vida moderna

Aumento de peso repentino: sus causas más comunes y cómo frenarlo

Los cambios en el peso deben ser consultados con el médico para descartar afecciones crónicas.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, pues puede producir el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión.

Para lograr bajar de peso es importante aminorar las calorías que se ingieren y aumentar el gasto calórico con actividad física para quemar la cantidad de grasa más grande posible, según explica el Ministerio de Salud de Colombia.

A pesar de lo anterior, hay personas que, sin razón aparente, suben de peso súbitamente. Lo que podría ocasionar problemas en el funcionamiento de algunos órganos o incluso, verse afectada la autoestima de la persona que posee el problema.

Cuando esto sucede se debe consultar con el médico pues, aumentar de peso sin proponérselo, sin comer excesivamente y aun cuando no se lleva una vida sedentaria, puede significar un problema de salud que requiere tratamiento.

Entre las causas de este padecimiento, según Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, están:

1. El uso de algunos fármacos: las píldoras anticonceptivas, algunas medicinas para tratar trastornos mentales o algunos fármacos para diabetes, pueden descontrolar el organismo en otros sentidos y aumentar el peso. A pesar de ello, no se deben suspender sin el consentimiento de un médico.

2. Problemas de salud: algunas de las enfermedades que pueden causar el aumento de peso son el síndrome de Cushing, la Tiroides hipoactiva o el síndrome del ovario poliquístico. Todas ellas deben ser diagnosticadas y tratadas por un médico.

3. Envejecimiento: el metabolismo se disminuye a medida que llegan los años, lo que puede causar un aumento repentino del peso. Sin embargo, esto se da solo si come en exceso, si no se lleva una dieta balanceada o no se realiza suficiente actividad física.

4. Cambios hormonales: estos se pueden presentar durante la pubertad, el ciclo menstrual de algunas mujeres, el embarazo y la menopausia. No todos los cuerpos son iguales, por lo que no todos se ven afectados durante dichas etapas.

5. Dejar de fumar: la mayoría de las personas que dejan este hábito suelen subir de peso en los primeros seis meses. Existen quienes han subido hasta 30 libras en este tiempo.

La distensión o hinchazón debido a una acumulación de líquido en los tejidos puede causar aumento de peso”, explica Medline Plus. Esto, puede deberse a la llegada de la menstruación, al desarrollo de una enfermedad renal o el surgimiento de un problema en el corazón.

Para cualquiera de los casos mencionados hay que consultar a un médico antes de recurrir a remedios caseros. Además, el cambio de algunos hábitos de vida pueden ayudar a aumentar de peso. Algunos de ellos, según Mejor con Salud, son:

  • Tener un problema hormonal: existen varias hormonas que tienen que ver con el control del peso y que participan en los procesos que realiza el organismo para deshacerse del exceso de grasa, o para acumularla.
  • Consumir muchas bebidas azucaradas: las calorías en las bebidas azucaradas pueden contribuir al aumento de peso y proveen poco o ningún valor nutritivo.