Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/07/13 22:15

    Si Duque fuera profesor de liderazgo (en la Sergio Arboleda)

    ¿Qué se espera de un sergista? Que se peine hacia atrás con gomina; compre foulard; lleve anillo con escudo familiar y consiga por lo menos un contrato en el actual Gobierno.

COMPARTIR

Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Todo nació cuando me pregunté quién había sido Sergio Arboleda, el prócer a quien rinde tributo desde su nombre la advenediza universidad colombiana calificada por algunos medios como el Think Tank del Gobierno: think, por lo que allí se piensa; tank, por la talla de su máximo egresado, el presidente Duque, hombre de grandes quilates. En todos los sentidos.

De ese modo descubrí que don Sergio fue un político conservador dedicado a la venta de esclavos; que en 1846, ante la inminente abolición de la esclavitud en Colombia, viajó a Perú para vender “99 adultos y 113 niños”. Y que, más grave que todo lo anterior, tuvo un hermano, Julio, que escribió el extenso poema Gonzalo de Oyón, de evidente talante épico, especialmente en quienes logran terminar su lectura.

Le recomendamos: Si yo fuera transespecie

Don Sergio inspiró este centro de pensamiento del ídem Democrático del que emergen egregias figuras de la intelectualidad gubernamental como don Miguel Ceballos y Francisco Barbosa, modelos a futuro de los bustos de mármol que adornarán la plazoleta de la universidad. Ellos dos, junto con el doctor Duque, representan los más puros valores sergistas en que brillan por igual el gusto por el saber, y las calzas y el reloj Rólex del doctor Abelardo De la Espriella, intergérrimo exalumno del claustro.

¿Qué se espera de un sergista? Que se peine hacia atrás con gomina; compre foulard; lleve anillo con escudo familiar y consiga por lo menos un contrato en el actual Gobierno. También que se inscriba en el siguiente curso de vacaciones que, inspirado en el gobierno de su máximo egresado, diseñé con esfuerzo, y someto a consideración de sus directivas para que lo integren a su oferta académica a cambio de 99 esclavos adultos. O 113 niños.

Curso de liderazgo Iván Duque Marquéz.

Introducción al liderazgo

¿El líder nace o se hace? Y si se hace, ¿qué se hace? ¿Dónde está? ¿Alguien lo ha visto? ¿Quién manda acá? Iván Duque Márquez dictará en persona –si es que aparece– esta charla introductoria en que pondrá de manifiesto la virtud central del líder: su independencia. En caso de que el presidente Uribe le dé permiso.

Ciencia y glifosato

En los modernos laboratorios de la universidad, descubra las saludables propiedades del glifosato a través de estudios técnicos patrocinados por Bayern. ¿Sabía que el glifosato produce el mismo placer que una copa de vino cada tres meses; que resulta tan sano como ingerir 499 vasos de agua? Al final del módulo el estudiante estará en capacidad de asperjar glifosato sobre un campesino (y filtrar estudios científicos a la prensa).

Música para mandatarios

Ejerza los principios del liderazgo a través de la música: en reuniones de gabinete saque guitarras, pero no ministros; visite programas radiales para demostrar sus conocimientos de rock, y ¡monte conciertos fronterizos para tumbar tiranos en cuestión de días, no de horas! (El curso incluye un módulo de profundización del grupo de rock Interpol dictado por Ernesto Macías).

Puede leer: Fumiguemos con glifosato el Parque de la 93

Empeñando la palabra

Diga en voz alta que no hará fracking, antes de ordenar pruebas para hacer fracking; prometa que bajará impuestos, y acto seguido proponga gravar la canasta básica. Y aprenda la importancia de empeñar la palabra (en cualquier casa de compraventa de la Caracas, aledaña a la sede universitaria).

Haciendo trizas la paz

Con asistencia de los monitores Emilio Archila y Miguel Ceballos, fortalezca el acuerdo de paz volviéndolo trizas. Prefiera la verdadera guerra de Uribe a la falsa paz de Santos. Objete y desfinancie la JEP. Evite visitar las zonas rojas mientras habla de economía naranja. Y saque pecho en Europa por los acuerdos de paz que deja morir en Colombia.

Moda y seguridad

De la mano regordeta del veterano tendero y catedrático Guillermo Botero, aprenda a vestirse con ropa mojada para proteger su integridad. Conviértase en gente buena que mata gente mala a punta de forcejeos. Practique el positivismo gracias a las nuevas directrices del ejército. ¡Y detecte a primera vista cuáles protestas sociales deben ser infiltradas!

Le sugerimos: Quiero viajar como Duque

Estrategia

Use la cabeza para lo que los grandes líderes suelen usarla: dormir pelotas en la frente. Polarice a la sociedad y acuda al carácter laico de la nación para pedir a la virgen del Chiquinquirá que la una de nuevo. Y lávese las manos con bonos de agua para promover el aseo ético de las instituciones.

Diplomacia y nepotismo

El monitor Carlos Holmes le enseñará a denunciar los complots que se fraguan contra el presidente en lugares castrochavistas como el New York Times, el Washington Post y la ONU. Intente desinflar la OEA y fracase en el intento. ¡Y llene la nómina diplomática de familiares de sus copartidarios!

Excursiones. La universidad organizará un mínimo de 17 viajes al exterior cada año, para que los estudiantes saluden al príncipe Carlos, consigan 15 becas y obtengan un león de oro en Cannes.

* Matrículas abiertas. Reclame gratis un micrófono de diadema. Esclavos abstenerse. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1950

PORTADA

María Paula Correa, el poder en la sombra

Su nombramiento como jefe de gabinete convierte a esta joven abogada en la segunda persona más importante del Gobierno después del presidente Duque. ¿Quién es ella?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1950

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.