belleza

Así se puede usar el agua de linaza para fortalecer el cabello

Un cabello sano debe ir acompañado de una dieta saludable rica en vitaminas y nutrientes esenciales.


Un cabello sano es sinónimo de una vida saludable, pero un cabello maltratado, sin brillo y sedosidad, indica malos hábitos de vida. Con frecuencia, muchas personas someten al cabello a tratamientos agresivos como el calor de los secadores, las planchas, los tintes permanentes, decoloraciones y otros productos químicos que debilitan las fibras del cabello, y se olvidan por completo del cuidado del cabello.

Cabe mencionar que un cabello sano debe ir acompañado de una dieta saludable rica en vitaminas y nutrientes esenciales, al igual que el consumo de abundante agua para eliminar las toxinas del organismo y hacer que el pelo crezca más sano. Sin embargo, los remedios caseros se han convertido en una excelente opción para fortalecer el cabello y que crezca sano.

Uno de ellos es la linaza, la cual se extrae de la plata de lino y contiene vitamina E, B y ácidos grasos como el omega-3. Como tal, las semillas de lino ayudan a que el pelo maltratado se recupere y se regenere desde el interior. Además, previene el envejecimiento prematuro del cabello y frena la perdida de agua, densidad y fuerza del cuero cabelludo.

La linaza también contiene ácido docosahexaenoico y ácido eicosapentaenoico, los cuales favorecen el crecimiento saludable del cabello y el tratamiento a base de semillas de lino, refuerzan los folículos pilosos y hacen que las puntas no sufran roturas. Del mismo modo, al poseer buenas dosis de vitamina B, aporta brillo y ayuda a combatir el frizz del cabello.

Por lo general, para el cuidado del cabello, la linaza se debe prepara y aplicar como un tónico capilar a base de agua. Es por ello que el portal web Un Cómo ha dado cómo prepararlo y aplicarlo en el cabello:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de semillas de linaza.
  • 4 tazas de agua.
  • Zumo de limón.
La linaza tiene un alto contenido de fibra.
La linaza tiene un alto contenido de fibra. - Foto: Getty Images

Preparación:

  • Inicialmente, en una olla se ponen cuatro tazas de agua y se ubica en la estufa hasta que hierva. Cuando esté en su máximo punto de ebullición, se agregan las semillas de lino y se dejan hervir por cinco minutos más.
  • Luego de este tiempo, deje la bebida en reposo por cinco minutos y después de que esté fría, cuele la preparación para que únicamente obtenga el líquido.
  • Al desechar las semillas de lino, agregue el zumo de limón al agua que se obtuvo de la linaza.

Aplicación:

  • Lo primero que debe hacer es lavarse el cabello con el champú habitual y luego aplicar un acondicionador nutritivo para brindarle mayor hidratación al pelo.
  • Después de retirar todos estos productos de higiene capilar, agregue el agua de linaza desde la raíz hasta las puntas, masajeando con las yemas de los dedos el cuero cabelludo durante unos segundos.
  • Luego de ello, espere cinco minutos para que el agua penetre completamente en todo el cabello y pasado este tiempo, enjuague con abundante agua fría. Al finalizar el procedimiento notará que el cabello está más suelto y con mayor sedosidad.

A su vez, es importante tener presente algunos cuidados para que el cabello crezca sano y fuerte, entre ellos, el uso de mascarillas que aporten hidratación al cuero cabelludo, la elección adecuada del champú y acondicionador dependiendo el tipo de cabello que tenga y cepillarse diariamente el cabello para eliminar los residuos que se acumulan por el uso de los productos capilares y los agentes externos.

Entre otros cuidados, uno de los más importantes es su lavado. Expertos señalan que si el cabello es graso, se puede lavar a diario; pero si el cabello es seco o sensible, lo ideal es lavarlo de tres a cuatro veces a la semana.