Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2019 8:15:00 AM

Odebrecht se declara en bancarrota

Después de cinco años de lidiar con líos legales y demandas de varios países, la constructora brasileña acumuló una deuda de 13.000 millones de dólares. Odebrecht pretende que la justicia brasileña los auxilie con sus problemas financieros.

Odebrecht se declara en bancarrota La constructora Odebrecht estuvo involucrada en sobornos multimillonarios en casi todos los países de América Latina. Foto: AP Foto: AP

Por már irónico que parezca, Odebrecht, la compañía constructora brasileña envuelta en el escándalo de corrupción más sonado en América Latina en los últimos años, se declaró este lunes en bancarrota. Para muchos es de no creer, pues es la misma compañía que sobornó con cifras multimillonarias a países como Colombia, Argentina, Ecuador, Perú y el propio Brasil

Legalmente, lo que los representantes de la constructora hicieron fue presentar una solicitud de protección contra bancarrota que le permita reestructurar una deuda de 13.000 millones de dólares, cifra perdida tras cinco años en el centro de una de las investigaciones sobre corrupción más grandes a nivel mundial.

Le puede interesar: Cómo la expansión de la tecnología 5G está provocando una batalla geopolítica

A través de un comunicado, Odebrecht indicó que ella y sus subsidiarias continuarán con sus operaciones regulares durante la reestructuración de deuda, que es una de las más grandes que se hayan presentado en la historia de Brasil.

La compañía lamentó su decadencia, que la llevó de tener 180.000 empleados hace cinco años a tan sólo 48.000 trabajadores en la actualidad. Describió su caída como “consecuencia de una crisis económica... el impacto a una reputación debido a los errores cometidos, y a la dificultad de las empresas para obtener crédito y nuevos contratos después de colaborar con la justicia”.

La solicitud de protecciones contra la bancarrota no incluye a varias subsidiarias de Odebrecht, como las productoras de petroquímicos Braskem S.A., Odebrecht Engineering and Construction, la compañía petrolera Ocyan, Odebrecht Transport S.A., la fabricante de embarcaciones Enseanada S.A., Odebrecht Insurance Brokers, el fondo de pensiones Odebrecht, la fundación sin fines de lucro Odebrecht Foundation, y la productora de azúcar y etanol Atvos Agroindustrial S.A., que ya cuentan con protecciones por separado.

Odebrecht ha sido el eje de la Operación Lava Jato, la mayor investigación sobre corrupción en la historia del gigante sudamericano, y que ha revelado una sistemática red de sobornos entre políticos y compañías constructoras en Brasil.

Odebrecht y otras constructoras formaron lo que prácticamente puede considerarse un cartel para repartirse licitaciones gubernamentales, canalizando cierto porcentaje directamente al bolsillo de los políticos. La compañía recurría a los sobornos para garantizarse lucrativos contratos con el gobierno de Brasil y de otros países de Latinoamérica.

“Una vez que salió a la luz la corrupción de Odebrecht, los tentáculos eran tan extensos que fue inevitable que la compañía pudiera mantenerse”, dijo Mónica De Bolle, del Instituto Peterson de Economía Internacional.

En diciembre de 2016, Odebrecht y una de sus subsidiarias petroquímicas se declararon culpables y alcanzaron un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos, Brasil y Suiza con una multa de 3.500 millones de dólares. Marcelo Odebrecht, exdirector general y miembro de la familia fundadora de la compañía, fue sentenciado en 2015 a 19 años en prisión. En 2017 se le redujo la condena y se le concedió el arresto domiciliario.

De Bolle señaló que Odebrecht ha ido en una caída constante desde el inicio de Lava Jato y ha sido un factor que contribuyó a la recesión que atravesó Brasil entre 2015 y 2016, así como a su lenta recuperación.

Le recomendamos: Hong Kong: el precio de la democracia es la vida

“Buena parte de la recesión tiene que ver con la paralización del sector de construcción y mucho de eso fue debido a Odebrecht. Tal vez ya vimos el peor efecto, pero solicitar protecciones contra bancarrota es un indicio de que no tendremos el tipo de recuperación que esperan algunos”, destacó De Bolle.

Con información de AP

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1942

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.