Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/19/2019 1:11:00 PM

El duro cara a cara entre Alejandro Éder y Jorge Iván Ospina

El debate de los candidatos de Cali se convirtió en un rifirrafe. Éder señaló al exalcalde Ospina y a Roberto Ortiz de estar con la "clase politiquera", mientras que Ospina aseguró que Éder cedió un "bulto de impunidad" en los acuerdos con las Farc, frase que le costó políticamente.

Elecciones 2019: rifirrafe entre Alejandro Éder y Jorge Iván Ospina Ospina y Eder puntean en Cali. Foto: Fotomontaje SEMANA

El debate de los candidatos a la Alcaldía de Cali que pretendía estar enfocado en la educación y la cultura se convirtió en un verdadero rifirrafe. En las instalaciones de la Universidad Icesi los tres punteros en las encuestas -Jorge Iván Ospina, Roberto Ortiz y Alejandro Éder- se lanzaron fuertes pullas entre sí.

Todo comenzó cuando Éder, candidato independiente, advirtió que no se podía elegir la "politiquería y la corrupción" porque el resultado sería nefasto para la ciudad. Y después cuestionó a dos de sus contendores por sus múltiples avales. “Todo es posible si rechazamos la politiquería (...) a mí me queda la gran duda que cómo van a gobernar Roberto Ortiz y Jorge Iván Ospina, que han negociado con toda la clase politiquera de siempre. ¿Cómo se van a manejar esos recursos? ¿Cómo podemos estar seguros que la plata de los niños va a llegar donde los niños?”, cuestionó Éder.

Ospina es respaldado por la Alianza Verde, La U con el ala de Dilian Francisca Toro y el Partido Liberal; mientras que Roberto el ‘Chontico’ Ortiz, tiene el aval del Centro Democrático y el Partido Conservador. Éder, por su parte, cuenta con apoyo del fajardismo, y es visto como el candidato de los empresarios, por eso también señala a Ospina y a Ortiz de ser candidatos con maquinarias.

Ante este señalamiento, el ‘Chontico’ Ortiz le sacó en cara a Éder haber intentando obtener el apoyo de la clase política sin éxito. Tanto para Ortiz, como para Ospina, tener los apoyos de múltiples partidos es lógico porque “la política se hace con políticos”. Sin embargo, el exsenador Ospina le sacó en cara a Eder haber trabajado con el gobierno de Juan Manuel Santos.

“Éder formó parte del gobierno nacional, elegido por la clase política y en su representación. Negar nosotros que tenemos un sector político en la ciudad es negar que la política se hace con la clase política. Estigmatizar desde la generalización que todos los que adelantamos la actividad política somos irresponsables y corruptos forma parte de las mayores banalidades”, aseguró Ospina, quien además, cuando fue alcalde de Cali también recibió apoyos variopintos, desde el Polo hasta el del exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra, condenado por parapolítica.

A este punto el debate se empezaba a salir de las manos. La cantidad de réplicas superaba la de las preguntas. Sin que le dieran la palabra, Éder tomó el micrófono y replicó para responderles a Ortiz y a Ospina: "Yo me senté con las Farc en armas en el monte. Eso no me hace guerrillero. Yo me siento con cualquier persona para cambiar la forma como se cambia la política en este país. La razón por la cual no encontraron nada donde Alejandro Éder es porque yo no les cedí Robertico, ¿vos qué cediste mejor? Por otro lado, a mi amigo Ospina, candidato de La U, los liberales, la Alianza Verde, hermano, ¿en serio Jorge Iván nos vas a decir eso?”.

Aunque no estaban permitidos los aplausos ni los abucheos los moderadores no podían evitarlos. Incluso pidieron una moción de orden y decidieron concederles 10 segundos más a cada uno de los candidatos, tiempo que se terminó extendiendo al final.

A este punto el exsenador Ospina le lanzó una frase a Éder que caldeó aún más el ambiente: “Éder, te sentaste con las Farc y les cediste un bulto de impunidad. Eso es escabroso”. Inmediatamente Éder se levantó de su silla y le replicó: “Con todo respeto exsenador Ospina que votó todos los proyectos de ley, incluyendo las reformas a la JEP. No vengas a hablar paja”.

Éder fue miembro del equipo que inició los diálogos con las Farc y negociador alterno en la fase pública del proceso de paz. Mientras que Ospina fue el presidente de la Alianza Verde, partido que apoya el proceso de paz. Su dardo a Éder también le cayó al proceso en sí, y la paradoja está en que todos los partidos que lo avalaron defienden lo pactado. Incluso Ospina tiene el apoyo de Colombia Renanciente, un partido impulsado por exministros del santismo.

Esta salida le ha costado críticas a Ospina, quien además es hijo de Iván Marino Ospina, jefe guerrillero e ideólogo del M-19, que murió en un operativo del Ejército y la Policía. Tanto así, que Ospina decidió pronunciarse para aclarar que estaba a favor de la paz y que se “avergüenza” por lo que dijo en el debate. Lo hizo sentado a las afueras del lugar donde fue abatido su padre, para recordar que él es huérfano de la violencia y que ha trabajado por la reconciliación durante toda su vida.

Pero el mea culpa de Ospina está dirigido a los excombatientes que han cumplido su palabra y se mantienen dentro del proceso: “a ellos les expreso vergüenza, porque son ellos quienes no merecían mi frase”, también se disculpó con congresistas como Juanita Goebertus (verde) y Roy Barreras (La U), que han apoyado el proceso. Pero aseguró que no pide disculpas a esos “negociadores que no entregaron un milímetro de sus recursos, de sus posibilidades, sus tierras, de sus grandes desarrollos en la orinoquía colombiana”.

Esta mala salida de Ospina, que salió a tratar de enmendar, tiene un costo político, sin embargo, el exalcalde cuenta con un gran respaldo y puntea en todas las encuestas. Según los últimos resultados de la encuesta Invamer para SEMANA, Blu Radio y Caracol Televisión, Ospina cuenta con un 41,9 por ciento de intención de voto, Ortiz con un 33,2 por ciento y Éder con un 8 por ciento. Este último, aunque alejado del lote todavía, podría fortalecerse apelando a ser la opción “independiente”, pero para eso tiene que conquistar a toda la ciudadanía, y no solo a los empresarios.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.