Pero las medidas propuestas están muy lejos de lo que quería el presidente Biden, como la prohibición de los rifles de asalto, presentes en los tiroteos más mortíferos de las últimas semanas en ese país.
Aunque en el Congreso de Estados Unidos se han aprobado algunas normas, están muy lejos de lo que quería el presidente Biden, como la prohibición de los rifles de asalto, presentes en los tiroteos más mortíferos de las últimas semanas en ese país. - Foto: Getty Images/iStockphoto

estados unidos

Estados Unidos | Biden, en carrera contra el reloj para aprobar proyecto que busca prohibir armas semiautomáticas

El propósito del mandatario es tratar de que esta iniciativa sea aprobada antes de enero.

Debido al incremento de las masacres en Estados Unidos en los que los autores han utilizado armas semiautomáticas, el Gobierno del presidente Joe Biden intenta lograr las mayorías para sacar adelante un proyecto de ley que busca prohibirlas definitivamente.

El propósito del mandatario es tratar de que esta iniciativa sea aprobada antes de enero, lo que se ha convertido para la administración demócrata en una carrera contra el reloj.

En Florida ya existe una ley que prohíbe el uso de ese tipo de armas, pero no sucede lo mismo en las demás regiones de Estados Unidos, por lo que Biden ha insistido en que la norma debe aplicarse a nivel federal, por lo que ha hecho ingentes esfuerzos porque se apruebe el proyecto en el Congreso.

Pero es que, además, ese esfuerzo está relacionado con la situación política con la que podría encontrarse el Gobierno a partir de enero de 2023, como quiera que la iniciativa está en riesgo ante la posibilidad de que los demócratas pierdan la mayoría en la Cámara de Representantes.

Una situación de esta naturaleza pone en riesgo el trámite y aprobación del proyecto, incluso, desde las toldas demócratas, ya las cuentas de los votos de apoyo parecen contrarias al objetivo de la actual administración, incluso en el Senado.

El congresista de ese partido por el estado de Connecticut, Chris Murphy, reconoció que no cuentan con los 60 votos necesarios en el Senado para sacar adelante un proyecto de ley con el cual se puede restringir el acceso a armas de asalto, como la que utilizó Anderson Lee Aldrich de 22 años, en un club LGBTIQ en Colorado, donde mató a cinco personas.

El ataque ocurrió en el Club Q de Colorado Springs, donde los asistentes a la fiesta celebraban el Día del Recuerdo Transgénero, que cada 20 de noviembre rinde homenaje a las personas trans que fueron objeto de ataques violentos.

Dieciocho personas resultaron heridas en el tiroteo, dijo la policía tras señalar que un número no especificado de heridos permanecieron en estado crítico varios días. Dijeron que se encontró al menos otra arma de fuego en el club.

El sospechoso entró en el club e “inmediatamente empezó a disparar a la gente que estaba dentro. Al menos dos personas heroicas dentro del club se enfrentaron y lucharon con el sospechoso y pudieron impedir que siguiera matando”, dijo el jefe de la policía, Adrian Vásquez.

Tiroteo Virginia, Estados Unidos
Según la oenegé Guns Down America, desde el 1 de enero de 2020 hasta el 14 de mayo de este año hubo 448 “incidentes con armas” y 137 muertes en 12 grandes tiendas minoristas nacionales. (Mike Kropf /The Daily Progress via AP) - Foto: AP

Y aunque el proyecto fue avalado en la Cámara de Representantes en julio pasado, las elecciones de medio término de noviembre cambió el panorama político y tiene en riesgo la iniciativa. Pero como se señaló tampoco en el Senado la situación está clara.

“¿Tenemos 60 votos en el Senado ahora mismo? Probablemente no. Pero veamos si podemos intentar que ese número se acerque lo más posible a 60″, reconoció el congresista Murphy, quien, no obstante, confía en que para el próximo año puedan comenzar a ser distintas las cosas si los demócratas mantienen su escaño en Georgia, mientras continúan los últimos recuentos de las pasadas elecciones de mitad de mandato.

Otros casos

Hace menos de dos semanas, un gerente de un supermercado Walmart mató a tiros a seis personas en un local repleto de compradores por Acción de Gracias, en lo que se constituyó en el segundo tiroteo masivo en el país en cuatro días.

El hecho ocurrió en la ciudad de Chesapeake, en el estado de Virginia (este), dijo el jefe de policía, Mark Solesky. Las autoridades identificaron al atacante como Andre Bing, de 31 años, y residente de Chesapeake, y dijeron que estaba armado con una pistola y varios cargadores.

Los ataques con armas de fuego en supermercados en Estados Unidos se han vuelto cada vez más comunes en los últimos años.

En mayo, un adolescente mató a 10 personas, la mayoría negras, en una tienda de comestibles en Buffalo, Nueva York.

El año pasado, un tiroteo en un supermercado en Boulder, Colorado, también dejó 10 muertos. Y en 2019, un joven mató a 23 personas e hirió a otras 26 en un local de Walmart en El Paso, Texas.

Según la oenegé Guns Down America, desde el 1 de enero de 2020 hasta el 14 de mayo de este año hubo 448 “incidentes con armas” y 137 muertes en 12 grandes tiendas minoristas nacionales.

* Con información de AFP