El cóndor es el ave emblemática de Colombia y varios países de América Latina. Foto: Fernando Castro - Colombia hoy. - Foto: Cóndor - Fernando Castro

actualidad

Muerte de 35 cóndores genera rechazo de autoridades y defensores de fauna

El Ministerio de Medioambiente de Bolivia desplazó una comisión mixta de peritos para realizar las investigaciones correspondientes. En Colombia también se han registrado varios casos en Santander, Boyacá y Magdalena. En el país realizará el primer censo de esta ave.

Autoridades medioambientales de Bolivia anunciaron la realización de una investigación sobre el sacrificio de 35 cóndores en una comunidad rural del departamento de Tarija (sur), presuntamente envenenados, en uno de los casos más graves de mortandad de aves en peligro de extinción. 

"Es un agravio irremediable para nuestra naturaleza y nuestras especies. El ministro de Medioambiente instruyó el desplazamiento de una comisión mixta de peritos para realizar las investigaciones correspondientes", señaló el Ministerio de Medioambiente y Agua a través de un boletín de prensa. 

Le sugerimos: ESPECIAL: Así salvan al cóndor andino de la extinción

El viceministro de Medioambiente, Magín Herrera, confirmó el hallazgo de 35 cóndores muertos en la comunidad rural de Laderas Norte, perteneciente al departamento de Tarija, al sur de Bolivia. 

El caso se denunció inicialmente a través de las redes sociales.


Los cóndores fueron hallados muertos en la comunidad rural de Laderas Norte, perteneciente al departamento de Tarija, al sur de Bolivia. Foto: Ecolecuá.

"Esta pérdida es gravísima, porque estamos hablando de animales que podrían representar el 0,5% de la población mundial de cóndores" declaró Diego Méndez, biólogo vinculado a un Programa de Investigación de Aves Rapaces, al portal del diario Página Siete.

Se presume que las aves fueron envenenadas, luego que en las cercanías también fueran hallados un chivo y tres perros muertos. El hecho habría ocurrido varios días atrás, pues en la zona se percibe un olor fétido que atrajo gran cantidad de  moscas e insectos.

"Hay probabilidad de envenenamiento dirigido a ellos u otros animales, pero como los cóndores son carroñeros, entonces igual caen", agregó Méndez. 

Le recomendamos: EN VIDEO: Gran avistamiento de cóndores de Los Andes en páramo de Almorzadero

Se trata del mayor caso de biocidio conocido en Bolivia y consumado contra una especie en peligro de extinción.

"Condenamos el hecho, queremos que se investigue. Es un acto que nos lastima. En este departamento, los cóndores viven y conviven con las comunidades (campesinas) sin ningún tipo de problemas", declaró a la prensa Adrián Oliva, gobernador de Tarija.

"Ha sido una masacre, una pérdida de décadas para la especie en Bolivia", mencionó Francisco Ciri, representante legal de la Fundación Neotropical, entidad que en Colombia se dedicada en la conservación de especies amenazadas. Agregó que se espera que los responsables sean visibilizados y judicializados, así como conocer las causas. 


En Colombia no existe un registro que permita establecer con certeza cuántos cóndores sobreviven en el territorio nacional. Foto: Alberto P. / Parques Nacionales Naturales. 

"Estos eventos enlutan y disminuyen la sobrevivencia de una especie en Peligro Crítico: uno o treinta. Ojalá la justicia investigue los hechos", mencionó Ciri al medio Ecolecuá. 

El representante de la Fundación Neotropical, sostuvo que en Colombia también se han registrado varios casos de envenenamiento de cóndores. Indicó que esa organización ha documentado sucesos de esta índole en el páramo de Almorzadero, en Santander, en 2006, 2010 y 2014, así como en Socha (2010) y Güicán (2014), en Boyacá.

Le puede interesar: Regocijo por nuevo huevo de cóndores en cautiverio del Aviario de Cartagena

"Puede haber más casos, pero como se presentan en lugares distantes, es una suerte que aparezcan evidencias. Quienes lo hacen público son ambientalistas o personas de la ciudad que van a excursiones con fines exploratorios o científicos", explicó. 
El último incidente de envenenamiento de cóndores registrado en el país se produjo a finales de enero de 2018 en la Sierra Nevada de Santa Marta. Parques Nacionales Naturales confirmó la intoxicación el 4 de julio de ese año. 

Harán censo poblacional 

El Libro Rojo de las Aves de Colombia lo incluyó en el listado de especies en peligro crítico de extinción, documento que estima que no hay más de 150 cóndores libres en el país, en sitios como la Sierra Nevada de Santa Marta, la Serranía del Perijá, el páramo de Cáchira, el macizo de Santurbán, el páramo del Almorzadero y la Sierra Nevada del Cocuy.

Sin embargo, esta cifra es una hipótesis, ya que en el país no hay datos claros sobre el estado de sus poblaciones. Ante este panorama, la Fundación Neotropical, Parques Nacionales Naturales (PNN), WWF, WCS y la Fundación Hidrobiologic George Dahl, realizarán el primer censo nacional del cóndor de los Andes en Colombia, un estudio que arrojará la cantidad y estado de estas aves y permitirá orientar estrategias que faciliten su conservación a largo plazo.


El cóndor forma parte uno de los símbolos más importantes de Colombia: el escuado. Representa la libertad. Foto: Parques Nacionales Naturales. 

Los colombianos serán protagonistas en este censo, el cual se llevará a cabo de manera simultánea entre el 13 y el 15 de febrero de 2021, tres días en los que los expertos y ciudadanos registrarán en varias plataformas los avistamientos de la especie que padece por los cebos envenenados puestos por los campesinos que habitan en las zonas paramunas del país.

Lea también: ¿Cuántos cóndores de los Andes sobreviven en Colombia?

Y es que el cóndor andino está cada vez más cercano a desaparecer del territorio nacional debido a verdugos poderosos impulsados por la mano del hombre, como la deforestación, expansión de la frontera agrícola hacia los bosques andinos y páramos, cacería, envenenamientos y mitos falsos que lo asocian con la brujería.

En el escudo de Colombia, el cóndor de los Andes (Vultur gryphu), un ave con un plumaje negro como el ébano, el cuello rodeado por un peluche blanco y una mirada penetrante, representa la libertad. Aparece en la parte superior con sus alas extendidas, mirando hacia la derecha y con una corona de laureles en el pico. 

*Con información de AFP y Ecolecuá.