dietas

¿Qué es la dieta keto y qué efectos tiene en el cuerpo?

Este es un método que mucho hombres y mujeres del mundo están usando para bajar de peso rápidamente.


La dieta cetogénica, más conocida como dieta Keto, ha tomado popularidad en los últimos meses. De hecho, de acuerdo con la herramienta de Google Trends, que calcula las búsquedas en internet, el tema ha crecido en un 300 % en el último año, sobre todo el interés de los internautas por investigar los beneficios de esta dieta.

De acuerdo con la herramienta, los usuarios buscan esta dieta para tener más energía, mayor lucidez mental y beneficios físicos como menor dolor en las articulaciones, eliminación de líquidos y una sensación general de bienestar.

De acuerdo con el doctor Agustín Molins Olmos, especialista en Nutrición y Dietética y miembro de TopDoctors (el cuadro médico de referencia de la medicina privada a nivel internacional), este tipo de dieta está muy de moda para perder peso y luego muchos lo convierten en un estilo de vida.

Molins define la dieta Keto en un proceso que contiene un balance de macronutrientes que son bajos en carbohidratos, esto significa que las personas que toman esta dieta no deben consumir más de 50 gramos de carbohidratos en el día.

Para ello, según el experto, “Hay que reducir dicha ingesta y usar sólo los que contienen menos azúcares y de menor carga glucémica”, es decir, no se debe consumir alimentos como trigo, cebada, centeno, tubérculos como la papa, la yuca o plátano, leguminosas, azúcar de ningún tipo, frutas, lácteos y sus derivados, bebidas alcohólicas, gaseosas y jugos que contengan dulces.

Debido a la ausencia de carbohidratos dentro del cuerpo, explica Molins, hace que el organismo obtenga la energía de las grasas, que se consiguen al convertir la grasa que se alberga en el hígado en los llamados cuerpos cetónicos que se usan para producir energía en el cerebro sin usar azúcar.

Al reducir de la dieta varios alimentos, el doctor Molins recomienda “comer proteína de origen animal o preparados en polvo de proteínas de alta calidad y grasas saludables”.

Así mismo, el experto recomienda incluir en la dieta el aceite de coco, la mantequilla de vaca, los frutos secos como nueces, pistachos y semillas como la chía y la linaza, e incluir verduras con baja carga glucémica como el brócoli y los champiñones.

También, de acuerdo con el doctor, es clave tomar mucha agua y té que aportan nutrientes que dan más energía al cuerpo.

Otro paso clave para tomar esta dieta es balancear muy bien las grasas, proteínas y carbohidratos en cada una de las comidas del día. De acuerdo con los expertos en la dieta, es importante evitar el consumo de paquetes y snacks que no sean saludables pues tienen altas dosis de grasas que no se diluyen muy bien en el cuerpo.

Recomendaciones médicas

De acuerdo con Molins, para tomar este o cualquier otro tipo de dietas es fundamental consultar antes con el nutricionista o médico, ya que existen contraindicaciones para las personas que consumen bajos carbohidratos, como aquellas que tienen bajos niveles de azúcar en la sangre y necesitan de los carbohidratos para obtenerlos.

Según Molins, la dieta Keto la puede hacer cualquier adulto sano siempre y cuando siga un estricto control médico y está prohibida para “niños, embarazadas, lactantes y personas de edad avanzada. Tampoco en aquellos con deficiencias hepáticas o renales o pacientes con cardiopatías”.

Si una persona con cualquiera de estas condiciones decide llevar a cabo la dieta, debe contar con la supervisión y el visto bueno de un profesional de la salud ya que podría tener efectos adversos como mareos, cansancio o nauseas o efectos más complicados como un desmayo prolongado e incluso una desnutrición si se alarga su consumo.

En general, concluye Molins, todo tipo de dietas a las que una persona decide someterse necesitan ser aprobadas por un profesional en la salud conociendo los antecedentes médicos de la persona y el tipo de alimentación que puede tener.