vida moderna

Avena: así se puede consumir en el desayuno para bajar de peso

La avena es un alimento rico en fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal y mejorar el metabolismo.


La avena es uno de los productos más recomendados al iniciar una dieta, no solo por sus propiedades, sino también por la facilidad con la que puede prepararse o incluirse en los menú diarios.

Según el Departamento de Naturopatía y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), la avena tiene grandes beneficios para adelgazar, pues al ser un cereal, adquiere volumen en el estómago y da mayor sensación de saciedad a quien la consume.

Cuando se consume avena, en cualquiera de sus presentaciones, el cuerpo absorbe sus vitaminas y sus proteínas. Sin embargo, desde el mismo centro médico se advierte que no hay una preparación que potencie sus cualidades y dependerá de cada persona elegir la mejor forma en la que pueda consumirla.

Por otro lado, de acuerdo con la dietista y nutricionista Mónica Acha, a pesar de que la avena es rica en hidratos de carbono, es un alimento que realmente funciona al momento de buscar adelgazar. Esto porque es un alimento rico en hidratos de carbono complejos y porque tiene otras propiedades que benefician la pérdida de peso.

La experta señala que solo existe una condición para bajar de peso con el consumo de avena. Señala que “la cantidad de avena que consumamos sea adecuada a nuestro balance energético, es decir, que no nos estemos pasando de la cantidad de avena”.

Además, señala que para evitar este recurrente error se necesita pesar la avena. De este modo no se consumirán más hidratos de carbono de los necesarios. Acha subraya que la mejor forma de consumir la avena es durante el desayuno, debido a que viene en diversas preparaciones, es bastante alimenticia y también da la sensación de saciedad.

Leche de avena
La avena debido a que es un hidrato de carbono complejo ayuda a bajar de peso, siempre y cuando no se exceda la porción necesitada. - Foto: Getty Images

Cabe señalar que la avena no solo ayuda a adelgazar, también es buena para combatir otras afecciones. De acuerdo con el estudio Efectos del consumo del beta-glucano de la avena sobre el colesterol sanguíneo: una revisión, publicado en la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, el agua de avena ayuda a:

- Reducir los niveles de colesterol en la sangre.

- Estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

- Reducir la hipertensión arterial.

- Ayuda a la buena evacuación intestinal.

- Ayuda a bajar de peso.

- Mejora el rendimiento en el deporte.

Dos recetas con avena para el desayuno

Hay dos sencillas recetas que fueron compartidas por El Diario Nueva York que harán que el desayuno sea el proveedor de la mayor cantidad de fibra soluble en la dieta.

La primera es avena con arándanos y coco, una receta que contiene, además de los beneficios de la avena, las propiedades antioxidantes de los arándanos y las grasas saludables del coco.

Para prepararla se requieren tres tazas de leche, dos de agua, dos de avena, 1/4 de taza de azúcar morena, dos cucharadas de jarabe de arce, y más para servir, dos cucharaditas extracto de vainilla, dos cucharaditas canela en polvo, 1/4 de cucharadita de sal, una taza de arándanos congelados y 1/4 de taza de coco rallado.

Proceso de elaboración:

1. Untar con mantequilla el interior de una olla, a la que se le debe agregar la leche, el agua, el azúcar morena, el jarabe de arce, el extracto de vainilla, la canela en polvo y la sal. Al primer hervor agregar la avena, la cual se debe ir mezclando, y baje la intensidad del fuego.

2. Luego de dejar que esta preparación se cocine por cinco minutos, se debe tapar y dejar reposar otros cinco minutos. Después, se deben añadir cuidadosamente los arándanos y el coco. Finalmente, la preparación se puede servir en un tazón caliente con jarabe de arce encima.

La segunda receta es avena nocturna de plátano y semillas de chía. Este nombre se le da debido a que se deben agregar todos los ingredientes en un frasco y refrigerar en la noche para consumirlos al desayuno.

Para prepararla, se requiere una taza de leche de almendra, ½ banano triturado, ½ taza de copos de avena, una cucharada de semillas de chía, una de canela en polvo y una de miel cruda.

Proceso de elaboración:

1. En un frasco de vidrio de medio litro con tapa, se deben colocar todos los ingredientes y agitar con fuerza. Luego se debe cubrir el recipiente y refrigerar durante ocho horas o toda la noche.

2. A la mañana siguiente, solo se deberá servir la preparación en un vaso o taza y disfrutar de un saludable desayuno.