tecnología

Netflix: ¿de empresa de tecnología a una empresa de medios?

La plataforma ha comenzado a implementar cambios sustanciales en su modelo de negocio.


Netflix es una de las plataformas de servicio por streaming más populares en el mundo. Sin embargo, en los últimos meses, ha encontrado un panorama gris con el desplome de sus acciones y la estrepitosa caída de suscriptores.

La compañía ha experimentado una notable volatilidad en la bolsa de Wall Street, balanceándose entre los saldos negativos y los positivos. Ahora, en respuesta, ha anunciado estrategias como las suscripciones económicas (que incluyen anuncios entre contenidos) y el fin de las cuentas compartidas.

Originalmente, Netflix llegó a valorarse como una gran empresa de tecnología, integrando incluso el acrónimo de Wall Street FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google). En ese sentido, la plataforma de streaming se vio a la par de prestigiosas compañías que hacen parte del sector tecnológico. No obstante, no pudo preservar dicha posición.

Para Julia Alexander, directora de estrategia de Parrot Analytics, la lectura sobre el fenómeno Netflix tiene algunos puntos clave que permiten explicar por qué ya no destaca como un Big Tech. “Creo que Netflix estaba extremadamente sobrevaluado”, opinó en entrevista con CNN Business. De hecho, detalló que otras compañías tienen varios “tentáculos” con los que pueden dinamizar su operación, en contraste, Netflix tiene una sola carta: películas y series por demanda.

Un punto a tener en cuenta es que Netflix no ha sido precisamente una empresa de tecnología. Si bien su modelo se basó en el crecimiento de suscriptores, al igual que otras compañías tecnológicas, el servicio que ofrece es completamente diferente. De hecho, resulta limitado si se compara con las otras empresas que conforman el acrónimo FAANG.

El panorama para Netflix se puso más retador con la llegada de otros gigantes del streaming, como Disney Plus, Star Plus, HBO Max, Prime Video, Paramount, entre otros. Esta dinámica produjo, a su vez, que varios contenidos alojados originalmente en Netflix salieran de la plataforma y migraran a otras.

Las estrategias de Netflix para recuperarse

Las opiniones sobre el debilitamiento de Netflix tienen dos vertientes principales. Una se enfoca mayoritariamente en su modelo de negocio, es decir, las tarifas de los planes, el número máximo de suscriptores por cada plan, términos y condiciones, etc. La otra mirada tiene un trasfondo a nivel de contenido, examinando de una manera crítica las series y películas originales de Netflix y evaluando si vale la pena pagar una suscripción para verlas.

Como respuesta a sus caídas en la bolsa, Netflix anticipó varias estrategias. Una de ellas consiste en un plan más barato, el cual incluye anuncios entre contenidos (similar a YouTube), así como la restricción de las cuentas compartidas fuera del hogar. De hecho, la compañía anunció una alianza con Microsoft para potenciar su oferta de suscripción con publicidad.

Foto de referencia sobre Netflix
Netflix probará su modelo de cobro extra por compartir cuentas a partir del 22 de agosto en Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana. - Foto: SOPA Images/LightRocket via Gett

¿Camino a ser una compañía de medios?

Andrew Hare, vicepresidente senior de investigación de Magid, una organización dedicada a la estrategia comercial centrada en el consumidor, manifestó a CNN Business que los movimientos hechos por Netflix recientemente sugieren “una transición de una empresa de tecnología a una empresa de medios”.

“Con la introducción de anuncios, medidas enérgicas contra el uso compartido de contraseñas, programas destacados como Stranger Things que experimentan con un lanzamiento escalonado, vemos que Netflix se parece más a una compañía de medios tradicional todos los días”, expuso Hare.

Según el análisis del experto, Netflix parece haber volcado su modelo de negocio a una dinámica más tradicional. De esta manera, ha puesto por delante temas de sostenimiento, como los ingresos por publicidad o los cobros extra por compartir contraseñas, en lugar de concentrarse solo en el crecimiento de suscriptores.

Stranger Things
'Stranger Things' ha sido una de las series más exitosas de Netflix. - Foto: AFP

Los países en donde se empezará a cobrar por cuentas compartidas

Netflix anunció que a partir del 22 de agosto pondrá a prueba su nueva modalidad en algunos países donde tiene operación. De esta manera, comenzará a cobrar tarifas adicionales a los usuarios que inicien sesión desde fuera del hogar.

La compañía anunció el pasado marzo una prueba por la que cobraría una cantidad adicional al precio de suscripción por compartir la cuenta con personas que viven fuera del hogar y usan un perfil compartido.

La decisión se tomó al notar que la práctica de compartir cuentas estaba afectando la cantidad de suscripciones y, por tanto, los ingresos de la compañía. En ese sentido, Netflix informó que la nueva modalidad funcionará inicialmente en Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana.

De este modo, la compañía cobrará una tarifa de 1,69 dólares (unos 7.500 pesos colombianos, aproximadamente), a los suscriptores que tengan la misma cuenta abierta en diferentes hogares.

Si bien la primera fase no involucra a Colombia, no se descarta que la modalidad de cobro adicional por compartir contraseñas se extienda a otros países.