Al parecer los rascacielos de Ciudad de Panamá, hacen que tenga un aire a Miami, Estados Unidos
Al parecer los rascacielos de Ciudad de Panamá, hacen que tenga un aire a Miami, Estados Unidos - Foto: getty Images / DEA / C. MAURY / Colaborador

estados unidos

La ciudad latinoamericana que compararon con Miami, ¿se parecen?

Sus edificios hacen que tenga un aire a la ‘capital del sol’.

Maxi Martínez, un influenciador de TikTok se dedica a viajar por el mundo, conociendo diferentes ciudades que le llaman a atención. Una de esas visitas fue a Panamá, ya que escuchó que era apodada la Miami de Latinoamericana, nombre que quería comprobar con sus mismos ojos.

Martínez viajó a Ciudad de Panamá donde recorrió sus calles y observó los rascacielos que llaman la atención de los turistas. “Tenía que ver a qué se referían con la Miami de Latinoamérica y la verdad es que las avenidas, el clima tropical el lujo de la ciudad y de los edificios que son impresionantes hacen que realmente honren su apodo” concluyó el TikToker.

Sin embargo, ante su publicación comenzaron a llegar mensajes de sus seguidores que aprobaban su apreciación, mientras que otros que no. “Somos Panamá y punto. Tenemos lugares hermosos y también feos. Critican mucho a Panamá y los panameños andamos felices sin molestar a nadie”, “deberían mostrar las dos caras de Panamá”, “esa parte es espectacular, pero la parte antigua y el centro son horribles. Y el tráfico tenaz”, fueron algunos de los comentarios que llegaron a la publicación.

Panamá y la problemática social que tuvo en 2022

A pesar de esa majestuosidad de la que habló Martínez en su perfil de TikTok, Panamá sufrió una de sus peores crisis sociales en este año. Los ciudadanos, cansados por el alza del precio del combustible y los casos de corrupción institucional, llevaron a que la población se desatara en una de las mayores olas de protestas en el país de las últimas tres décadas.

“El costo de la vida es lo que tiene al pueblo en la calle, el pueblo pide justicia social en estos momentos”, dijo en su momento Sergio Gallegos, un indígena panameño. Él fue una de las miles de personas que salieron a la calle para exigirle al gobierno que interviniera y contuviera los precios de los productos de la canasta básica y de las medicinas.

“Los problemas no solamente son de un sector. El problema es de todos los panameños que estamos sufriendo el día de hoy”, advirtió el cacique general Guna, Rengifo Navas, uno de los indígenas que participaron activamente en los bloqueos terrestres.

Panamá, con unos 4 millones de habitantes, experimentó una de las mayores crisis sociales desde que en 1989 cayó la dictadura militar del general Manuel Antonio Noriega tras la invasión estadounidense.

“Estuvimos en un estallido social sin precedentes”, dijo Enoch Adames, catedrático de Sociología de la Universidad de Panamá. Las protestas obligaron en su momento al presidente, Laurentino Cortizo, a reducir el precio del combustible.

Con una economía dolarizada y de servicios, un canal interoceánico, que aporta más de 2.000 millones de dólares anuales al tesoro nacional, altas tasas de crecimiento económico y alternancia en el poder, Panamá ha vivido una relativa estabilidad política y social desde 1989.

Según datos oficiales, la economía panameña creció un 17,8 % en 2021 y un 13,6 % en el primer trimestre de 2022. Sin embargo, el país presenta uno de los mayores índices de desigualdad del mundo, la mitad del empleo es informal y hay grandes carencias en servicios públicos como salud, educación y acceso al agua potable.

Con información de AFP