El descenso en los niveles de las hormonas sexuales femeninas que ayudan a metabolizar la grasa llevan a un aumento de peso.

vida moderna

Adelgazar rápido: remedios y consejos para un abdomen plano en una semana

La grasa es la gran enemiga del vientre, pero también lo son los problemas de retención de líquidos, las malas digestiones y los gases.

A medida que pasan los años, el cuerpo se va deteriorando. En el caso de la mujer, cuando se acerca a la menopausia, la grasa va cambiando su lugar favorito para instalarse, pasando de la cadera y el trasero a la cintura y la franja abdominal. Sin embargo, el aumento de peso en la menopausia no es inevitable. Aunque se puede retrasar el curso prestando atención a los hábitos alimenticios saludables y llevando un estilo de vida activo.

Los cambios hormonales de la menopausia podrían predisponerte a aumentar de peso en la zona del abdomen más que en las caderas y los muslos. Sin embargo, los cambios hormonales por sí solos no necesariamente causan el aumento de peso en la menopausia. En cambio, el aumento de peso suele estar relacionado con el envejecimiento, así como con el estilo de vida y los factores genéticos, según Mayo Clinic.

El portal Muy Saludable señala que principalmente, el descenso en los niveles de las hormonas sexuales femeninas llamadas estrógenos, las cuales ayudan a metabolizar la grasa, llevan a un aumento de peso al dificultar la quema de calorías y genera cambios en el cuerpo, como menos músculo y más grasa, sobre todo alrededor del abdomen.

Los cambios hormonales de la menopausia podrían predisponerte a aumentar de peso en la zona del abdomen.

Plan ‘Vientre plano en una semana’

La grasa es la gran enemiga del vientre, pero también lo son los problemas de retención de líquidos, las malas digestiones y los gases que incrementan el volumen abdominal, según el portal Belleza Natural.

Por esta razón, además de los ejercicios quemagrasas específicos, se recomienda el uso de remedios caseros que ayuden a evitar la retención de líquidos y fomenten, a la vez, el tránsito intestinal. Aquí algunos de los remedos naturales para lograr un vientre plano en una semana:

Tomar té verde

  • El té verde está cargado de antioxidantes y nutrientes que hacen maravillas en el cuerpo.
  • El té verde mejora la función cerebral y la memoria, y también ayuda a la pérdida de grasa.
  • El té verde estimula el metabolismo, lo que a su vez ayuda a quemar grasa en especial en el vientre.

Té de diente de león

  • Hacer una infusión de té de diente de león y tomarla en ayunas a diario.
  • El diente de león es un diurético natural que eliminará las toxinas y el exceso de agua del cuerpo, especialmente del vientre.

Vinagre de sidra de manzana

Té de jengibre

  • El jengibre es una ayuda digestiva natural, por lo que ayuda con las náuseas y el malestar estomacal.
  • Además, el jengibre también es termogénico, lo que significa que aumenta la temperatura del cuerpo para permitirle quemar grasa de manera más eficiente.
  • Igualmente, esta especia suprime la producción de cortisol, que es una hormona del estrés. El estrés provoca aumento de peso, por lo que el jengibre ayuda a prevenirlo.
  • Beber té de jengibre a diario realmente puede ayudar a perder grasa abdominal.

Tomar agua de limón

  • Una manera sencilla de prepararla son 2 tazas de agua, con el jugo de medio limón.
  • Todo lo que se debe hacer es exprimir el limón en el agua, rallar un poco de la ralladura en el agua y luego beber.
  • El mejor momento para beber agua con limón es justo por la mañana antes de beber o comer cualquier otra cosa.

Ejercicios para tener vientre plano en una semana

La plancha anti-barriga:

La plancha es uno de los ejercicios estrella a la hora de trabajar el abdomen sin dañar la espalda:

  • Colocarse boca abajo sobre una colchoneta o toalla apoyando los antebrazos bien separados a la anchura de los hombros, con las rodillas en el sueloy los pies cruzados.
  • Apretar el abdomen durante 8 segundos y relajar.
  • Repetir este ejercicio 10 veces.
  • Luego, hay que quedarse boca abajo apoyando los antebrazos, pero ahora se deben estirar las piernas y descansar el peso sobre las punta de los pies.
  • Apretar el abdomen 8 segundos y relajar.
  • Repetir 10 veces. Al hacer la plancha estirada, se alinea la espalda con los hombros y los glúteos.

Refuerzo para la zona alta del abdomen:

  • Tumbarse en la colchoneta colocando las piernas en alto y aguantando una pelota de goma o espuma entre las piernas: apoyar toda la espalda en el suelo y colocar los brazos en alto como si se quisiera llegar a tocar los pies.
  • Inspirar profundamente y mientras se espira contraer el abdomen.
  • Luego, despegar la parte alta de la espalda del suelo y elevar la cabeza solo unos centímetros.
  • Volver a apoyar la espalda, flexionar las piernas y descansar.
  • Hacer 3 series de 10.