vida moderna

Aloe vera: así se puede usar para aliviar el dolor muscular

Si el dolor es agudo y persistente, se debe consultar con un médico para descartar lesiones u otras afecciones.


El dolor muscular es una de las condiciones médicas más comunes en las personas. Pueden comprometer más de un músculo e involucrar ligamentos o tendones. El dolor muscular, generalmente, está muy relacionado con tensión, sobrecarga o lesión muscular por un ejercicio o trabajo físicamente exigente.

Así mismo, puede deberse al uso de algunos medicamentos; desequilibrios electrolíticos como en el caso de muy poco potasio; fibromialgia; infecciones como influenza; malaria; absceso en el músculo; polio; lupus; polimiositis; o rabdomiólisis.

La farmacéutica Mar Sieira, en diálogo con la revista española ¡Hola!, destacó que si bien este tipo de dolencias suelen ser tratadas mediante el uso de medicamentos, hay diferentes opciones naturales que pueden ayudar con este propósito y, lo más importante, sin los efectos secundarios de los fármacos.

Por ejemplo, el portal especializado Mejor con Salud, explicó que el aloe vera puede ser un aliado para combatir los dolores musculares. Sus compuestos antiinflamatorios permiten relajar los músculos y, por lo tanto, reducir el dolor.

Según el mismo medio, el procedimiento para usarla es:

1. Si se posee la penca, abrirla por la mitad y extraer el gel.

2. Identificar el área de dolor y pasar el gel de sábila por la zona varias veces al día.

3. La idea es tomar una pequeña cantidad para que, al momento de pasarlo, se absorba por completo.

4. Tapar con una gasa o un paño, formando una especie de venda. De este modo, el aloe actuará con rapidez.

Además de la sábila, existen otros productos naturales con los que es posible aminorar el dolor muscular. Según el portal Eurofitness, existen diferentes antiinflamatorios caseros y fáciles de conseguir, entre los que están:

1. Cúrcuma: es una especia natural que contiene curcumina, lo cual funciona perfectamente como antioxidante y cuenta con propiedades antiinflamatorias. Por eso, tiene un efecto muy bueno en el desarrollo de las articulaciones y los músculos. La curcumina tiene una reacción producente ante la inflamación de las articulaciones y los dolores musculares. Se recomienda consumir antes o después de asistir al gimnasio.

2. Aceite de oliva: la sustancia responsable de disminuir el dolor es el oleocanthal, el cual se puede combinar con otros aceites como el de jengibre y realizar masajes en el área afectada.

3. Jengibre: el portal de la tienda ecológica, Ecoagricultor, indicó que puede emplearse para “activar la circulación sanguínea local, reducir la inflamación, reducir el dolor y favorecer el descanso”.

4. Romero: esta planta contiene ácido ursólico, que combate de manera efectiva las infecciones que ocurren alrededor de los cartílagos o en las articulaciones de manos y rodillas. La farmacéutica Mar Sieira le afirmó a ¡Hola! que esta puede ser consumida mediante una infusión o como tópico. Para este último propósito se combina romero con alcohol.

5. Ajo: debido a las propiedades analgésicas de este producto, ayuda a combatir el dolor muscular. La sustancia que causa este efecto es la capsaicina y para sacar a flote sus beneficios se aconseja consumir crudo, quitando el centro del ajo.

Así mismo, Salud180 recomienda que se practiquen diferentes técnicas de masajes como el catalogado como deportivo, este, es recomendado por expertos para aquellas personas que practican deportes de alto impacto o durante un tiempo muy extenso.

También, aconseja darse baños de agua caliente para lograr llevar más sangre a las áreas afectadas por el ejercicio y, finalmente, realizar estiramientos para prevenir lesiones futuras y disminuir considerablemente los dolores musculares.