infraestructura

El coronavirus impacta el cronograma del metro de Bogotá

Por cuenta de la pandemia, se retrasa tres meses lo previsto para este año con el proyecto de infraestructura más importante del país.


El sueño de tener metro en Bogotá tendrá que esperar un poco más. Por cuenta de la crisis del coronavirus, los tiempos tendrán que extenderse. Este lunes la Empresa Metro de Bogotá (EMB) publicó un comunicado de prensa en el que afirmó que se amplía el plazo hasta el 27 de mayo para presentar las propuestas en la licitación de la interventoría, pues los seis consorcios internacionales preseleccionados pidieron que se extendiera la fecha. 

Según dijo la EMB, todos los oferentes alegaron dificultades para conseguir la documentación y para desplazar a los ingenieros que estructuran y firman las ofertas. El gerente del la EMB, Andrés Escobar, aseguró que de no extender los plazos era posible que la licitación quedara desierta. Esto implicaría abrir un nuevo proceso de licitación que retrasaría el inicio de obras seis meses por lo menos, pues no se pueden iniciar obras sin interventoría. Escobar agregó que “en efecto todos los grupos precalificados tienen integrantes europeos, donde actualmente la crisis sanitaria es más severa”.

Por otro lado, también se suspendieron por tres meses los plazos para que el consorcio, Metro Línea 1, que va a construir el metro, pueda firmar el acta de inicio de obras. Esto “facilitará que el concesionario formalice contratos con sus proveedores y subcontratistas y que la Empresa Metro de Bogotá complete el proceso de selección de la interventoría, entre otras obligaciones que tienen las partes previas al inicio de obras”, dice el comunicado.

Las labores previas a la firma del acta de inicio también se han visto afectadas por las restricciones y medidas de control sanitario a nivel internacional. Por eso, la Empresa Metro de Bogotá y el consorcio chino acordaron congelar estos plazos hasta por tres meses, “sin perjuicio de continuar ejecutando actividades, e incluso adelantando otros procesos, con el fin de afectar lo menos posible el cronograma de ejecución de la obra”.  

Mientras la crisis sanitaria pasa, la EMB tramita una excepción con el Ministerio de Transporte para que los ingenieros del consorcio chino Metro Línea 1 puedan movilizarse con sus equipos y trabajar en el terreno donde quedará el patio taller, en Bosa, así como en otros puntos del trazado donde comenzarán las obras.

Imagen de futura estación del metro en Bogotá.

Esta no es la única obra que se verá afectada. La alcaldesa Claudia López anunció que para poder liberar recursos para atender la emergencia, este año no se contratarán nuevas obras de infraestructura y el 81 por ciento de las obras quedan aplazadas para el próximo año.

Con esto, se destinarían 545.000 millones de pesos que irían para atender a las familias más vulnerables de la capital. Así, el Instituto de Desarrollo Urbano IDU suspenderá de manera temporal procesos de selección, revisión y evaluación de proyectos APP, gestión de adquisición predial, cobro de todos los acuerdos de valorización, entre otros.