La Navidad es la época del año en la que se cree que se consumen más calorías.
La doctora también propuso cancelar el día de acción de gracias. - Foto: Getty Images

estados unidos

Doctora propone “posponer” la Navidad y cientos de personas la criticaron en redes sociales

Su comentario se hizo viral y hasta personalidades políticas de Estados Unidos le respondieron.

La doctora y columnista Esther Choo, quien también es profesora de medicina de emergencia en la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón, Estados Unidos, dio su opinión en Twitter sobre lo que, según ella, se debería hacer para reducir las afectaciones del virus sincitial respiratorio (VSR), que en conjunto con las infecciones por la pandemia de la covid-19 y la influenza, ha congestionado los hospitales de este país durante los últimos meses.

Pues bien, la idea de la doctora Choo no tuvo la popularidad que buscaba, ya que, aunque los hechos han alarmado a la comunidad médica en Estados Unidos, el cancelar el Día de Acción de Gracias y posponer las vacaciones de Navidad no son alternativas que los estadounidenses estén dispuestos a aceptar, como bien lo propuso la experta.

Aunque tras la ola de malos comentarios que recibió, incluyendo opiniones de personalidades como el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, la doctora Choo decidió eliminar su trino en el que recalcaba, además, que las vacaciones de inverno deberían ser más “acogedoras”, sin necesidad de las reuniones de Navidad.

“Todos los inviernos pasamos por esta reunión para contagiar enfermedades respiratorias. Puedo sugerir cancelar Acción de Gracias, por tantas razones”, comenzó expresando la doctora, dejando al aire la eliminación de una de las tradiciones más importantes para los estadounidenses, que reúne a cientos de familias y promueve la economía del país.

Y agregó: “Mover las vacaciones de invierno al verano con grandes eventos al aire libre. Hacer que las vacaciones de invierno se centren más en la higiene, los libros y Netflix”, dejando en claro que actividades como las reuniones de Navidad son uno de los motivos por los cuales se esparcen los virus respiratorios, por lo que si se cancelan o se mueven, entonces en el tiempo de frío las personas podrían estar más “seguras” en sus viviendas.

Y tras la publicación, la reconocida doctora y columnista comenzó a recibir cientos de críticas por sus propuestas: “No estoy seguro de que realmente entienda el propósito completo de dar Acción de Gracias antes de la hambruna de invierno... “Esto es tan ofensivo por muchas razones. Total falta de respeto por las tradiciones religiosas de las personas. Total falta de respeto por las tradiciones culturales de las personas. Egoísmo narcisista”, son algunos de los comentarios de los usuarios.

“Puedo sugerir entrenamiento cómico en el mejor de los casos, y una junta de revisión de licencias médicas en el peor”; “El hecho de que su familia la odie (y realmente, ¿puedes culparlos?) no significa que el resto de nosotros no disfrutemos pasar tiempo con los nuestros”; “No puedo decir si estás bromeando”, son algunos otros de los comentarios que recibió la doctora al respecto.

Día de Acción de Gracias

La inflación está al rojo vivo en Estados Unidos y este año alcanzó sus mayores niveles en décadas. En octubre, a 12 meses, el índice de precios al consumo cayó levemente hasta 7,7 % frente a 8,2 % en septiembre.

Y aunque algunos precios moderaron su avance en los últimos meses, los consumidores dicen pasar dificultades para pagar los comestibles, un duro golpe en las fiestas.

El problema se agravó con un brote de gripe aviar que obligó al sacrificio de unos 50 millones de aves de corral, incluyendo ocho millones de pavos, de acuerdo con las estimaciones basadas en datos del Departamento de Agricultura. El pavo es este año un 21 % más caro que el año pasado, según informó la Farm Service Agency del país.

El pavo no es el único ingrediente tradicional de la cena de Acción de Gracias que se ha vuelto más costoso. Una encuesta de la oficina granjera mostró que la mezcla preparada para el relleno del pavo está 69 % más cara con respecto al año pasado. El único ingrediente “infaltable” que bajó de precio son los arándanos.

Una cena promedio para 10 personas, incluyendo pavo, relleno, guisantes, boniatos, arándanos, zanahorias, panecillos y pastel de calabaza, cuesta 64,05 dólares, 20 % más que en 2021, afirmó la entidad.

“Realmente tuve que comprar menos... Solíamos montar una fiesta en el día de Acción de Gracias, pero no pudimos hacerla esta vez”, dijo el chef José Rodríguez (58), quien en vez de cenar en casa dando la bienvenida a todos sus familiares, comerá solo con su esposa y sus dos perros.