Tendencias
James Franco
James Franco es considerado uno de los actores más sexys de Hollywood - Foto: Instagram/@officialjamesfrancoo

gente

James Franco, actor de ‘Spider-Man’, confesó su adicción al sexo

El actor aseguró que viene luchando contra esta enfermedad desde 2016.

James Franco, recordado por su papel de Harry Osborn, el mejor amigo de Peter Parker en la trilogía de Spider-Man, ha sido reconocido en varias ocasiones como uno de los actores más atractivos de Hollywood, condición que lo llevó no solo a ser el centro de atención entre las mujeres, sino también a desarrollar una adicción al sexo.

Así lo indicó Franco en una conversación con el editor Jess Cagle, en el pódcast The Jess Cagle Show, en la que además de confesar su problema también indicó otra serie de conflictos que ha tenido en su vida y que se derivan precisamente de esta condición.

Una de estas situaciones lo llevó incluso a problemas legales cuando varios de sus exalumnos del Studio 4, que él mismo fundó, lo acusaron de acoso sexual durante y después de las clases.

De acuerdo con los estudiantes, tanto Franco como sus socios frecuentaban “sexualizar su poder como maestros y empleadores al dejar pasar la oportunidad de roles en sus proyectos”.

En un momento, esta situación fue, incluso, manipulada con un acuerdo legal por 2,2 millones de dólares, según indicaron medios de Los Ángeles.

Sin embargo, durante la entrevista, que tuvo lugar el pasado 22 de diciembre, Franco aceptó que sí tuvo relaciones sexuales con algunos de sus estudiantes, aunque aseguró que todas y cada una de ellas fueron consensuadas.

“Admito que me acosté con estudiantes (…) No me acosté con nadie en esa clase en particular. Pero durante el curso de mi enseñanza me acosté con los estudiantes, y eso estaba mal”, confesó.

Asimismo, explicó que en ese momento él pensaba: “Si era consensual, está bien”; aún así, sabía que no todo lo hecho era correcto y que se supiera de la forma en que se hizo, le causaba incomodidad.

“Por supuesto, sabía que hablar con otras personas, con otros profesores o lo que sea, probablemente no sea algo agradable. En ese momento no estaba lúcido, como he dicho”, manifestó Franco.

¿Cómo se volvió adicto al sexo?

En la entrevista, el actor concluyó que todos esos comportamientos “malos” correspondían a una fuerte adicción al sexo, que se fue originando desde su adolescencia. Además, a los 17 años tuvo también un problema de abuso con el alcohol, lo que le provocó ansiedad y una necesidad insaciable de “validación” que solo podía llenar, por unos cuantos instantes, con las relaciones sexuales.

“El éxito con las mujeres también se convirtió en una gran fuente de validación para mí”, admitió.

Franco explicó que, aunque para muchos hombres este tipo de situaciones pueden ser envidiables, para él se iba convirtiendo en una escena cada vez más humillante y vacía, tanto para él mismo como para sus parejas sexuales.

“El problema con eso –estoy seguro de que puedes adivinar, como cualquier tipo de droga o cualquier cosa– es que nunca hay suficiente”, explicó.

Igualmente, añadió que su problema también causó mucho dolor en las personas con las que se acostaba, pues nunca pudo mantener una relación por amor. De hecho, recordó que durante ese tiempo no pudo cumplir su promesa de fidelidad con ninguna de sus novias.

“Fui a reuniones todo ese tiempo. Incluso traté de apadrinar a otras personas. Entonces, en mi cabeza era como ‘Oh, estoy sobrio. Estoy viviendo una vida espiritual’. Estoy actuando ahora de todas estas otras formas”, agregó.

Por último, James Franco afirmó que decidió afrontar esta situación desde 2016, cuando se dio cuenta del daño emocional, físico y mental que le estaba causando el exceso de relaciones sexuales indiscriminadas en su vida. Y aunque no ha sido fácil, dijo que poco a poco va ganando la lucha contra esta adicción.