vida moderna

Asma: ¿el consumo de alcohol puede ayudar a reducir el riesgo de padecer esta enfermedad?

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas incrementa los síntomas del asma.


Una de las afecciones que incide en los pulmones es el asma, un problema que produce hinchazón en las vías respiratorias generando así mucosidad. Así lo señala, National Heart, Lung and Blood Institute: las vías respiratorias “son conductos que transportan el aire y permiten” la entrada y salida de los pulmones.

El asma es una afección que en muchas personas interfiere las actividades cotidianas. De acuerdo con la Clínica Mayo, “el asma no tiene cura”. Los principales síntomas son: falta del aire, somnolencia o dificultad para dormir, tos y dolor en el pecho.

Imagen creativa Getty
Una doctora muestra a una niña en edad preescolar cómo usar un inhalador para el asma. Ella le está explicando el proceso. La joven está sentada en el regazo de su padre, quien también escucha con atención. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Algunas actividades como el ejercicio o la inhalación de olores de productos químicos, pueden desencadenar episodios de asma.

Así mismo, la entidad americana explica que no se han confirmado las causas de esta afección respiratoria; sin embargo, factores genéticos y ambientales pueden ser causantes de esta problemática.

“La exposición a varios irritantes y a sustancias que desencadenan alergias (alérgenos) puede provocar signos y síntomas de asma”; asegura la Clínica que los alérgenos pueden incentivar a la aparición del asma.

Entre los medicamentos más usados para el tratamiento del asma se encuentran los llamados de rescate, que no solo ayudan a prevenir, sino a aliviar los síntomas durante el ataque. De igual manera los medicamentos de control, que son de consumo diario, según explica la Biblioteca de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus.

Los hábitos que aumentan la probabilidad de tener asma

Como se mencionó anteriormente, es un factor hereditario, por lo que si una persona tiene un padre o un hermano que padece asma, las probabilidades son altas de contraerla.

El sobrepeso es otro factor de riesgo para la aparición de esta afección. La exposición al humo del cigarrillo también puede provocar asma.

De acuerdo con el portal Tua Saúde, existen alimentos que se deben evitar porque al ser fuente de azúcar pueden requerir más oxígeno cuando se ingieren, y así aumentar el trabajo que cumple el sistema respiratorio.

El portal recomienda incluir alimentos antiinflamatorios en una dieta equilibrada porque estos, ayudan a reducir las sustancias que provocan que se inflame el tejido pulmonar, explica,.

Minerales y nutrientes como la vitamina C, vitamina A, vitamina E, entre otras, son apropiadas para las personas que padecen de asma. Así mismo, señala que incluir proteínas en la dieta es favorable porque en algunos pacientes se utilizan esteroides, que las degradan.

Pulmones
Hombre tosiendo en su puño, aislado sobre un fondo gris - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Consumir alcohol ayuda a reducir los síntomas del asma?

Cuerpo & Mente explica que un estudio publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology donde participaron 350 adultos, concluye que el consumo de alcohol fue un factor a destacar para la aparición de síntomas o ataques de asma.

Por ejemplo, señala que el vino es considerado alergénico y que muchos de sus síntomas aparecen en el momento de su consumo. Así mismo, explica que el licor tiene azufre e histaminas.

Por un lado, las histaminas se desarrollan en la fermentación de la bebida; y los sulfitos usan conservantes, señala; cabe mencionar, que las personas que padecen de asma son vulnerables a los sulfitos.

El portal asegura que el consumo de alcohol es desfavorable para los asmáticos y lo único que logra, es aumentar sus signos y síntomas.

También precisa que bebidas como el vino y el licor, son alergénicos que desencadenan ataque de asma. Sin embargo, en el mercado existen bebidas alicoradas que se encuentran libres de sulfitos.

De igual manera se recomienda consultar con un médico para la supervisión de este problema respiratorio, que como ya se mencionó no tiene cura y debe ser acompañado de hábitos saludables para las personas que lo padecen.