Tendencias
Ayuno intermitente
Ayuno intermitente. Experto al rededor del mundo han revelados los números beneficios de la práctica del ayuno intermitente. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Ayuno intermitente: uso y beneficios para el organismo

El ayuno intermitente, practicada de la mano de un especialista, puede ofrecer múltiples beneficios para la salud de las personas.

De acuerdo con el portal especializado Medical News Today, son varios los beneficios que se pueden obtener con el ayuno intermitente, que consiste en seleccionar el rango de tiempo en el que va a comer de manera normal, y el tiempo que va a limitar su alimentación. Se puede, incluso, hacer durante un día de por medio, es decir, un día se come como se viene haciendo, pero al otro día se restringe el consumo de alimentos hasta un tope máximo de calorías.

Algunos tipos de ayuno intermitente controlado pueden ser el de días alternos, donde la persona come una dieta normal un día y al otro reduce a menos de 500 calorías sus porciones o no ingiere bocado alguno; el ayuno 5:2, que consiste en comer normalmente durante cinco días a la semana y ayuna dos días; y el ayuno diario con tiempo restringido, donde la persona puede comer de manera normal durante cierto lapso en el día, ocho horas, por ejemplo.

Según el mismo portal, las personas con diabetes pueden llegar a perder peso, reducir sus niveles de hemoglobina, equilibrar los niveles de azúcar o glucosa en la sangre durante los días que estén ayunando, además de mejorar la sensibilidad a la insulina en el organismo, uno de los principales problemas que tienen los pacientes con este diagnóstico.

Además, los ayunos controlados, de acuerdo con la Clínica Mayo, pueden llegar a ser beneficiosos para enfermedades como el alzheimer, artritis, asma, esclerosis múltiple e, incluso, accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, es importante decir que esta práctica también puede tener efectos secundarios nada placenteros, como hambre, fatiga, insomnio, náuseas y dolores de cabeza, por lo que antes de aventurarse por el ayuno controlado de lleno es mejor evaluar si es una buena opción para cada persona.

Otros expertos sugieren que sirve para controlar la sensación de apetito y ayuda en el tratamiento de patologías como la hipertensión arterial.

Los especialistas sugieren que estas molestias pueden desaparecer en poco tiempo, pero es importante que los consumidores tengan claro que es seguro y funciona para mucha gente, pero no para todos. Saltarse las comidas puede no ser la mejor manera de controlar el peso si una mujer está embarazada o amamantando.

Adicional, el ayuno intermitente es seguro para mucha gente, pero no para todos. Por tal razón, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique que es lo más adecuado para cada persona.

Un dato importante por señalar es que en 2019 el ayuno intermitente fue la dieta más buscada en Google y en 2020 fue la segunda dieta más buscada, solo por detrás de la cetogénica.

¿Qué efectos tiene?

De acuerdo con la clínica de nutrición Nutrygente, citada por ABC, el ayuno intermitente podría contribuir a disminuir la grasa corporal, ya que al limitarse el tiempo en que se puede comer también se hace más complicado consumir una cantidad exagerada de calorías. Sin embargo, también aclara que esta no es “una solución mágica”.

Para disminuir la grasa corporal es necesario estar en déficit calórico, y esto podría facilitarse si se limitan las horas de ingesta de alimentos. Aún así, practicar esta modalidad no necesariamente asegura que la persona vaya a bajar de peso. De hecho, Nutrygente agrega que la mayoría de beneficios asociados al ayuno son resultado de una restricción calórica, y no del ayuno en sí.