Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/12/2019 4:35:00 PM

“Necesitamos a las Fuerzas Armadas”: Juan Guaidó

El diputado se posesionó el 5 de enero como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. Desde allí, se ha convertido en la cabeza visible de la oposición y en el principal contrincante de Maduro. SEMANA habló con él antes de su detención.

Diputado venezolano, Juan Guaidó, “necesitamos a las Fuerzas Armadas” “Los militares deben ponerse del lado correcto de la historia. Ya lo hicieron en 1958, cuando le pusieron fin a la dictadura”.

Semana: Esta semana usted asumió la presidencia de la Asamblea Nacional (AN) y Maduro se posesionó ante el Tribunal Supremo de Justicia, con lo que Venezuela se encuentra en una ruptura democrática. ¿Qué medidas van a tomar desde la AN?

Juan Guaidó: Bueno, planteamos esta situación desde el 5 de enero, y sabíamos que iba a pasar. Tenemos tres objetivos: que cese la usurpación, conformar un gobierno de transición y elecciones libres en las que los venezolanos podamos elegir un nuevo presidente.

Semana: Hay voces que piden que la AN se proclame gobierno legítimo de transición y usted como presidente constitucional. ¿Está de acuerdo con eso?

J.G.: La Constitución es clara en sus artículos 233, 350 y 333. El presidente de la Asamblea Nacional debe ocupar la presidencia en calidad de encargado y convocar elecciones en un plazo de 30 días. Es un deber constitucional que asumiré junto con la Asamblea Nacional cuando se recupere el Estado de derecho. No es Juan Guaidó, somos todos los diputados, los militares y el pueblo de Venezuela quienes debemos garantizar el cumplimiento de la Constitución. 

Semana: ¿Siente que tiene garantías para permanecer en Venezuela?

J.G.: Venezuela no tiene garantías ni Estado de derecho, secuestrado por cinco envilecidos ladrones que tienen a nuestro pueblo sumido en la miseria. Pero nuestro compromiso es aquí en el país y con los venezolanos. Aquí va a permanecer en pie la Asamblea Nacional, único poder electo por voto popular legítimo en Venezuela.

Semana: En su discurso de posesión usted le hizo un llamado a los militares al decir que la cadena de mando está rota. ¿Qué rol pueden jugar ellos en Venezuela?

J.G.: Un rol muy importante, siempre lo han tenido en momentos decisivos como en 1958, cuando las Fuerzas Armadas, partidos políticos y los venezolanos unidos vencieron la dictadura. Sin duda, necesitamos de la Fuerza Armada Nacional para hacer efectivo el cumplimiento de la Constitución. A ellos mi llamado, el día de hoy, es que la cadena de mando está rota. Es tiempo de ponerse del lado correcto de la historia. El Parlamento, los venezolanos y la comunidad internacional se lo sabrán agradecer.

Semana: Maduro dice que Colombia es su principal enemigo. ¿Cómo ven las tensiones binacionales?

J.G.: Maduro es enemigo de la gente que pasa hambre; por eso, cualquiera que diga que apoya la democracia y no reconoce su usurpación será su enemigo. Yo creo que Colombia es un actor fundamental para apoyar a Venezuela con acciones concretas como el ingreso de ayuda humanitaria.

Semana: La región, y en especial Colombia, está viendo una crisis migratoria sin precedentes. ¿Qué se puede hacer?

J.G.: Es sin duda lamentable que el país, acostumbrado a recibir, de brazos abiertos, a los migrantes, tenga ahora la peor crisis migratoria de la región y un éxodo de desplazados sin precedentes. Aprovecho para agradecer a Colombia y a toda América por recibir a nuestros hermanos. Y a los venezolanos en el exterior les digo: estamos haciendo todo lo posible por recuperar su país, nuestro país, para que regresen a su hogar, a su tierra con sus familias. 

