mundo

Dos hombres fueron arrestados por el asesinato de un domiciliario en California

Fung, de 52 años, fue asesinado a tiros cerca del vecindario Little Saigon de Oakland cuando estaba a punto de entregar un pedido de Uber Eats.


Las autoridades de California anunciaron que arrestaron a dos sospechosos por su presunta participación en el tiroteo fatal de un conductor de entrega de alimentos en Oakland, California.

El Departamento de Policía de Oakland arrestó el pasado martes a una persona, “Willis”, de 19 años, y a un adolescente no identificado, en relación con el asesinato de Patrick Kon Woo Fung del 17 de julio.

Fung, de 52 años, fue asesinado a tiros cerca del vecindario Little Saigon de Oakland cuando estaba a punto de entregar un pedido de Uber Eats.

En las imágenes de vigilancia publicadas por la policía se ve a dos hombres caminando hacia el automóvil de Fung. La policía dijo que le ordenaron a Fung que saliera de su auto y, cuando se negó, uno de los sospechosos sacó un arma y le disparó a Fung. La víctima fue declarada muerta en la escena.

Willis fue acusado de asesinato y delito grave de intento de robo de auto. También fue acusado de un aumento de sentencia por tener un arma de fuego.

El menor sospechoso no fue identificado y fue acusado en un tribunal de menores. La policía está buscando a un tercer sospechoso que conducía el auto en el que se dieron a la fuga, así como a un posible pasajero adicional, según Local10News.

“El acto descarado de estos individuos causó un efecto dominó en la familia de Fung y la comunidad circundante”, dijo la junta de la ciudad de Oakland en un comunicado de prensa.

El Sr. Fung fue atacado violentamente y sin sentido mientras hacía su trabajo. Su muerte ha sacudido a la comunidad de Little Saigon. Nuestros corazones y condolencias están con su familia, amigos y comunidad”, dijo la fiscal de distrito del condado de Alameda, Nancy O’Malley, en un comunicado.

Tres hispanos fueron arrestados por robo, agresión y humillación en Florida

Los agentes de la policía arrestaron a tres personas este viernes por su participación en el secuestro, robo, paliza y humillación de una víctima masculina, mientras grababan un video de todo el incidente.

La víctima informó que fue secuestrado por tres hombres hispanos y una mujer hispana cerca de Immokalee mientras caminaba hacia su casa. Contó que lo llevaron de un lado a otro durante 20 a 30 minutos antes de sacarlo del auto y llevarlo a una casa. Lo amenazaron con una pistola, lo cortaron con un cuchillo y le robaron alrededor de 3.000 dólares.

Además, la víctima dijo que los sujetos le quitaron la ropa, le pusieron un vestido y lo obligaron a bailar mientras lo grababan en video.

La víctima, cuyo nombre aún no ha sido revelado, dijo que cuando todo esto pasó, los sospechosos lo volvieron a poner en el auto y lo arrojaron en algún lugar cerca del condado de Glades. Se bajaron e intentaron agredirlo nuevamente, pero la víctima pudo escapar y los sospechosos huyeron de la escena cuando vieron un automóvil que se acercaba.

El hombre pudo llamar de inmediato al 911 para pedir ayuda. Luego, fue llevado al Hospital Regional del Condado de Hendry con una hinchazón facial severa, pero terminó necesitando ser trasladado en avión al Hospital St. Mary’s en West Palm Beach para una evaluación médica adicional, según Fox4 News.

Días después, la víctima escogió a tres sospechosos de una lista de fotografías que estuvieron involucrados en estos incidentes: Betsy DeJesus, Noah Navarro y Blanca Mejía Medina. Las tres personas fueron arrestadas.

Uno de los sospechosos, Betsy DeJesus, tenía una historia romántica con la víctima. Según el informe del incidente, ella y la víctima salieron durante unos cuatro meses y vivieron juntos.

DeJesus dijo que hace tres semanas la víctima salió de su casa y que no lo había visto desde entonces; además, afirmó que supuestamente le había robado dinero.