salud

Agua de papa cruda: las múltiples vitaminas que le aporta al cuerpo

Este alimento ayuda a fortalecer el sistema inmune, es antiiflamatorio y rico en antioxidantes.


La papa es una de las hortalizas que más se consumen en el mundo, no solo por su versatilidad en la gastronomía, sino porque es una fuente de nutrientes esenciales que brindan beneficios para la salud del organismo.

Según el portal Cuerpo Mente, este alimento es una fuente de energía que aporta más vitaminas y minerales y menos calorías de los que se le atribuyen normalmente. Por ejemplo, según este sitio web, 200 gramos de papas hervidas aportan el 20 % de vitamina B1 que necesita el cuerpo, el 14 % de vitamina B3 y el 24 % de vitamina B6.

Además, ofrecen una cantidad destacada de minerales. La mencionada cantidad aporta el 8 % de las necesidades diarias de selenio, el 22 % de las de potasio, el 20 % de las de flúor y el 14 % de las de hierro.

“Por sus características nutricionales y su riqueza en fécula, este alimento se equipara con los cereales, porque es rico en hidratos de carbono y con una composición protéica del 2 %”, precisa.

El micronutriente más destacado en este producto es la vitamina B6, la cual tiene injerencia en la creación de nuevas células sanas y tejidos a partir de los aminoácidos. También actúa en diversas funciones del sistema nervioso, y en la desactivación y eliminación de sustancias perjudiciales como la homocisteína, que incrementa el riesgo de infarto. También tiene un alto contenido de vitaminas B1, B2 y ácido fólico.

Papa / alimento
La papa es rica en nutrientes y vitaminas. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images

Rica en vitamina C

Las papas son importantes proveedoras de vitamina C, la cual ayuda al cuerpo a absorber hierro y a formar colágeno en los vasos sanguíneos, músculos, cartílagos y huesos. Sus propiedades antioxidantes también pueden mejorar la salud general de la piel, al ayudar a aliviar la hinchazón, reducir la irritación y darle características de lozanía. Esta vitamina ayuda en el fortalecimiento del sistema inmune del cuerpo.

De igual forma, posee vitamina K, que es soluble en grasa y vital para la coagulación de la sangre y para prevenir la pérdida ósea. Esta vitamina también apoya el transporte de calcio por todo el cuerpo. Las papas crudas contienen alrededor del 5 % de la ingesta diaria recomendada de esta vitamina.

Beneficios para el organismo

El agua de papa cruda tiene componentes antiinflamatorios, según afirma un estudio realizado por la Universidad Purdue, de Estados Unidos y citado por el portal Mejor con Salud. Debido a esto, es un buen remedio natural contra los dolores en los músculos y las articulaciones.

De acuerdo con este sitio web, añadir este alimento a la dieta ayuda a controlar los desequilibrios en los procesos inflamatorios del cuerpo y, de paso, ejerce un efecto analgésico que proporciona alivio ante diferentes tipos de dolores.

Por otro lado, gracias a los compuestos antioxidantes que posee, este producto logra estimular la eliminación de los desechos que se quedan retenidos en el hígado, colon y riñones. Además, gracias a su aporte de fibra, vitaminas y minerales, ayuda a mejorar los procesos que se encargan de filtrar la sangre para remover las toxinas que viajan a través del torrente, precisa el portal Cocina Fácil, de México.

Los compuestos del zumo de papa cruda son de naturaleza alcalina y al ser absorbidos, controlan el nivel de acidez en la sangre. “Estas propiedades equilibran el pH natural del organismo y disminuyen el riesgo de desarrollar varios tipos de enfermedades crónicas que suelen darse en ambientes ácidos”, precisa Mejor con Salud.

Por último, al consumir dos vasos de agua de papa al día se puede estimular la limpieza de cristales de ácido úrico en las articulaciones, sustancia retenida en los tejidos del cuerpo, y así es posible evitar la inflamación y el dolor, indica el sitio web Cocina Fácil.

¿Cómo prepararla?

Preparar el agua de papa es sencillo. Se requiere de tres papas y un vaso agua. Se pela bien la papa, se corta en trozos y se mezcla con el agua en la licuadora. Una vez esté lista la mezcla se divide en dos, para tomar una parte en el día y otra en la noche. Otra forma de preparar esta bebida es pasar la papa por un extractor de jugos para evitar agregarle agua.