mundo

Joven LGTBQ fue agredido por segunda vez en una escuela del sur de Florida, EE. UU.

Chad recibió una invitación para salir con un grupo de jóvenes que se creía que eran amigos.


Un joven transgénero que llegó el año pasado a los titulares nacionales tras ser agredido en una escuela secundaria del sur de Florida fue de nuevo víctima de una agresión.

Chad Sanford, de 14 años, quien recibió mucho amor y apoyo en el 2021 después de que la historia se hiciera viral. Ahora fue atacado de nuevo y con más intención.

Esta vez, Chad recibió una invitación para salir con un grupo de jóvenes que se creía que eran amigos. “Vinieron por detrás y se abalanzaron sobre mí diciéndome: ‘No te acerques a mí con ese (improperio) gay’”, explicó Chad,

Hace poco más de un año, Chad recibió una paliza mientras sus compañeros de clase le gritaban insultos homófobos. Este hecho ocurrió en la escuela media Deerfield Beach Middle School, donde Chad solía asistir a clase.

Días después de ese ataque, el año pasado, Chad le dijo a Local 10 News que estuvo a punto de suicidarse: “Es triste porque quería suicidarme”.

La abuela de Chad, que pidió que se protegiera su identidad, dijo que el año pasado no fue nada fácil.

“Deja que Chad sea Chad. Los chicos le escupían en el autobús y le trataban de cualquier manera por ser transgénero y por su vida, de lo que quiere ser. Estoy frustrada”, dijo la abuela.

Esta vez, la abuela de Chad le envió a Local 10 News un nuevo vídeo del último ataque, que puede verse en la parte superior de este artículo.

“Pudieron darle un mal golpe o algo grave pudo ocurrirle a Chad, ¿qué se supone que debo hacer?”, se cuestiona su abuela.

Hasta el momento, la abuela de Chad llamó a la Oficina del Sheriff de Broward para hacerle seguimiento al caso y encontrar una pronta solución y castigo a los implicados.

La historia de Chad

Chad Sanford estuvo varios días en el hospital, pero duró bastante tiempo lidiando con dolores de cabeza después de ser atacado en Deerfield Beach Middle School el 21 de mayo, según su tía Raquel Showers.

Showers en ese momento publicó un video del ataque en su página de Facebook diciendo que Chad fue atacado porque es gay.

Dijo que un grupo de estudiantes de octavo grado siguió a Chad hasta el pasillo de sexto grado. Uno de ellos tomó a Chad por las piernas y lo arrojó de cara al suelo.

El video muestra a una multitud de adolescentes gritando mientras los chicos escupían y pateaban a Chad. Además, se ve como una de las patadas aterrizó en la cara de Chad. “Para cuando llegó a la sala de emergencias, Chad tenía un nudo en la cabeza por toda la violencia”, agregó la tía.

Showers también le dijo a FOX Television Stations que uno de los atacantes de su sobrino le advirtió a Chad el día anterior que no se presentara a la escuela ese día, amenazando con “golpear su trasero gay”.

Por otro lado, la familiar preocupada contó que Chad le dijo al director y a un maestro sobre la amenaza, pero que no hicieron nada para detenerla. Además, acusó al guardia de seguridad de la escuela de darle la espalda, “como si no viera lo que estaba pasando”.

Las Escuelas Públicas del Condado de Broward emitieron la siguiente declaración sobre el incidente:

“La seguridad de los estudiantes es nuestra máxima prioridad. El liderazgo de la escuela está tomando este incidente en serio y está trabajando con las fuerzas del orden público en su investigación. Cualquier estudiante involucrado también enfrentará las consecuencias disciplinarias escolares apropiadas de acuerdo con el Código de Conducta del Estudiante. No podemos proporcionar detalles adicionales y remitirnos a la Oficina del Sheriff de Broward“.

Showers dijo que se han presentado cargos, pero hasta el día de hoy no ha sucedido nada. Incluso, comentó que luego del ataque de su sobrino, uno de los chicos volvió a atacar dos días después a otro joven gay después de la escuela y hasta le robó sus Airpods.