vida moderna

Acné: mascarillas caseras para combatirlo naturalmente

Es una enfermedad bastante común de la piel, la cual afecta a aproximadamente el 85 % de las personas en algún momento de su vida.


El acné es un síntoma muy común tanto en adolescentes como en adultos. Se trata de una condición de la piel que causa brotes inflamatorios, los cuales suelen ser molestos y causados por la acumulación de bacterias en los poros. Además, suele presentarse en el momento menos esperado.

En concreto, los granitos o espinillas en los adultos tienen varias causas. Una es que se producen porque la grasa, también llamada sebo, y células cutáneas muertas obstruyen los poros de la piel, donde se desarrollan bacterias, lo que causa inflamación e infección, según el portal especializado en salud y bienestar Cuerpo y Mente.

Cabe resaltar que se trata también de una enfermedad bastante común de la piel, pues afecta a aproximadamente al 85 % de las personas en algún momento de su vida.

El magacín Medical News Today señala que los cambios hormonales, el estrés y la mala higiene también son los detonantes frecuentes del acné. La afección no implica ningún riesgo de salud grave; pero algunos pueden pensar que se ve poco atractivo y puede ocasionar incomodidad.

Expertos recomiendan eliminar el hábito de apretar los granos de acné. Foto: GettyImages.
Los cambios hormonales, el estrés y la mala higiene también son los detonantes frecuentes del acné. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

Por fortuna, existen remedios caseros que pueden eliminar su molesta aparición como la cúrcuma, la miel, el bicarbonato, la canela, las fresas, el aceite de coco y el café, entre otros.

Mascarilla de miel

  • Mezclar dos cucharadas de miel con una cucharada de canela hasta que quede una pasta homogénea.
  • Luego, aplicar la mascarilla en el rostro completamente limpio y evitar el área del contorno de ojos.
  • Después, dejar reposar la miel y canela durante 15 minutos y retirar con abundante agua tibia.
  • Finalmente, aplicar la crema hidratante favorita.
  • Cabe recordar que antes de aplicar esta mascarilla es importante hacer una prueba de alergia o consultarlo previamente con el dermatólogo, ya que cada cuerpo y organismo es distinto.

Mascarilla de aceite de coco y bicarbonato

  • La mascarilla de aceite de coco y bicarbonato para las arrugas es perfecta para rejuvenecer la piel y exfoliarla al tiempo, porque permite eliminar todas las células muertas y limpiar los poros.
  • Se necesitan dos cucharadas de aceite de coco virgen y una cucharada pequeña de bicarbonato.
  • Mezclar ambos productos en un recipiente hasta crear una pasta homogénea.
  • Aplicar la mascarilla sobre las zonas a tratar dando masajes circulares, dejar actuar durante 10 minutos y retirar con abundante agua tibia.

Mascarilla de cúrcuma

Ingredientes:

  • Leche: 3 cucharadas.
  • Aceite de girasol o de almendras: 1 cucharadita.
  • Harina de arroz: 1 cucharadita.
  • Cúrcuma: 1 cucharadita.
  • Gelatina s/sabor: 2 cucharaditas.

Preparación:

  • Si no se tiene harina de arroz, se puede poner el arroz crudo en una servilleta, golpearlo con un martillo y colar para que salga un polvito fino.
  • Luego, colocar la cúrcuma, la gelatina y la harina en un mismo recipiente.
  • Añadir el aceite y la leche caliente.
  • Mezclar todo hasta obtener una mezcla homogénea parecida a una crema.
  • Aplicar esta mezcla en el rostro una vez por semana. En el cuello se deberá aplicar con ayuda de un guante, con cuidado de no entrar en contacto con la zona de los ojos.
  • Dejar actuar durante 30 minutos y enseguida, retirar con bastante agua fría.

Mascarilla de café y yogur

Mascarilla de fresas

  • Colocar un puñado de fresas maduras en un bol y machacarlas con una cuchara hasta obtener un puré.
  • Verter una cucharadita de azúcar en el recipiente con las fresas y mezclar durante unos minutos.
  • Aplicar el puré de fresas sobre el rostro, insistiendo en áreas afectadas por la presencia de granos o espinillas.
  • Dejar que la mascarilla actúe durante 15 minutos.
  • Enjuagar el rostro con agua tibia y aplicar crema hidratante.