Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/7/2018 6:10:00 PM

La historia de amor entre Iván Duque y María Juliana Ruiz

El presidente de la república se conoció con su esposa en una fiesta en la adolescencia y desde allí es el amor de su vida. Luciana, Eloísa y Matías serán los primeros niños en vivir en Palacio este siglo. Este es el retrato de la familia presidencial.

Iván Duque hijos y esposa María Juliana Ruiz El día en que el presidente Iván Duque llegó a la Casa de Nariño junto a su esposa y sus hijos. Foto: Cortesía Presidencia de la República

En una tarde lluviosa en Bogotá, Iván Duque se posesionó como presidente de Colombia. Caminó por una calle de honor tomado de la mano de sus hijos y su esposa. Llegaron hasta la plaza de Bolívar a eso de las tres de la tarde, donde Duque dio su primer discurso como jefe de Estado. Luciana, Eloisa y Matías, aunque siempre han estado un poco escondidos de las cámaras, esta vez brillaron por su naturalidad y amabilidad. 

Iván Duque tomó una decisión silenciosa durante su campaña presidencial. A pesar de que las encuestas lo dieron desde el 11 de marzo como el favorito, en su casa siempre reinó la cautela. Él y su esposa decidieron que mantendrían a sus hijos lejos de los reflectores y que asistirían juntos como familia apenas a algunos actos públicos. Duque siempre ha protegido a los suyos de las cámaras curiosas y del furor de las redes sociales. Sin embargo, decidió ejercer esa decisión más consciente el pasado 11 de marzo.

Puede leer: "Quiero ser el presidente que una nuestro país y no gobierne con espejo retrovisor": Iván Duque

Ese día, por primera vez, Luciana, Eloisa y Matías subieron a la tarima. En medio de los aplausos y los gritos de sus seguidores, los niños vivieron la emoción del triunfo de su papá. Al verlos en televisión, en el colegio, los compañeros de los dos más pequeños comenzaron a felicitarlos. Uno de los niños, en medio del entusiasmo, les dijo algo que les aterró: que tendrían que cambiarse de casa. Duque les explicó que todavía no había ganado y que en el caso de hacerlo podrían seguir viviendo donde siempre. 

En la mañana del domingo en que Duque coronó su paso a la segunda vuelta, Luciana, Eloísa y Matías estaban felices. Entre los tres querían darle un regalo a su papá y con su mamá decidieron hacerle un ponqué. Imprimieron sobre la crema una foto de ellos tres montados en la cama con él. Al lado, en pastillaje, había una frase "papá será presidente". Duque tenía pensado llegar a las 8:30 de la mañana al colegio Pedagógico Nacional. Al final, terminó pasando unas horas con su familia en pijama. Los tres se comieron el ponqué y llegaron a eso de las 11 al puesto de votación. 

En video: ¿Por qué ganó Iván Duque?

El día de las elecciones, los niños fueron tan protagonistas como su papá. Duque llegó este 17 de junio de la mano de la pequeña Eloísa y duró más o menos media hora en atravesar unos cuantos metros para llegar a votar. La gente le gritaba "presidente, presidente". Eran centenares las personas que esperaban al candidato, pero también algunos esperaban a sus tres hijos. Allí, entre la multitud, por ejemplo estaba Juan José, un pequeño de apenas 3 años que iba vestido con un buso de Rayo McQueen y un muñeco de Meter en las manos, dos de los entrañables protagonistas de Cars. "Meter", le grito Duque a lo lejos y luego se tomó una foto con él. El niño había ido a esperar al candidato también en la primera vuelta y ahí se había encontrado con Matías, el hijo del hoy presidente. 

Los tres niños y su mamá, María Juliana Ruiz hoy son la nueva familia que llega a la Casa de Nariño.  

Un amor de adolescencia

"Maju", como es conocida por sus personas más cercanas, es el amor de la vida de Iván Duque. Se conocieron en una fiesta cuando apenas eran unos adolescentes. Hablaron sin parar. El candidato en ese entonces le dijo a un amigo. ‘Me voy a casar con esa vieja‘". Dos años después frente a la pista de El Dorado, Duque le propuso matrimonio con anillo en mano.

Le recomendamos: Con Iván Duque, el uribismo llega con fuerza a la segunda vuelta

Eran muy jóvenes y la universidad les puso distancia, él en Washington y ella en París. Pero el destino y sus ganas de verse los juntó de nuevo en Estados Unidos. Juliana aplicó a la OEA para un internship, mientras él hacía una maestría en Finanzas y Administración Pública en la American University. La invitó a comer a su casa, le pidió que sacara el postre de la nevera y cuando abrió el congelador encontró una caja de Tiffany’s.

De eso ya han pasado tres lustros y tres hijos; el 15 de febrero de 2003, en la Hacienda Márquez de la Calera, Juliana le dio el sí definitivo al hombre de su vida. "Alguna vez le dije, sabes que siempre me voy a encargar de lo que nadie más se va a encargar, y que el día en que me necesites solamente te volteas hacia atrás y ahí estaré".

Hoy tienen un hogar, que según ella es bastante unido. Les gusta disfrutar de los planes de finca, chimenea, cocinar juntos y leer y ver películas juntos. María Juliana ha dicho que si llegara a convertirse en primera dama le gustaría trabajar en temas de género, cultura, educación y niñez. 

La mujer que es hoy la primera dama estudió derecho en la Universidad Javeriana e hizo una maestría en Leyes con énfasis en Negocios Internacionales en American University. También realizó estudios en Johns Hopkins University y en el Institut Catholique de París. Por más de 11 años trabajó en la OEA, también con el secretario general en Washington y hace casi 4 años trabaja como secretaria general de una clínica de Bogotá, donde lidera procesos jurídicos, de internacionalización de servicios, responsabilidad social y bienestar laboral.

Por primera vez en mucho tiempo una familia con tres niños pequeños llegaría a la Casa de Nariño. Eso no se veía desde que Andrés Pastrana ocupó ese lugar entre 1998 y 2002. La frase "Nohra, los niños y yo..." se volvió famosa para describir esa postal que protagonizaban él y su esposa, junto a Santiago, Laura y Valentina. Los niños de Duque son mucho más pequeños, y seguramente -si gana su papá- le darán un tono a la presidencia que no se había tenido en mucho tiempo.  

EDICIÓN 0

PORTADA

Atrapados en Wuhan

En una dramática situación, 14 colombianos se encuentran a la deriva en el epicentro del coronavirus en China. SEMANA habló con ellos y revela el calvario que están viviendo

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1972

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.