Tendencias
Manzanilla y jengibre
El agua de jengibre también puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Agua de jengibre para limpiar los pulmones y reducir las flemas naturalmente: así se prepara

Los remedios caseros no sustituyen el tratamiento médico.

Los pulmones son órganos indispensables para el ser humano. Básicamente, son el centro de sistema respiratorio y su función consiste en trasladar el oxígeno que ingresa al momento de inhalar hacia la sangre. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono sale de la sangre a los pulmones y es expulsado durante la exhalación.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), a este proceso se le denomina intercambio de gases y es “fundamental para la vida”. A nivel general, los hábitos para un estilo de vida saludable, como hacer actividad física y no fumar, pueden ayudar a prevenir lesiones y enfermedades pulmonares.

Los pulmones pueden verse afectados por un amplio número de afecciones, mientras que algunas son relativamente simples y no representan mayor peligro para la salud, otras son mucho más complejas y necesitan atención médica especializada.

De acuerdo con la enciclopedia médica MedlinePlus, la tos es una forma importante de mantener la garganta y las vías respiratorias despejadas. No obstante, advierte que demasiada tos puede significar que la persona padece una enfermedad o un trastorno. En dado caso, es conveniente acudir a un médico ante cualquier señal de alarma, de modo que sea posible obtener un diagnóstico preciso y definir el tratamiento adecuado.

“Algunas toses son secas, mientras que otras son productivas. Una tos productiva es aquella en la que se arroja moco. Este, también llamado flema o esputo”, agrega la fuente consultada. De igual manera, menciona que la tos puede ser aguda o crónica, siendo su duración otro aspecto importante a tener en cuenta.

La tos puede ser aguda o crónica en los siguientes casos:

  • Por lo general, la tos aguda comienza de manera repentina y se debe a un resfriado, una gripe o una infección sinusal. En estos casos, desaparece después tres semanas.
  • La tos subaguda dura de tres a ocho semanas.
  • La tos crónica dura más de ocho semanas.
Pulmones
Si la tos viene acompañada de síntomas como dolor de cabeza, cansancio o fiebre, resulta pertinente acudir a un médico para examinar a detalle el caso. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Dicho esto, es importante cuidar la salud de los pulmones y procurar que las vías respiratorias y garganta permanezcan limpias y libres de flemas. Para ello, la medicina alternativa cita algunos remedios caseros que podrían ayudar en el proceso, sin embargo, siempre es conveniente consultar con un profesional de la salud antes de intentar con cualquiera de ellos.

El portal especializado en salud Tua Saúde destaca que el jengibre ha sido usado tradicionalmente en numerosos remedios caseros para aliviar la tos. Esto sucede debido a que presenta propiedades expectorantes y antiinflamatorias, ayudando a reducir las flemas que son producidas durante la gripe.

No obstante, sus beneficios se limitan a calmar la tos, por lo que si aparecen otros síntomas como dolor de cabeza, cansancio o fiebre, resulta pertinente acudir a un médico para examinar a detalle el caso.

Para aprovechar las cualidades el jengibre, una posibilidad es elaborar una infusión. Solo se requieren los siguientes ingredientes:

  • 5 cm de jengibre.
  • Una astilla de canela.
  • Un litro de agua.

Preparación:

  • Hervir el agua.
  • Una vez alcance su punto de ebullición, apagar el fuego e incorporar el jengibre y la canela.
  • Dejar reposar durante unos minutos para que el jengibre y la canela liberan sus propiedades.
  • Colar la preparación y beber.

El agua de jengibre aporta al organismo beneficios antioxidantes, por lo que es un aliado en la prevención de enfermedades cardíacas, neurodegenerativas, como Parkinson, Alzheimer y Huntington; cáncer y retrasar los síntomas de envejecimiento.

Los antioxidantes combaten las especies reactivas del oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés), que causan estrés oxidativo y dañan las células.

Según los expertos, el cuerpo produce ROS de forma natural, pero algunas opciones de estilo de vida, como beber grandes cantidades de alcohol, fumar o experimentar estrés crónico, hacen que el organismo produzca demasiadas. “El consumo de alimentos y bebidas con antioxidantes, como el agua de jengibre, puede ayudar a prevenir y combatir los efectos secundarios negativos de las ROS”, destaca el portal de salud Healthline.