Tendencias
Dos áreas protegidas del Pacífico vuelven a abrir sus puertas al turismo. Fotos: PNN. - Foto: Gorgona y Malpelo - PNN

turismo

Gorgona y Malpelo vuelven a recibir a los amantes de la naturaleza

Los turistas podrán regresar a estos escenarios ambientales cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad. A la fecha, tres áreas protegidas de Colombia tienen permitido el ingreso de visitantes.

Parques Nacionales Naturales (PNN) continúa con la apertura progresiva de las áreas protegidas con vocación ecoturística de Colombia, actividad que inició hace una semana en los Corales del Rosario y San Bernardo del Caribe.

Le puede interesar: EN VIDEO: Así es el desove de colonias de corales en Parque Natural del Rosario

Ahora el turno es para el Parque Nacional Natural Gorgona y el Santuario de Fauna y Flora Malpelo, joyas ecosistémicas del Pacífico donde los turistas podrán regresar y disfrutar de sus valores naturales y culturales y sumergirse en su vasta biodiversidad.

Regresa el buceo al Santurario de Flora y Fauna de Malpelo. Foto: PNN.

“Las personas que deseen visitar estas áreas protegidas deben consultar los diferentes protocolos de bioseguridad en nuestra página web www.parquesnacionales.gov.co, que incluyen  el uso de tapabocas, lavado de manos, mantener el distanciamiento social de dos metros y seguir todas las instrucciones que den los guardaparques”, dijo la entidad.

Según la Resolución 1558 de 2019, en las áreas protegidas con vocación ecoturística está prohibido el ingreso de plásticos de un solo uso, como bolsas, botellas, pitillos, envases, platos y cubiertos, con el fin de disminuir el impacto negativo en ecosistemas marinos y terrestres.

Le puede interesar: Duque anuncia apertura gradual de ocho parques naturales

“Continuaremos informando a través de todos nuestros canales de comunicación sobre la reapertura progresiva de las áreas protegidas de carácter nacional de Colombia”, mencionó Parques Nacionales Naturales.

Tres áreas protegidas ya abrieron sus puertas al turismo. Foto: Paola Sánchez (PNN).

Retorno a Malpelo

La isla de Malpelo está ubicada en el océano Pacifico a aproximadamente 500 kilómetros del puerto de Buenaventura en el Valle del Cauca. Es un ecosistema marino y terrestre que fue declarado como Santuario de Fauna y Flora en 1995.

“Cuenta con una vegetación de pequeño porte en los costados de la isla. Los parches más abundantes de helechos y líquenes se encuentran en los islotes como la Torta, Vagamares, Tres Reyes y Tres Mosqueteros, los cuales son más visibles en las temporadas de lluvias”, informó la entidad ambiental.

Los visitantes de Malpelo podrán realizar buceo en varios sitios de la isla. Foto: PNN.

La biodiversidad presente en esta área protegida incluye 40 especies de artrópodos, como arañas, hormigas, grillos, escarabajos, cochinillas y lombrices, una de ellas única en el planeta.

“La fauna terrestre también está constituida por tres especies de reptiles, donde se destaca un lagarto endémico de color verdoso (Anolis agassizi). En la isla existe una gran densidad de aves marinas como el piquero enmascarado, cuya población en Malpelo es la más grande en el mundo. Se han reportado cerca de 59 especies de aves migratorias en la zona”.

Le puede interesar: Registran dos nuevas especies de peces en ríos de Chocó

Malpelo actúa como un sitio de agregación de especies de peces pelágicos, mamíferos y tortugas marinas. “Algunas migratorias, como los atunes, vienen a alimentarse alrededor de la isla durante su pasaje. Las bolas de peces que se forman alrededor de la isla demuestran la actividad intensa de depredación por una gran cantidad de especies”, dice PNN.

Malpelo es un epicentro de especies endémicas en Colombia. Foto: Paola Sánchez (PNN).

