea”, le dijo el también músico a un influencer que iba pasando con su camioneta por una de las calles de la capital del departamento de Magdalena, cuando lo vio con algunas mochilas colgadas bajo el calor de la costa Caribe.

La situación generó un sinfín de comentarios negativos, tanto así que lo han tildado hasta de farsante. “Es una farsa”.

La grabación no gustó para nada a algunos de los colegas y excompañeros de Sábados felices (programa del que salió en octubre de 2019), pues aseguran que Lemmon no tiene por qué estar “mostrando lástima”, ya que él tiene una muy buena pensión otorgada por el Canal Caracol.

“No sé si sea cierto (que esté quebrado), lo único que sé es que Álvaro tiene una pensión considerable desde hace mucho tiempo”, escribió Nelson Polanía, más conocido como ‘Polilla’, en Twitter.

Por su parte, César Corredor, quien personifica a ‘Barbarita’, explicó, en un mensaje que dejó en la fanpage de SEMANA en Facebook: “Esto es una farsa, no es cierto que Álvaro Lemmon haya sido echado del Canal Caracol. Él es pensionado y, si malgastó sus ahorros por su mala administración personal, ese su problema”.

“Los invito a que anden conmigo”

En respuesta a toda esta polémica, ‘El hombre caimán’ decidió salirles al paso a las críticas manifestando que, aunque muchas personas no le quieran creer, lo cierto es que la versión mostrada en el video de las mochilas es la dura realidad que, según él, está viviendo.

“A los que no creen que mi situación económica está mal, los invito a que anden conmigo todo el día, para arriba y para abajo, en las esquinas vendiendo mochilas, vendiendo en centros comerciales, vendiendo los libros, vendiendo todo, mi hermano”, dijo Lemmon en una historia que subió en la noche del pasado viernes a su cuenta de Instagram.

“Yo soy un tipo que me rebusco”, concluyó el humorista en su grabación.