vida moderna

Arroz: cinco formas de usarlo para reducir arrugas y rejuvenecer la piel

El rostro se volverá más flexible, las líneas de expresión se reducirán, las irregularidades se desvanecerán y la piel ganará brillo.


Para nadie es un secreto que el paso de los años siempre cobra factura, y esto se ve reflejado la mayoría de veces en el rostro. Y es que como no, si es una de las zonas que está más expuesta a los rayos del sol, los factores ambientales, los malos hábitos, e incluso es la parte donde más se producen las marcas de la edad.

La principal causa por la cual la cara envejece se le atribuye a los huesos faciales y los cambios que estos sufren a lo largo de los años. Por esta razón, las personas que tienen una buena estructura ósea, es decir, buenos maxilares o pómulos, envejecen mejor ya que la piel tiene mejores cimientos para evitar su descolgamiento, según el portal Cuídate Plus.

Julia Benedetti, médica de Harvard Medical School, señala que el envejecimiento provoca que la epidermis y la dermis se vuelvan más finas. Además, la piel pierde la capa de grasa de abajo, por eso se crea disminución conjunta del volumen y de la efectividad general de las tres capas de la piel, la cual da lugar a varios cambios, entre ellos su elasticidad. Así mismo, se vuelve más seca debido a una menor producción de aceites esenciales como el sebo.

Arroz y aloe vera
La principal causa por la cual la cara envejece se le atribuye a los huesos faciales y los cambios que estos sufren a lo largo de los años. - Foto: Getty Images

Cabe resaltar que hasta cierto punto las arrugas no se pueden evitar. No obstante, el tabaquismo, los malos hábitos alimenticios y la exposición al sol probablemente las hacen desarrollar más rápidamente. Además, el número y el tamaño de las manchas y puntos oscuros en la cara aumentan significativamente, según el portal MedlinePlus.

Es posible que, a medida que pase el tiempo, se observen manchas resequedad y arrugas, ya que la piel se hace más delgada y pierde grasa, tornándose menos lisa y suave. Por fortuna, hoy en día, existen varios remedios caseros para retrasar su pronta aparición sin tener que recurrir al centro estético:

Mascarilla de coco, naranja y arroz

Esta mascarilla es perfecta para pieles dañadas y secas ya que es nutritiva e hidratante. Además, repara la barrera natural de la piel y mejora su capacidad de retener la humedad.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de arroz hervido
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de jugo de naranja fresco

Preparación:

  • Hervir el arroz hasta que esté suave y mientras siga tibio agregar el aceite de coco y aplastarlo bien hasta obtener una pasta suave.
  • Al final, mezclar también el jugo de naranja recién exprimido.
  • Luego, aplicar la pasta en el rostro y dejarla actuar durante unos 20 minutos.
  • Para finalizar, enjuagar con agua tibia y aplicar humectante facial mientras la piel aún esté húmeda.

Mascarilla de leche, miel y arroz

Esta es una de las mascarillas faciales de arroz más nutritivas y fáciles de hacer ya que restaura el brillo, rejuvenece la piel y la ilumina con solo tres ingredientes.

Además, esta mascarilla de arroz hará que la piel se vuelva radiante, tersa, suave y flexible. Por su parte, la miel es adecuada para todo tipo de piel, hidrata la piel sin volverla grasa y tiene efectos curativos, antiinflamatorios y antibacterianos.

Ingredientes:

  • 3 cucharaditas de arroz hervido
  • 1 cucharada de agua de arroz
  • 2 cucharaditas de miel1 cucharada de leche

Preparación:

  • Hervir el arroz hasta que los granos estén completamente suaves.
  • Luego, colar el arroz y machácarlo con un tenedor hasta obtener una pasta suave.
  • Posteriormente, agregar la cucharada de agua de arroz, la miel y la leche y mezclar todo.
  • Para finalizar, aplicar la mascarilla en la cara limpia. Dejarla actuar durante 20-30 minutos, y enjuagar.
  • Aplicar crema para el rostro de inmediato para evitar humedad.

Mascarilla de uva y arroz

Esta mascarilla es más efectiva que las demás en cuanto a tiempo se refiere. Por su parte, las uvas hidratan y suman muchos nutrientes, además, la piel de las uvas contiene resveratrol, un gran antioxidante que puede ayudar a prevenir el daño solar y el foto envejecimiento.

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de harina de arroz
  • 3 – 4 uvas
  • 1 – 2 gotas de aceite de vitamina E

Preparación:

  • Licuar las uvas con la piel hasta obtener una textura suave.
  • Luego, agregar suficiente harina de arroz para obtener una consistencia suave y agregar aceite de vitamina E y mezcla bien.
  • Después, lavar y exfoliar la cara,
  • Posteriormente, aplicar la mascarilla y dejar actuar durante 15 minutos y durante ese tiempo volver a aplicar un poco más cada vez que comience a secarse.
  • Para finalizar, enjuagar y aplicar una crema facial a elección.

Mascarilla de arroz y aguacate para piel sensible o mixta

Si la piel es sensible y propensa a irritaciones, se debe tener mucho cuidado con los productos que se utilizan. Los productos comerciales tiene muchos químicos que pueden afectar la piel, por eso, esta mascarilla de arroz es perfecta para pieles sensibles: curativa, nutritiva, hidratante y calmante.

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de harina de arroz
  • 1 cucharada grande de puré de aguacate
  • 1 cucharada de jugo de manzana fresca

Preparación:

  • Para que la máscara sea aún más hidratante, se puede usar arroz hervido en lugar de la harina de arroz.
  • En ambos casos, mezclar bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta suave.
  • Luego, aplicar una capa gruesa sobre la cara.
  • Dejarla actuar durante 15 a 20 minutos, y finalmente enjuagar con agua tibia.