mundo

Niña ucraniana que conmovió cantando ‘Libre soy’, alzó la voz con el himno de su país

La pequeña forma parte de los dos millones de ucranianos que han cruzado la frontera polaca.


Amelia Anisovych, la niña ucraniana que desde un refugio subterráneo conmovió al mundo con su tierna interpretación de la canción Libre soy, de la película Frozen, de Disney, ha vuelto a sorprender al mundo tras cantar el himno de su país en el concierto benéfico ‘Juntos por Ucrania’ que se realizó en Polonia.

La pequeña de siete años, que se ha vuelto un símbolo de resiliencia, subió vestida con un traje blanco al escenario del Atlas Arena, en donde miles de personas alabaron su canto.

Mientras decía “Ucrania aún no ha muerto”, el teatro se iluminó con las luces del ‘flash’ del celular de quienes apoyaron el evento, lo que provocó una escena muy emotiva que fue replicada varias veces a través de las redes sociales.

Desde el pasado 9 de marzo, Amelia se encuentra refugiada en Polonia junto con sus abuelos y su hermano Misha, de 15 años. Así mismo, a pesar de la ofensiva rusa, sus padres, aún continúan en Kiev, pues forman parte de las milicias civiles que defienden la ciudad.

El video de Libre soy que volvió tendencia a la pequeña Anisovych, fue grabado en un búnker antiaéreo en la ciudad de Kiev. En este, se aprecia el momento en el que la pequeña canta con dulzura, en medio de una tragedia que ha cobrado la vida de más de 300 personas en Ucrania, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas.

La interpretación de la pequeña Amelia se ha convertido en uno de los videos más compartidos en redes sociales en las últimas semanas, como muestra de apoyo a los refugiados y a las víctimas civiles en el conflicto en Ucrania, reseñó la agencia de noticias Europa Press, que destaca la brutal comparación entre la dulzura de la canción infantil con la frialdad y desolación del lugar donde la niña canta.

El video fue grabado por la ucraniana Marta Smekhova, quien asegura que contaba con el permiso de los padres de la menor, e inicialmente fue subido a su cuenta personal de Facebook.

“Desde la primera palabra, en el refugio antiaéreo hubo un completo silencio. Todos dejaron de lado lo que estaban haciendo y escucharon la canción de esta chica, que simplemente irradiaba luz. Incluso, los hombres no pudieron contener las lágrimas”, relató Smekhova en su página de Facebook.

Cabe resaltar que la Fiscalía de Menores de Ucrania denunció que al menos 115 niños han muerto (tres más que el sábado) y más de 140 han resultado heridos en ataques perpetrados por Rusia desde el comienzo de su invasión del país, el pasado 24 de febrero, hasta este domingo.

La mayor parte de las víctimas infantiles, contando fallecidos y heridos, se ha registrado en la región de la capital, Kiev (58), seguida de Járkov (36), Chernihiv (30), Donetsk (29), Mikolaiv (20), Yitomir (15), Sumy (14) y Jersón (14), de acuerdo con su balance publicado en su canal de Telegram.

Así mismo, la Fiscalía denunció que 489 instituciones educativas han registrado daños materiales desde el principio de la invasión, medio centenar más que el día anterior, 69 de las cuales han quedado completamente destruidas, sin cambios respecto al balance del sábado.

La mayoría de las escuelas han sido alcanzadas en la región de Donetsk, en el frente este del país, donde 138 han recibido el impacto de los ataques rusos. Aproximadamente unas 41 escuelas de la región de la capital también han resultado afectadas.

Las víctimas infantiles de la guerra fueron objeto de un homenaje el viernes en la ciudad de Leópolis, en el oeste del país y bajo control del Gobierno ucraniano. Allí, en una de sus plazas, activistas y padres colocaron más de un centenar de cochecitos de bebé vacíos en conmemoración de los menores fallecidos.

*Con información de Europa Press.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.