vida moderna

Agua de avena: ¿tiene beneficios tomarla por las noches?

Esta preparación es famosa por sus múltiples propiedades, ¿pero hace alguna diferencia la hora en la que se tome?


Recetas de panqueques, tortas, postres, snacks, galletas y batidos se pueden preparar con avena, gracias a la versatilidad de este ingrediente que suma cada vez más adeptos a lo largo del mundo. Pero su fama no es nueva, este cereal ha hecho parte de la alimentación humana desde hace miles de años y, junto a otros miembros de su familia, se han convertido en parte fundamental de la dieta.

Se trata de un alimento que aporta distintos nutrientes y que es reconocido por sus distintas propiedades beneficiosas para el organismo. De acuerdo con la Red Alimentar, un proyecto de la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina, la avena contiene elementos de la mayoría de grupos de nutrientes esenciales, tales como las grasas, las proteínas, los carbohidratos, las vitaminas y los minerales.

Según indica la guía de alimentos de la mencionada institución, entre los componentes que se pueden encontrar en este ingrediente se listan las vitaminas de la familia de las B, como la vitamina B1. También es una fuente de minerales como el hierro, el potasio, el fósforo, el calcio y el magnesio.

Ya sea en agua o en leche, la avena es un alimento muy recomendado por los especialistas para comenzar el día. Foto: Getty Images.
Según indica la guía de alimentos de la mencionada institución, entre los componentes que se pueden encontrar en este ingrediente se listan las vitaminas de la familia de las B, como la vitamina B1. También es una fuente de minerales como el hierro, el potasio, el fósforo, el calcio y el magnesio. - Foto: Foto: Getty Images.

Gracias a su valor nutricional, se sugiere integrarla en la dieta si se busca aprovechar sus cualidades, como la regulación del azúcar o glucosa en sangre. Además, tiende a producir una sensación saciante que la convierte en la opción idónea para calmar el hambre y controlar la ansiedad que favorece el aumento de peso.

Sin duda, una de sus características más reconocidas es que posee una acción buena para facilitar la correcta digestión, siendo enemiga del estreñimiento y otros problemas asociados al tránsito digestivo.

Todos estos beneficios pueden ser aprovechables en una cantidad de recetas, una de las más sencillas es el agua de avena, la cual es recomendada por ser una alternativa menos pesada que otras preparaciones.

De acuerdo con un artículo del portal Mejor con Salud, de bienestar y nutrición, esta bebida puede contribuir a controlar la presión arterial, que por fuera de rangos normales tiene consecuencias serias para la salud (hipotensión e hipertensión arterial). Por otra parte, también propicia la eliminación de residuos de la sangre, al tiempo que facilita la limpieza de los intestinos.

¿A qué hora es mejor consumirla? ¿Tiene alguna diferencia?

En primer lugar, hay que decir que el consumo de cualquier preparación, en especial si provoca un cambio drástico en la dieta, debe ser consultado con los profesionales de la salud para prevenir que se agraven ciertas condiciones de salud.

Dicho eso, el portal Mejor con Salud indica que la cantidad y la frecuencia en que se tome la bebida a base de agua y avena responde a las particularidades de cada persona, puesto que no todos toleran este cereal y sus componentes de igual forma.

Usualmente, se sugiere consumirla en la mañana como parte de un buen desayuno. Sin embargo, también puede ser una opción para merendar en la tarde y saciar el hambre. También es aconsejada como colación, es decir, como un alimento ligero para la noche que puede satisfacer el apetito sin la sensación de llenura.

También puede ser de interés...

El agua con avena se puede preparar de la siguiente manera, según el portal unCÓMO: en un recipiente se debe agregar una taza de avena y la cantidad de agua necesaria para cubrirla. Esta preparación se debe dejar reposar por un par de horas.

Luego, en una licuadora o procesadora se mezclan los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea que después se debe llevar a fuego alto en una olla hasta que hierva. Es importante tener en cuenta que en el punto de ebullición se debe bajar el fuego para que la mezcla repose por un tiempo de cinco minutos.

Para obtener el agua, se debe colar la mezcla, preferiblemente con un colador de malla fina, y reservar la preparación luego en el refrigerador antes de servir.