Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/23/2018 12:00:00 AM

Lo que debemos aprender del modelo de crecimiento de China

La vicepresidenta de la nación, Martha Lucía Ramírez, dice que deberíamos seguir el ejemplo de este país en sus políticas económicas a largo plazo, su avance en infraestructura y su lucha contra la corrupción.

Lo que debemos aprender del modelo de crecimiento de China "Colombia debe volcarse más hacia el Asia-Pacífico e invitar a las inversiones chinas a asentarse de nuestro lado de la frontera” Foto: Getty Images

China es el país más poblado del mundo, su crecimiento financiero durante las tres últimas décadas no deja de asombrarnos. Hoy es la segunda economía del mundo, con 14.000 millones de dólares anuales, frente a los 20.400 millones de Estados Unidos. Este ‘gigante asiático’ es uno de los socios prioritarios para Colombia en su relacionamiento internacional.

Es mucho lo que podemos aprender de él, empezando por su capacidad para desarrollar y ejecutar políticas económicas a largo plazo con continuidad y planificación de alto nivel. También su talento para romper con el modelo de crecimiento tradicional, comprometiendo al gobierno y al empresariado con un desarrollo sostenible. El exprimer ministro, Wen Jiabao decía: “China debe crecer menos, pero crecer mejor”.

Hoy, este país se fija objetivos ambiciosos, como el de eliminar la pobreza absoluta en tres años. Según el BID, ha invertido más que cualquier otro en su propia infraestructura y estableció récords en la construcción de nuevos aeropuertos, la red de trenes de alta velocidad de mayor tamaño en el mundo y el sistema más largo de puentes y autopistas del planeta. Colombia debe seguir esa ruta y superar la brecha de infraestructura, en particular en carreteras, ferrovías y puertos. Estoy convencida de que una mayor participación del capital privado, una contratación transparente, la experiencia y las inversiones de países como China contribuirán a reducir esa deficiencia en nuestra Nación.

También puede interesarle: Cuando el lujo se fabrica en el Oriente

Hay que resaltar la decisión del presidente Xi Jinping de castigar férreamente la corrupción, con lo cual todos los colombianos, en cabeza del presidente Duque, nos identificamos. Por eso queremos acabar con este flagelo. Colombia se convertirá en un líder regional en transparencia y lucha contra los corruptos.

Con gran satisfacción vemos que China fortalece sus relaciones con el mundo occidental, y no solamente en lo económico. La reciente visita del papa Francisco al país asiático evidencia esa realidad y audacia geopolítica. Colombia debe seguir ese ejemplo, volcarse más hacia el Asia-Pacífico e invitar a las inversiones chinas a asentarse de nuestro lado de la frontera.

Lea tembién: La potencia con la que sueña el presidente Xi Jinping

El presidente Duque me ha confiado, entre otras, la misión de ejercer supervisión en transporte e infraestructura, asesorarlo en asuntos de competitividad y desarrollo empresarial e impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación. Desde la Vicepresidencia estoy comprometida con ese encargo y espero trabajar de la mano con el gobierno y los empresarios chinos para lograr que nuestra gestión en todos estos temas permita dar un salto cualitativo, porque Colombia tiene que pasar de la retórica a los hechos, y nuestro compromiso es entregar resultados.

* Vicepresidenta de Colombia.

EDICIÓN 1978

PORTADA

¿Cómo ganar esta guerra?

SEMANA plantea 15 acciones indispensables para superar la dramática crisis que ha provocado la pandemia.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1978

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.