Varias especies de tiburones, como el martillo y Galápagos, se agrupan durante el día alrededor de la isla para alimentarse y desparasitarse. “Concentraciones de más de 1.000 tiburones sedosos se pueden observar ocasionalmente. El tiburón ballena, la manta diablo y el delfín nariz de botella, también transitan por el área”.

Según PNN, en la reapertura de Malpelo todos los sitios de buceo autorizados estarán disponibles para las visitas. “El horario es en jornada diurna y dependerá de las condiciones especiales de cada lugar”.  

Toda la información para el ingreso y reserva de las visitas está en el siguiente link de la entidad: https://www.parquesnacionales.gov.co/portal/es/parques-nacionales-reabiertos-para-el-ecoturismo-en-colombia/sff-malpelo/.

El buceo de paredes y terrazas regresa a Malpelo. Foto: PNN.

Gorgona, biodiversidad con historia

61.687 hectáreas conforman el Parque Nacional Natural Gorgona, declarado como área protegida nacional en 1984. Es un pequeño paraíso de diversidad que salta a la vista desde alta mar, cuando la frondosa y exuberante selva desciende desde las pequeñas cumbres nubladas, hasta el azul intenso de las aguas misteriosas del océano Pacífico. 

Le puede interesar: Aislan a cinco loros de un zoológico por insultar a los visitantes

Está conformado por dos islas, Gorgona y Gorgonilla, que recibieron el nombre de Francisco Pizarro en 1527. “Como sus hombres fueron mordidos por muchas serpientes, Pizarro las comparó con los monstruos femeninos de la mitología griega, una de ellas llamada Gorgona. También hay indicios de un asentamiento precolombino del siglo XIII antes de cristo”, expresó PNN.

La isla de Gorgona es un hervidero de biodiversidad e historia. Foto: Diego Grajales (PNN).

Gorgona fue una prisión de máxima seguridad durante 25 años, hasta que en 1984 varios científicos, ambientalistas y defensores de derechos humanos lideraron una campaña para que se cerrara. 

Así se creó el Parque, quedando incluida una importante porción de área marina circundante. Ha sido denominada la Isla Ciencia por la cantidad de información que ha dado a los investigadores para entender los ecosistemas y para el manejo efectivo del área protegida”.

Varias especies únicas en el mundo habitan en esta área protegida del Pacífico. Foto: Diego Grajales (PNN).

Esta área protegida alberga dos de los ecosistemas más biodiversos del trópico: marino, con los arrecifes coralinos más desarrollados del Pacífico oriental tropical, y la selva húmeda tropical. Según PNN, también tiene una alta variedad de hábitats marinos y terrestres que permiten una gran diversidad biológica en un área insular marina relativamente pequeña. 

Es un epicentro de especies endémicas como gusanos marinos (Nothria gorgonensis y Maldame gorgonensis), caracol terrestre (Dymaaeus gorgonensis), cangrejo de agua dulce (Hypobolocera gorgonensis), escorpión (Ananteris gorgonae), lagarto azul (Anolis gorgonae), pájaro hormiguero (Thamnophilus punctatus gorgonae) y melero azul (Cyanerpes cyaeneus gigas). 

Varias especies de primates habitan en la isla de Gorgona. Foto: Diego Grajales (PNN).

También sobresalen los arrecifes coralinos que están conformados por 18 especies pertenecientes a seis familias. En este ecosistema se ha registrado una diversidad de 78 especies de caracoles, dos de pulpos, 16 de bivalvos, cinco de estrellas de mar, 50 de cangrejos, 33 de gusanos poliquetos y 85 de peces”.

El regreso del turismo a Gorgona no podrá superar el 50 por ciento de la capacidad de carga, es decir el ingreso de sólo la mitad de las personas que antes lo visitaban. “Toda persona que desee visitar y pernoctar en el área protegida debe realizar una previa reserva con la concesión Gorgona (www.vivegorgona.com)”, informó la entidad.

Las personas que deseen ir por pasadía a Gorgona deben solicitar mínimo con ocho días de antelación su cupo con los guardaparques del área, enviando la información al correo gorgona@parquesnacionales.gov.co o a ecoturismo.dtpa@parquesnacionales.gov.co.