Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Brazilian President Jair Bolsonaro coughs through his mask during a ceremony to sign a law that expands the federal government's ability to acquire COVID-19 vaccines, at Planalto presidential palace in Brasilia, Brazil, Wednesday, March 10, 2021. (AP Photo/Eraldo Peres)
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. - Foto: AP

brasil

Bolsonaro se arrepiente públicamente de sus declaraciones durante la pandemia

El mandatario fue duramente criticado por su gestión en medio de la pandemia de la covid-19.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo que lamentaba algunas de sus duras declaraciones sobre la pandemia de covid-19, en un raro pedido de disculpas en plena campaña, a tres semanas de la elección presidencial.

Durante una entrevista de más de cuatro horas para podcasts evangélicos el lunes por la noche, el jefe de Estado admitió haber “perdido la cabeza” cuando lanzó “no soy sepulturero”, al ser cuestionado en 2020 por el número de muertes por covid.

“Soy un ser humano, lamento lo que dije, no lo diría de nuevo”, insistió el presidente ultraderechista, en respuesta a una pregunta de Felipe Vilela, un rapero evangélico que dijo estar “triste” por aquellos dichos del mandatario, al día siguiente de la muerte de su suegro.

El presidente Bolsonaro también dijo que se arrepiente de haber mandado a comprar a los que pedían vacunas contra el covid-19 a “la casa de su madre”, en 2021. Brasil fue el segundo país más golpeado del mundo por la pandemia en cifras nominales, con más de 680.000 muertos.

“Soy el jefe de Estado. Lo sé. Lo lamento. No lo diría de nuevo (...). Puedes ver que desde hace un año mi comportamiento cambió. Estoy aprendiendo en esta posición”, dijo. Sin embargo, Bolsonaro no se retractó de sus comentarios sobre las vacunas que “pueden transformar (a las personas) en caimán”, argumentando que era “una forma de decir”.

Por otro lado, admitió haberse “equivocado” al decir en 2017, antes de asumir la residencia, que había engendrado una niña después de cuatro varones “en un momento de debilidad”.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. (AP Photo / Eraldo Peres)
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil fue duramente criticado por su gestión durante la pandemia de la Covid-19. - Foto: AP

¿Con posibilidad de reelección?

El presidente brasileño Jair Bolsonaro acortó a 11 puntos porcentuales la distancia en la intención de voto respecto al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva quien lidera los sondeos a 23 días de las elecciones, según una encuesta difundida este viernes. El izquierdista mantuvo 45 % del apoyo para los comicios del 2 de octubre, mientras que Bolsonaro avanzó desde 32 a 34 %, de acuerdo con un nuevo sondeo del Instituto Datafolha.

Pese a tratarse de un escenario de “estabilidad”, por ser un movimiento dentro del margen de error de la encuesta (+/- dos puntos porcentuales), las cifras reflejan la diferencia más estrecha desde mayo de 2021 entre los dos candidatos, según Datafolha.

Por otra parte, incrementan las posibilidades de una definición en segunda vuelta, prevista para el 30 de octubre. En la encuesta anterior, publicada el 2 de septiembre, la brecha en la intención de voto entre los dos oponentes era de 13 puntos porcentuales: Lula tenía 45 % y Bolsonaro, 32 %.

Lula vs. Bolsonaro
Las elecciones de Brasil del próximo 2 de octubre enfrentarán al expresidente Lula da Silva contra Jair Bolsonaro. - Foto: Semana

El apoyo del mandatario ultraderechista creció en los últimos meses, recortando la distancia con Lula, quien en mayo pasado lo superaba por 21 puntos porcentuales. Tomando en cuenta los votos válidos (sin blancos ni nulos), Lula obtendría 48 % y Bolsonaro, 36 %, también en ascenso desde la encuesta anterior. En una eventual segunda vuelta, Lula obtendría 53%, contra 39% del actual presidente, según Datafolha.

Brasil vive la campaña más polarizada en décadas, en la que los líderes de extremos opuestos del espectro político están lejos del resto. El centroizquierdista Ciro Gomes marcha tercero, con una intención de voto de 7 %, seguido de la centrista Simone Tebet, con 5 %.

El gobierno de Bolsonaro aumentó desde agosto las ayudas sociales de 400 a 600 reales (unos 110 dólares) mensuales del programa Auxilio Brasil, antiguo Bolsa Familia creado por Lula, a 20,2 millones de familias vulnerables. Además, anotó dos meses consecutivos con caída de precios minoristas: -0,68 % en julio y -0,36 % en agosto.

*Con información de AFP.