vida moderna

Abdomen plano: los alimentos que ayudan a marcarlo de manera rápida

La alimentación es fundamental para tener una vida saludable.


Para algunas personas, su peso y masa corporal representan un dolor de cabeza diario, pues mantener un abdomen plano puede ser una tarea complicada. Además, conseguir un abdomen plano y marcado es el objetivo que muchas personas se han planteado a lo largo de la vida.

Bajar de peso y marcar el abdomen no es fácil, y requiere compromiso. La paciencia, ayuda a tener cuidado con fórmulas mágicas y métodos rápidos que prometen disminuir tallas en poco tiempo, afectando, en ocasiones, varios órganos del cuerpo.

Lo mejor es, junto a una rutina saludable, hacer ejercicios variados que se enfoquen en la quema de grasa y la tonificación. Además, hay que llevar una alimentación saludable, baja en calorías y grasas, según estudios de la Universidad de Harvard.

Así mismo, es posible potenciar este proceso consumiendo algunos alimentos específicos que, gracias a sus componentes, pueden ser de gran ayuda en la búsqueda de un peso saludable y un abdomen plano. Incluso, la revista especializada UnCOMO, publicada a través del portal Mundodeportivo, listó algunos de ellos:

1. Alcachofa: el portal Tua Saúde explica que esta planta tiene cualidades para bajar de peso, regular el colesterol, reducir el riesgo de la diabetes y otros asociados a la hipertensión arterial. Este efecto se le atribuye a la inulina presente en esta planta, la cual genera una sensación de saciedad que evita las ansias de comer repetitivamente durante el día.

2. Carne magra: son ricas en proteína, esenciales para tonificar el cuerpo. Además, contiene grandes cantidades de vitamina B, lo que ayuda a que este nutriente tenga una mejor absorción en el organismo. “También cuenta con propiedades quemagrasas, ya que este tipo de alimento también tiene dentro de sus nutrientes, sustancias como la carnitina y creatina”, explica UnCOMO.

3. Huevos: de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus silgas en inglés), es uno de los pocos alimentos que no contiene carbohidratos, además, “es rico en grasa, y contiene una proporción considerable de excelente proteína, y buenas cantidades de calcio, hierro, vitaminas A y D, así como de tiamina y riboflavina”.

4. Copos de avena: este cereal, según Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, ayuda a controlar el apetito al hacer que el organismo se sienta lleno y, por lo tanto, se coma menos entre comidas y se necesitan porciones más pequeñas en el desayuno, almuerzo y cena

5. Frutos secos: un estudio aleatorio y controlado, publicado en la revista científica Nutrients, ha evidenciado que la inclusión de una mezcla de frutos secos en un programa de control de peso daba lugar a una pérdida de kilos significativa y a una mejora de la saciedad.

6. Pescado azul: algunas buenas opciones de pescado azul son el salmón, la sardina, la caballa del Atlántico, bacalao, arenque, trucha de lago y el atún enlatado en agua. Son una fuente rica de vitaminas y es rico en grasas saludables, por lo que optar por esta opción en resulta ser muy saludable y nutritiva.

Antes de agregar alimentos nuevos a la dieta o de hacer cambios en la alimentación, se debe consultar a un médico para evitar intervenir en tratamientos que se puedan estar llevando a cabo para alguna otra patología.

También, es necesario complementar la ingesta de dichos alimentos, como se ha dicho a anteriormente, con ejercicio regular y el cuidado de las comidas que complementas las ya mencionadas.