Tendencias
Los asistentes encontrarán hortalizas, verduras, frutas, plantas medicinales, aromáticas condimentarias y ornamentales, leguminosas y alimentos transformados como miel, pesto, jaleas naturales y polen; también productos asociados a la práctica de la agricultura urbana como semillas, plántulas y abono orgánico. Por su parte, los productores campesinos rurales ofrecerán tubérculos, frutas, verduras, huevos y procesados como lácteos, café, amasijos y panela.
Hortalizas, verduras, frutas, plantas medicinales, aromáticas condimentarias y ornamentales. - Foto: Cortesía Jardín Botánico

vida moderna

Albahaca: estas son sus propiedades curativas y beneficios

Esta planta aromática, además de ayudar a darle sabor a las comidas, también trae múltiples beneficios a la salud.

La albahaca también como Alhábega, Alfábega, Basílico o Hierba real, es una planta aromática utilizada por muchos para añadir sabor y frescor a las preparaciones, sin embargo, son sus buenos nutrientes e importantes propiedades los que hacen de esta hierba algo especial a incluir en la alimentación.

Asimismo, hay quienes utilizan la albahaca como un remedio casero para combatir algunas afecciones sencillas, tales como la tos o molestias en la garganta. Sin embargo, no es el único beneficio que aporta esta hierba aromática.

De acuerdo a lo informado por Manuel Réis, enfermero con diplomado en Fitorerapia Clínica y quien escribe para el portal especializado en salud, nutrición y bienestar Tua Saúde, entre las propiedades más destacadas de la albahaca está su aporte como tratamiento de la tos y la flema; en el proceso de cicatrización de las heridas; ayuda a tratar los problemas de estómago como estreñimiento, cólicos y gases; se usa para tratar los ronquidos, la amigdalitis; las náuseas; la falta de apetito; la ansiedad; el insomnio; la migraña y las picaduras de insectos.

Según Réis, entre los aportes de la albahaca está su acción antiespasmódica, digestiva, vermífuga, antibacteriana, fungicida, insecticida, astringente, cicatrizante, febrífugo, estimulante, anti-emético, antitusígeno y antiinflamatorio.

Del mismo modo, esta hierba es muy rica en calcio, elemento importante para mantener sanos los huesos y dientes, así como en potasio, mineral que regula el contenido de agua de las células y su movimiento y ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los músculos, según se explica en la web experta Medline Plus.

Según esto, la albahaca también contiene tiamina o vitamina B1, la responsable de su ayuda para solucionar los problemas digestivos. También destaca por fortalecer el sistema inmunológico, actuar sobre los problemas de visión y prevenir la pérdida de memoria.

Ahora bien, al igual que con cualquier remedio natural, es importante tener en cuenta que no en todos los organismos funciona de manera positiva. En ese sentido, entre los efectos secundarios y contraindicaciones de la albahaca, se incluyen algunas reacciones alérgicas. del mismo modo su consumo está contraindicado en altas dosis durante el embarazo, en niños menores de 2 años y durante el período de lactancia materna, explica Manuel Réis.

Por ese motivo antes de iniciar su consumo regular, es importante consultar con el médico tratante o el nutricionista si esta hierba es conveniente para la salud, esto e acuerdo con el estado e salud e cada individuo.

Sobre el modo de consumo, el enfermero comparte en su artículo escrito para Tua Saúde dos modos de llevar esta hierba a la mesa.

Para empezar, es importante tener presente que las partes usadas de la albahaca son sus hojas y tallos, con las que se pueden sazonar diferentes preparaciones, entre ellas las tortillas, las sopas, las proteínas, las ensaladas, así como las salsas. Sin embargo, según explica, esta hierba aromática combina perfectamente con platos que llevan tomate, aceite de oliva, limón, carnes rojas, pasta y quesos.

No obstante, estos son dos recetas para sacarle el mejor provecho al consumo de la albahaca:

* Salsa pesto

La salsa pesto es una de las salsas italianas más utilizadas y fáciles de elaborar en casa. Puede ser utilizada en la pasta, en las pizzas y con queso ricotta para hacer un aperitivo, por ejemplo, explica Reis.

Para prepararla solo se requiere 1 ramo de albahacas frescas; 50g de almendras, nueces o piñones; 50g de parmesano; 2 cucharadas de aceite de oliva; 1 taza de agua caliente; sal y pimienta al gusto; exprimir 1/2 limón o 1 entero, de acuerdo a su preferencia y 1 diente de ajo triturado.

Una vez listos los ingredientes, se debe proceder a licuar todos los ingredientes y reservar la preparación que se debe verter en un frasco en la nevera durante 4 o máximo 5 días. Luego de esto, esta salsa puede ser consumida en pequeñas cantidades siempre manteniéndola fresca en el refrigerador.

* Té de Albahaca

Para preparar té de albahaca solo se requieren 10 hojas de albahaca y 1 taza de agua. Una vez listos los ingredientes, se debe dejar hervir el agua con las hojas de albahaca inmersas durante unos minutos. Una vez enfríe, se debe colar y beber.