Tendencias
518 árboles fueron plantados en medio de una carrera en Ubalá, Cundinamarca.
518 árboles fueron plantados en medio de una carrera en Ubalá, Cundinamarca. - Foto: Revista Semana

semana sostenible

¡Muchos troncos! A las carreras, plantaron 518 árboles en una curiosa competencia en Ubalá, Cundinamarca

Niños y adultos, principalmente campesinos, participaron de la denominada la denominada “Primera carrera municipal a favor del medio ambiente”. Se espera que en las próximas semanas se planten otros dos mil individuos arbóreos nativos.

El pasado 12 de junio, una cantidad inusual de niños, adultos jóvenes y mayores de origen campesino se dieron cita en el centro del casco urbano del municipio de Ubalá, ubicado en la provincia del Guavio, en Cundinamarca.

A diferencia de los tradicionales atavíos de trabajo para la agricultura, que muchos suelen portar entre semana, esta vez los tenis y las camisetas dominaban el escenario: estaban listos para ser atletas por un día, en la llamada “Primera carrera municipal a favor del medio ambiente”.

El objetivo de la actividad no era únicamente salir y hacer deporte, (socializando de paso con sus vecinos, sino aportar con la recuperación ambiental del municipio, golpeado en los últimos años por la contaminación y la destrucción sistemática de la naturaleza por la sobre explotación de la misma.

La actividad empezó con una contrarreloj individual, en la que se puso a prueba la resistencia y velocidad de los participantes. Al final de la prueba, cada persona recibió un árbol de la variedad Roble o Arrayán para plantarlo en una granja aledaña, perteneciente al municipio.

Gracias a la jornada deportiva y de recuperación ambiental, 518 árboles entre Robles y Arrayanes fueron plantados en Ubalá, Cundinamarca.
Gracias a la jornada deportiva y de recuperación ambiental, 518 árboles entre Robles y Arrayanes fueron plantados en Ubalá, Cundinamarca. - Foto: Revista Semana

Al terminar la actividad en el predio, los asistentes recibieron otro espécimen arbóreo, con el objetivo de que cada cual lo llevara a su casa y le diera un hogar en su jardín o patio.

Campesinos, menores, profesores, funcionarios públicos y varios sectores de la comunidad hicieron parte de las 4 categorías enmarcadas así en la competencia: mayores entre 18 y 60 años con una distancia de 5km; juvenil entre 13 y 17 años con 1.5km; menores entre 6 y 12 años con 1.5km; y la infantil para niños entre 3 y 5 años con 500 metros.

La alcaldía municipal, en cabeza del alcalde Crispín Beltrán, escogió hacer esta actividad en el sector de La Granja, una zona rural aledaña al casco urbano.

Aunque en el sector abunda la fauna y flora, existen varios perímetros desolados que necesitan ser restaurados, por lo que con el evento también se dio inicio a uno de los proyectos medioambientales más importantes, liderados por la alcaldía municipal y con el que se busca alcanzar la plantación de más de 2.000 árboles en áreas similares a esta.

“Quisimos dar ejemplo en nuestra región de cómo preservar y cuidar el medio ambiente, sabemos que nuestro municipio es uno de los más ricos en biodiversidad en Colombia y queremos mantener nuestros ecosistemas. Además, como somos un municipio atípico en el país territorialmente y esta carrera la realizamos en una primera instancia solo en la parte A, hemos programado una versión muy próxima en nuestra zona B”, afirmó el alcalde Beltrán.

En la competencia se cronometró no solo el tiempo en el que los corredores alcanzaban la meta, sino también en el que plantaban el árbol; para este último proceso ya tenían la tierra preparada previamente y habían recibido instrucciones al respecto, pues la gran mayoría de participantes nunca habían tenido esta experiencia.

Durante la jornada de más de 6 horas, se plantaron más de 250 árboles nativos entre arrayanes y robles y al finalizar cada uno de los competidores se llevó uno para sus predios, además de recibir una dinámica charla acompañada de folletos con el fin de generar conciencia ambiental en los competidores y sus acompañantes.

“Este tipo de actividades, nos recuerdan a nosotros como deportistas la importancia de ayudar nuestro medio ambiente, con la siembra de un pequeño árbol aportar a nuestra región del Guavio y a este planeta que tanto lo necesita. Me parece muy interesante, que también se está concientizando a los niños sobre el cambio climático”, agregó Nicolás Beltrán, campesino y corredor.

Adicionalmente y como premiación e incentivo a cada uno de los concursantes y tres primeros ganadores en cada categoría, se le entregó un bono monetario y un árbol con el compromiso de plantarlo en el lugar de su preferencia.

Según la Alcaldía municipal, este tipo de actividades se seguirán llevando a cabo en busca de mejorar las condiciones medioambientales de la región y como ejemplo para que otros municipios implementen y promuevan acciones similares en esta época.

Noticias relacionadas