vida moderna

Antiedad: cómo usar ajo, miel y bicarbonato para rejuvenecer la manos

El bicarbonato tiene un PH negativo, lo que lo hace ideal como limpiador y revitalizante de la piel.


El bicarbonato de sodio es un producto que la mayoría de las personas tienen en la casa y que también puede ser una forma efectiva de curar varias afecciones de la piel.

Si bien, este es uno de los mejores remedios caseros que ha ganado popularidad, además, es una práctica que también sirve para eliminar las toxinas del cuerpo a través de la piel, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.

En concreto, el bicarbonato tiene un pH negativo, lo que lo hace ideal como limpiador y revitalizante de la piel. Principalmente, este ingrediente se usa para desmanchar la piel y unificar su tono, para tener la piel lisa y eliminar las arrugas, así como auxiliar en el tratamiento del acné, según el portal PanoramaWeb.

La mascarilla de ajo y miel ayuda a desvanecer las arrugas del rostro. Foto: GettyImages.
Se recomienda utilizar este remedio de ajo, miel y bicarbonato hasta dos veces al día para obtener mejores resultados. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

Crema de bicarbonato, ajo y miel para las manos

Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 1 cucharada de bicarbonato.
  • 1 cucharada de limón.
  • 1 diente de ajo.

Preparación:

  • Colocar la cucharada de miel, la cucharada de azúcar y una cucharada de bicarbonato en una taza para posteriormente mezclarlo.
  • Añadir una cucharada de limón y continuar mezclando hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Colocar el diente de ajo, mover la mezcla en círculos suaves y dejar reposar unos minutos.
  • Tomar un poco de la mezcla con tus manos y comienza a masajearlas suavemente de abajo hacia arriba, después, tomar el diente de ajo y comenzar a pasarlo por toda la mano, tanto en la parte superior como en la inferior.
  • Masajear nuevamente las manos siempre con movimientos circulares y enjuagar con agua tibia primero y después con agua fría.
  • Se recomienda utilizar este remedio casero hasta dos veces al día para obtener mejores resultados.

Otras mascarillas con bicarbonato

Exfoliante de bicarbonato

  • Mezclar dos cucharadas de este con un poco de agua, pero también se puede agregar, para que sea más efectivo, otras dos cucharadas de harina de avena.
  • Extender la mezcla obtenida sobre la piel bien limpia realizando movimientos circulares, y ayudarse de un cepillo de dientes para remover todas las pieles muertas.

Mascarilla para espinillas

Mascarilla para las manchas

  • Mezclar dos cucharadas de bicarbonato, una cucharada de miel y un poco de agua mineral hasta conseguir una mezcla uniforme, que se debe aplicar en el rostro y el cuello por 15 minutos.
  • Después, retirar con agua tibia. Esta mezcla también sirve para reducir las manchas en la piel, ya que los ingredientes contienen propiedades exfoliantes, antibacterianas y restauradoras.

Mascarilla para las arrugas

  • Agregar en un recipiente una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de aceite de coco hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Luego, esta se debe aplicar en el rostro y cuello por 15 minutos para después retirar con agua tibia.