Home

Cali

Artículo

En operación de las Fuerzas Militares murieron cinco disidentes de las Farc en Nariño, mientras que nueve fueron enviados a la cárcel.
Inteligencia militar habría detectado el paso de dos embarcaciones sobre la cuenca del río Iscuandé, información con la cual las tropas entraron en alerta y adelantaron la operación sobre la zona. - Foto: Cortesía Ejército Nacional

nariño

En operación de las Fuerzas Militares murieron cinco disidentes de las Farc en Nariño, mientras que nueve fueron enviados a la cárcel

El hecho se reportó en el río Iscuandé, sector Sequihondita.

En cumplimiento del Plan Perseo de las Fuerzas Militares y el plan de operaciones Bicentenario Héroes de la Libertad, fueron abatidos en combate cinco disidentes de las Farc, mientras que nueve integrantes fueron enviados a la cárcel. Pertenecerían a los frentes Rafael Aguilera y Carlos Patiño.

Según información preliminar, inteligencia militar habría detectado el paso de dos embarcaciones sobre la cuenca del río Iscuandé, por lo que las tropas entraron en alerta y adelantaron la operación, en la cual se presentó una confrontación con los disidentes. Asimismo, las Fuerzas Militares confirmaron que fueron recuperados nueve menores de edad.

Además, fueron incautados 27 fusiles, una ametralladora, dos embarcaciones, una pistola, abundante munición de diferentes calibres y explosivos, que fueron dejados, junto a los capturados, a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

Igualmente, el pasado 6 de diciembre, nueve presuntos integrantes de la disidencia de las Farc Urías Rondón fueron enviados a la cárcel por decisión de un juez penal de Tumaco, Nariño.

Según señaló la Fiscalía, los sujetos fueron capturados en flagrancia en un operativo realizado por unidades de la Fuerza de Tarea Hércules del Ejército, en el corregimiento La Guayacana, zona rural de Tumaco.

“Los soldados llegaron a un campamento en donde los presuntos miembros de la disidencia residual se habían instalado hacía una semana, siendo interceptados portando armas de fuego de uso privativo y material de intendencia de la fuerza pública”, señaló el ente acusador.

Uno de los capturados, identificado como Juan Humberto Delgado Cuellar, fue detenido portando un fusil, el cual había sido hurtado el 12 de julio de 2021 durante combates contra la disidencia residual Franco Benavides, en zona rural del municipio de Roberto Payán (Nariño), donde tres soldados resultaron muertos y cinco, heridos.

Además, señaló la Fiscalía, fueron incautados dos fusiles con sus proveedores, una escopeta, una granada de fragmentación, cinco pistolas 9 milímetros, un revólver calibre 38, una subametralladora, abundante munición de diferentes calibres, chalecos pixelados multipropósito, un radio de comunicaciones y cuatro teléfonos celulares.

“A los nueve detenidos les fueron imputados cargos como presuntos autores de los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares o explosivos y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones”, agregó el ente acusador.

En el campamento fueron encontrados dos menores de edad a los que un fiscal de la Unidad de Responsabilidad para Adolescentes les dictó cargos por los mismos delitos. De acuerdo con la Fiscalía, los menores fueron cobijados con medida de internamiento preventivo en un Centro de Atención Especializado (CAE).

Despidieron con honores a soldados asesinados por disidencias

En las instalaciones de la Tercera Brigada del Ejército Nacional les dieron el último adiós a los seis militares que fueron masacrados por las disidencias de las Farc en el departamento de Cauca. En medio del ataque, otros ocho uniformados quedaron heridos.

Los féretros de las víctimas estaban adornados con banderas de Colombia, custodiados por compañeros de la institución y una serie de fotografías que le pusieron rostro a cada uno de los hombres que cayeron en la emboscada que ilegales les fijaron en Buenos Aires.

Homenaje a soldados asesinados en Cauca.
Homenaje a soldados asesinados en Cauca. - Foto: Cortesía: Ejército Nacional.

Fueron identificados como Yonny Saac Ruíz, Jonathan Ernesto Ordóñez Pestaña, Luis Armando Vélez Moreno, Jan Gilberto Rodríguez Obando, Jerson Mamián Mojomboy y Esleider Alexander Portocarrero, quienes se encontraban descansando en la zona rural.

Los cuerpos recibieron honores en la estación militar. Luego, fueron trasladados a la capilla donde se realizó una sentida eucaristía. Los asistentes reprocharon ampliamente el atentado y anticiparon que harán esfuerzos para capturar a los responsables.

“Con profundo dolor recibimos en el Cantón Militar Pichincha de Cali a nuestros soldados asesinados en Buenos Aires, Cauca. Elevamos oraciones por su eterno descanso, ratificando nuestro compromiso de honrar su memoria”, señaló la institución.

Después de los actos protocolarios, los féretros fueron trasladados hacia el lugar de origen de cada uno donde los familiares celebrarán las exequias. Dos de ellos eran oriundos de Timbiquí y La Vega, Cauca; los demás de Buenaventura y Cali, en el Valle del Cauca.

Las disidencias de las Farc que actúan bajo el nombre Jaime Martínez se atribuyeron la matanza a través de un video divulgado en las redes sociales. En la grabación aseguran que la acción criminal se cometió junto a otro grupo denominado Milicias Bolivarianas.

Para no generar dudas de su responsabilidad, detallaron que la emergencia que protagonizaron ocurrió a las 2:47 a. m. del pasado 6 de diciembre y mostraron el armamento que les arrebataron a los uniformados del Ejército Nacional.

Las autoridades ya habían anticipado que ellos fueron los autores materiales de esta masacre que lamenta todo el país, organización delincuencial que actúa bajo el mando de alias Marlon, por el que el Gobierno ofrece una recompensa de 100 millones de pesos.