Home

Mundo

Artículo

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Getty Images.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, buscará su reelección en el mes de octubre. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

mundo

Congresistas de Estados Unidos piden presionar a Bolsonaro para que respete las elecciones en Brasil

El presidente ha cuestionado a las autoridades electorales a semanas de que los ciudadanos vayan a las urnas.

Treinta y nueve congresistas demócratas estadounidenses enviaron este viernes una carta al presidente Joe Biden, para pedirle que “deje claro” a su homólogo brasileño Jair Bolsonaro que Brasil quedará aislado “si hay intentos de subvertir el proceso electoral” en octubre, según la misiva.

“Le instamos a que tome medidas adicionales para dejarle inequívocamente claro a Bolsonaro, su gobierno y las fuerzas de seguridad que Brasil se encontrará aislado de Estados Unidos y de la comunidad internacional de democracias si hay intentos de subvertir el proceso electoral del país”, se lee en la carta.

Bolsonaro, a quien las encuestas dan perdedor frente al exmandatario izquierdista Luis Inácio Lula da Silva en las presidenciales del 2 de octubre, ha cuestionado el sistema de votación de Brasil y dijo temer un fraude electoral.

Los 31 miembros de la Cámara de Representantes y ocho senadores piden asimismo a Biden que se asegure de “que el gobierno brasileño entienda que tales esfuerzos (de Bolsonaro) tendrán graves consecuencias, incluida una revisión del estatus de Brasil como socio global de la OTAN y aliado importante extra OTAN”.

Y que además perdería, añaden, el “apoyo de Estados Unidos para la adhesión de Brasil a la OCDE”, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, y “la futura cooperación bilateral en defensa y seguridad”.

En la carta los congresistas mencionan el asalto al Capitolio de enero de 2021 por simpatizantes del entonces presidente Donald Trump para intentar evitar que el Congreso confirmara la derrota electoral del magnate republicano frente al demócrata Joe Biden.

“Habiendo experimentado personalmente los horrores de la insurrección del 6 de enero, sabemos muy bien las consecuencias que puede haber cuando los demagogos promueven la desinformación sobre la legitimidad e integridad de los procesos electorales, atacan públicamente a las autoridades electorales independientes e incitan a sus simpatizantes a respaldar sus afirmaciones sin fundamento”, afirman.

El presidente brasileño, de extrema derecha, siempre fue un aliado de Trump, con el que nunca ocultó su admiración y siempre tuvo palabras en su defensa, en un momento en que el expresidente de Estados Unidos era criticado por la mayoría de gobiernos de Latinoamérica.

Los congresistas estiman que “la retórica imprudente y peligrosa del presidente Bolsonaro sobre el fraude electoral genera serios temores de que pueda impedir un traspaso pacífico del poder si pierde” en los comicios más polarizados en décadas.

Esta semana varios congresistas estadounidenses ya presentaron una resolución que insta al gobierno brasileño a garantizar que las elecciones “se lleven a cabo de una manera libre, justa, creíble, transparente y pacífica”.

Estados Unidos debe “reconocer inmediatamente” el resultado electoral si los observadores y organizaciones internacionales determinan que los comicios fueron libres y justos y “revisar y reconsiderar la relación” con cualquier gobierno que llegue al poder “a través de medios antidemocráticos, incluido un golpe militar”, señala este texto.

Bolsonaro tacha de “mentirosas” las encuestas que lo ponen detrás de Lula

Bolsonaro tildó este miércoles de “mentirosas” las encuestas que lo colocan detrás del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, de cara a las elecciones del 2 de octubre.

“Aquí no está la mentirosa DataFolha. Aquí está nuestro DataPueblo”, dijo ante miles de seguidores congregados para el bicentenario de la Independencia, en referencia a la consultora de opinión pública que atribuye a Lula una cómoda ventaja (45 % de intención de voto, frente al 32 % de Bolsonaro).

Aunque había consignas golpistas entre el público, Bolsonaro habló en tono electoral y más moderado que el año pasado, cuando dijo que “solo Dios” podía sacarlo del poder

“La voluntad del pueblo se hará presente el 2 de octubre. Vamos a votar, vamos a convencer a aquellos que piensan diferente sobre qué es lo mejor para Brasil”, dijo Bolsonaro, a quien la oposición acusó de “usurpar” la fiesta nacional con fines electoralistas.

*Con información de AFP.