vida moderna

Así puede ‘apagar’ los ‘fuegos’ labiales con ayuda de seis remedios caseros

El herpes labial es contagioso aunque no sean visibles las llagas.


El fuego labial, conocido médicamente como herpes labial, es una infección viral en la que pequeñas ampollas llenas de líquido se forman sobre o alrededor de los labios.

“Estas ampollas a menudo se agrupan formando manchas. Después de que las ampollas se rompen, se forma una costra que puede durar varios días. El herpes labial suele curarse en dos o tres semanas sin dejar cicatriz”, explican los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro, dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Para el tratamiento de esta afección el médico puede recetar medicamentos antivirales para contribuir a una sanación más rápida; sin embargo, en la mayoría de los casos desaparecen por sí solos en cuestión de semanas.

Cabe aclarar que el herpes labial no es lo mismo que las aftas bucales, pues estas últimas no son contagiosas. Los denominados ‘fuegos’ pueden contagiarse por contacto cercano, por ejemplo, al besarse.

Opciones naturales

Tua Saúde, portal especializado en salud, explica cómo preparar varios remedios caseros, que pueden funcionar como un complemento para esta afección.

Remedio #1

El té de toronjil se caracteriza por tener compuestos fenólicos, los cuales actúan inhibiendo el virus y evitando que empeore.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de toronjil.
  • 1 taza de agua.

Procedimiento

  1. Calentar el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar las hojas de toronjil. Tapar y dejar reposar por varios minutos.
  3. Colar y servir.
  4. Consumir de 3 a 4 tazas al día.

Remedio #2

Ingredientes

  • 2 o 3 gotas de aceite esencial de menta.
  • 1 vaso de agua.

Procedimiento

  1. Añadir las gotas del aceite esencial en el agua.
  2. Revolver muy bien.
  3. Tomar un pedazo de algodón y remojarlo en la solución.
  4. Aplicar en la herida de herpes labial por 40 segundos, de 2 a 3 veces al día.

Remedio #3

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de regaliz.
  • 1 taza de agua hirviendo.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar el regaliz.
  3. Tapar, dejar reposar por 10 minutos.
  4. Colar y consumir la bebida hasta 2 veces al día.

Remedio #4

El té de ajo y jengibre se caracteriza por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. “Actúan aliviando los síntomas del herpes labial como dolor, molestias, comezón e irritación de la herida, ayudando a secar y a cicatrizar las heridas del herpes, previniendo incluso el surgimiento de infecciones en la zona afectada”, indica Tua Saúde.

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo descascarados y cortados por la mitad.
  • 1 cm de raíz de jengibre o ½ cucharada de té de jengibre en polvo.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua junto con el ajo.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, retirar del fuego y agregar el jengibre.
  3. Dejar reposar por 10 minutos.
  4. Colar y consumir de 3 a 4 dosis durante el día.
  5. También se pueda aplicar directamente en la zona afectada.

Cabe resaltar que las personas que usan anticoagulantes no deben consumir esta bebida.

Remedio #5

Ingredientes

  • 1 granada.
  • 300 ml de agua.

Preparación

  1. Retirar la cáscara de la granada.
  2. Agrear a una olla con agua y dejar hervir por media horas.
  3. Dejar enfriar y colar.
  4. Tomar un trozo de algodón y remojar en la mezcla.
  5. Aplicar en la herida de herpes, de 3 a 5 veces al día.

Remedio #6

Ingredientes

Preparación

  1. Poner a hervir el agua.
  2. Cuando llegue a su punto de ebullición, agregar las flores de sauco.
  3. Dejar reposar por 10 minutos.
  4. Colar, dejar enfriar y consumir de 2 a 3 veces al día.
  5. También se puede aplicar directamente en la herida con trozo de algodón.