Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/27/2019 12:00:00 AM

El desarrollo económico de Colombia se encuentra en sus dos mares

La vicepresidenta del país, Marta Lucía Ramírez, quien hoy preside la Comisión Colombiana del Océano, explica cómo el Gobierno Nacional planea explotar estas ventajas geográficas y naturales.

Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez habla sobre industria naval en Colombia La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, durante la inauguración de una embarcación en Cotecmar. Foto: Cortesía COTECMAR

Colombia cuenta con 658.000 kilómetros cuadrados en el mar Caribe y 330.000 en el océano Pacífico. La sumatoria de estas áreas constituye el 44,8 por ciento de la extension total del territorio nacional. Es una vasta zona marítima que nos comunica con el mundo y es un espacio relevante para consolidar la paz, el desarrollo y el bienestar de todos los colombianos. Por eso, desde la Vicepresidencia de la República, que preside la Comisión Colombiana del Océano (CCO), hemos estructurado una estrategia para convertir a los océanos en fuentes de desarrollo y progreso económico y social –de manera sostenible–, especialmente en las regiones costeras, donde se encuentran varios de los municipios más pobres del país.

Por primera vez en la historia de Colombia se incluyó en las bases del Plan Nacional de Desarrollo un capítulo que hemos denominado ‘Región Océanos’, el cual convierte los temas marítimos y portuarios en parte esencial de la agenda estatal. Esta misma razón nos impulsó a crear un eje exclusivo para asuntos oceánicos dentro de la Misión de Sabios 2018, recién presentada al país con el objetivo de darle el lugar que se merecen debido a los grandes beneficios que nos ofrecen.

Este trabajo se desarrollará bajo una estrategia compuesta por seis líneas directas: hacer más atractivo para armadores el abanderamiento de buques; revivir el desarrollo de la industria pesquera trabajando de la mano del ministro de Agricultura; capacitar a la gente, habilitar y crear puertos embarcaderos y marinas náuticas –para que podamos usar nuestros mares como fuentes del desarrollo turístico nacional–;proteger y promover la investigación científica tanto biológica como física y también las áreas de logística de transporte, ingeniería y arquitectura naval, y así fomentar la industria astillera.

Este plan está soportado en una estrategia transversal de seguridad integral que nos permitirá garantizar que se haga un uso sostenible de nuestros océanos y que en ellos solo se lleven a cabo actividades lícitas de explotación, realizadas por ciudadanos colombianos o por extranjeros debidamente autorizados; y también nos ayudará a proteger nuestras fronteras marítimas.

De esta manera Colombia podrá brindar una atención continua, guiada y estructurada, bajo objetivos identificables, con el fin de promover el desarrollo marítimo y costero considerando los ámbitos políticos, sociales, territoriales, económicos, culturales y ambientales. Por todas estas razones debemos continuar fortaleciendo la gestión de las más de 60 instituciones vinculadas al trabajo de la CCO.

La industria del futuro

Es vital que el país pueda acceder a otros mercados y aproveche otras oportunidades de negocio en el sector. Solo a través del desarrollo del capital humano y de las industrias de alto valor agregado se logrará una estabilidad económica que haga posible contar con comunidades productivas, prósperas y consolidar los logros de la paz.

La industria astillera, por cierto, cumple un papel fundamental para conseguir estos objetivos. Al integrar diferentes áreas del conocimiento, ha logrado la articulación productiva de múltiples sectores de la economía, como los servicios marítimos, el diseño naval, la industria metalmecánica, el transporte de mercancías y la extracción de materias primas. Todos ellos serán grandes ganadores de dicha apuesta de país. Además, esta es una industria intensiva en mano de obra y una gran generadora de empleo (más de 10.000 puestos de trabajo directos e indirectos).

La ubicación geográfica bioceánica de Colombia, su cercanía al Canal de Panamá, el desarrollo fluvial que se proyecta a nivel nacional, el elevado aumento de la demanda que se prevé en los próximos años, la dinámica creciente en la complejidad de las embarcaciones y las medidas mundiales adoptadas frente al cambio climático, se convierten en ventajas y beneficios que el país puede explotar para darle más fuerza al sector.

También le podría interesar: El colombiano que exploró la Antártida para analizar los efectos del cambio climático

Es por esto que desde su constitución en el año 2000 la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval Marítima y Fluvial (Cotecmar) ha contribuido de manera significativa para que el sector naval colombiano se convierta en uno de los pilares fundamentales del desarrollo de la Nación, trabajando siempre en cooperación con los astilleros privados más pequeños, para apoyar el crecimiento de esta industria y convertirla en un activo del progreso empresarial y económico del país.

Desde la Comisión Colombiana del Océano (CCO) seguiremos avanzando en la generación de una visión nacional unificada hacia el desarrollo sostenible de los mares y océanos, construyendo el país de los próximos 200 años, en el cual deben materializarse los anhelos de quienes fundaron la República, un país donde el futuro nos pertenece a todos.

*Vicepresidenta de Colombia.

EDICIÓN 1967

PORTADA

Los 5 retos de Duque

Colombia creció bastante más que el promedio de América Latina en 2019, pero los niveles de desigualdad aún son preocupantes. El Gobierno deberá priorizar estos desafíos económicos en 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1967

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.