Semana: ¿Qué puede hacer la comunidad internacional para conducir a una transición o prestar un mayor apoyo humanitario?

J.G.: Reconocer a la Asamblea Nacional como titular del Estado venezolano; apoyar logísticamente y en la acción la apertura del canal humanitario para resolver la miseria de nuestro pueblo; reconocer a las autoridades y representantes que nombremos ante instancias internacionales en sus países; colaborar en incautar y recuperar activos producto de la corrupción para comenzar a reconstruir la nación; y apoyar y reconocer las sanciones que emitamos a personas y funcionarios.

Semana: ¿Qué va a pasar con las deudas que Maduro ha asumido con China y con Rusia? ¿La AN las reconoce?

J.G.: Estamos dispuestos a hablar con los gobiernos de Rusia y China para lograr acuerdos que resulten beneficiosos para ambas partes. Siempre y cuando entiendan que deben sentarse y negociar con la Asamblea Nacional, desde hoy titular del Estado, y no con el usurpador.

Semana: ¿La oposición finalmente está unida?

J.G.: Estamos en un momento histórico que no solo exige que las fuerzas políticas estemos unidas, sino una unidad por el país, en la que participen las Fuerzas Armadas, parte del soporte político de Maduro que esté dispuesto a no apoyarlo y, por supuesto, todos los venezolanos. De todos nosotros dependerá el desenlace de esta crisis.

Semana: ¿Hay sectores del chavismo abiertos a una transición?

J.G.: Sin duda los hay. No solo los que ya públicamente lo han hecho, sino que estamos seguros de que nuevos factores manifestarán su intención de participar en ese proceso.

Semana: ¿Han considerado algún esquema de justicia transicional que pueda facilitar un paso ordenado a elecciones?

J.G.: Por supuesto que sí. Hemos avanzado bastante en el asunto. Incluso, hemos manifestado públicamente a quienes sostienen hoy al usurpador de Miraflores nuestra disposición de lograr acuerdos que permitan una sana convivencia en el futuro, siempre que se sumen a este proceso de transición y a la defensa de la Constitución.

Semana: Usted convocó un cabildo abierto en Caracas, ¿qué quiere decir esa figura?

J.G.: Con un cabildo comenzó nuestra independencia. Siempre la voluntad originaria del pueblo ha logrado las grandes transformaciones en el país. Es una oportunidad de escuchar el clamor popular, el anhelo de los venezolanos y de comprometerlos en una ruta por la democracia. Además de que nuestra Constitución establece que las asambleas de ciudadanos, debidamente convocadas, son vinculantes. Este es el primer paso en esta etapa de lucha.

Semana: Usted dijo que existen tres peligros para los opositores: represión, falsas elecciones y falso diálogo. Por favor, explíquenos un poco más que quiere decir con eso.

J.G.: Son tres peligros latentes que siempre han estado. Represión cada vez que protestamos, farsas electorales como la de la Constituyente y la del 20 de mayo, así como diálogos en los que Maduro no ha querido ceder y que son solo un saludo a la bandera. Nosotros queremos protestar libremente y lo haremos, queremos lograr un cese de la usurpación y queremos elecciones libres.

Semana: ¿Qué viene ahora? ¿Van a llamar a un paro nacional o a protestas en las calles como en el pasado?

J.G.: Vamos a asumir lo que dice la Constitución Nacional en sus artículos 333 y 350, en los que se llama a cualquier ciudadano, investido o no de autoridad, a restablecer la vigencia de la Constitución, así como llama a no reconocer a ningún Gobierno contrario a los valores democráticos y republicanos.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1946

PORTADA

El último día de Luis Carlos Galán Sarmiento

Gloria Pachón de Galán, la periodista que compartió su vida con el prócer inmolado, acaba de lanzar "18 de agosto" , un libro de memorias en el que narra pormenores de su experiencia a su lado. SEMANA publica el capítulo crucial.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1946

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.