Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/2019 9:29:00 PM

Duque y su idea de Prosur: ¿palabrería o realidad?

El presidente Iván Duque anunció la creación de un nuevo bloque para ponerle fin a la dictadura en Venezuela y hacerle contrapeso a Unasur. ¿Qué significa y cuáles serían sus implicaciones?

Prosur: creación del presidente Iván Duque Las declaraciones de esta mañana serían el siguiente paso de Duque en la búsqueda de afianzar su liderazgo en una nueva configuración regional de derecha y centro derecha que permita aislar aún más a Venezuela. Foto: Presidencia de la República

Duque aprovechó su participación en una emisora de la ciudad de Cali para hablar de la creación de Prosur, al que definió como un espacio de cooperación regional que tiene entre sus propósitos acabar con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y ponerle fin a la dictadura venezolana. En ese sentido, declaró que ya hay conversaciones adelantadas con gobernantes de varios países para iniciar lo que llamó la construcción de una etapa mucho más ágil, menos burocrática, más coordinada de cooperación”, dijo.

Aunque no fue muy específico, se refirió en particular al apoyo del presidente chileno, Sebastián Piñera, con quien aseguró haber avanzado “en ese final de Unasur y la creación de Prosur, que más que una organización burocrática o al servicio de un gobierno particular sea un mecanismo de coordinación suramericana de políticas públicas, en defensa de la democracia, la independencia de poderes, la economía de mercados, la agenda social, con sostenibilidad y concebida aplicación.

En agosto del año pasado, durante su primera rueda de prensa como canciller, Carlos Holmes Trujillo anunció la salida de Colombia de Unasur, organismo que había sido fuertemente criticado por el presidente Duque desde la misma campaña presidencial, y del que había dicho era cómplice de la dictadura venezolana.

Le recomendamos: Maduro solo contra el mundo

En ese momento Trujillo señaló que había adelantado conversaciones con Perú, Argentina y Chile, aunque no quiso ahondar en los detalles. También dijo que otros países miembro estaban analizando la decisión de renunciar al bloque.

Sin embargo, acabar con la unión no será una tarea difícil. El organismo, creado en plena ola de gobiernos de izquierda como una plataforma para la integración regional vive un proceso de decadencia y en la práctica no queda nada de él, aparte de un edificio abandonado en Quito, Ecuador, donde tenía su sede.

Más allá de eso, las declaraciones de esta mañana serían el siguiente paso de Duque en la búsqueda de afianzar su liderazgo en una nueva configuración regional de derecha y centro derecha que permita aislar aún más a Venezuela.

El mandatario ha sido una de las voces más críticas de Maduro. Desde el Grupo de Lima fue uno de los principales impulsores de la declaratoria de ilegitimidad del nuevo sexenio de Maduro y uno de los promotores de las sanciones en su contra. Hace un par de semanas, durante la visita a Colombia del secretario de estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, ratificó su voluntad de trabajar en un frente común en contra del régimen venezolano.

Le sugerimos: Cómo va la política migratoria en Colombia

Sin embargo, algunos analistas señalan que la creación de Prosur no tiene ningún sustento real. Sebastián Bitar, profesor de la Escuela de gobierno de la Universidad de los Andes, cree que en América Latina existe la tendencia a pensar que se pueden crear instituciones internacionales con poco más que la buena voluntad. Según le dijo a SEMANA, este tipo de iniciativas funcionan si tienen objetivos muy específicos. “Y para condenar el régimen antidemocrático de Maduro ya existe el Grupo de Lima”, asegura.

La historia del multilateralismo en el continente está llena de capítulos fallidos precisamente por esa tendencia a crear bloques que responden a intereses coyunturales y políticos, pero que en la practica no son vinculantes, no tienen dientes para actuar y terminan fracasando porque detrás de ellos no hay realmente un proyecto político o económico común, como en el caso de la Unión Europea, por ejemplo.

Juan Carlos Hidalgo, analista del Cato Institute, dijo a SEMANA que queda la impresión de que en Sudamérica se forman nuevos organismos a partir de los vaivenes ideológicos de turno. Unasur ciertamente fue una creación de los gobiernos de izquierda y ahora que la región ha dado un giro ideológico, se está planteando dejarla morir y crear otro organismo que lo sustituya. Pero es de esperar que si la izquierda vuelve al poder en América Latina, se plantee desaparecer a Prosur y volver a crear algo nuevo. No hay institucionalidad detrás de los esfuerzos de integración en la región y todo depende de los vaivenes ideológicos del momento”.

Puede leer: “Necesitamos a las Fuerzas Armadas”: Juan Guaidó

Y aunque hasta ahora no se tienen muchos detalles de cómo se vería Prosur en la vida real, Bitar sí le ve una utilidad. A pesar de que esos discursos son vacíos y pura palabrería, sirven para mantener el momento político, a la prensa interesada y a la gente leyendo y hablando sobre eso. Tiene un objetivo discursivo y político importante”, asegura. Por eso, sin importar que Prosur se convierta o no en una realidad, de que tenga o no una larga vida como institución, la insinuación de su existencia le ha servido a Duque para mostrar su intención de convertirse en el paladín de la lucha contra Nicolás Maduro.

TEMAS RELACIONADOS

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1919

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.