vida moderna

Caspa: los dos tipos que existen y cómo tratarla definitivamente

En caso de presentar picazón en el cuero cabelludo, lo ideal es consultar con un especialista para conocer el tratamiento adecuado.


Dentro de las afecciones relacionadas con el cuero cabelludo se encuentra la caspa. Esta es una descamación de la piel, la cual puede causa picazón en la parte superior de la cabeza. Generalmente, esta afección puede indicar que se padece dermatitis seborreica, un tipo de irritación cutánea.

La caspa es más común en los hombres. Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explica que hay un tipo de dermatitis seborreica que puede presentarse en los bebés. “Por lo general, dura unos pocos meses y luego desaparece por sí sola. Además del cuero cabelludo, a veces puede afectar otras partes del cuerpo, como los párpados, las axilas, la ingle y las orejas. Lavar el cabello de su bebé todos los días con un champú suave y frotar suavemente el cuero cabelludo con los dedos o con un cepillo suave puede ayudar. Para los casos severos, el médico puede recetarle algún champú o crema”.

Existen dos tipos de caspa. Según explica El país, dependiendo la causa de la caspa, depende el tipo que se tenga. Puede ser seca, la cual es blanquecina, fina y pequeña o grasa, la cual es amarillenta, más gruesa y tiene un a textura pegajosa, la cual le permite adherirse más al cuero cabelludo. El segundo tipo de caspa puede generar pérdida del cabello. Sin embargo, si se realiza un tratamiento oportunamente, se puede revertir esta caída.

Para el tratamiento de la caspa es importante consultar a un médico para recibir la atención profesional correcta. Según el diagnóstico, cada persona tendrá una medicación diferente. El champú anticaspa es uno de los productos más comunes elegidos por las personas para tratar esta afección. Hay una gran variedad. “Los productos para el cabello y el cuero cabelludo, medicinales y no medicinales, están disponibles en forma de soluciones, espumas, geles, aerosoles, ungüentos y aceites”, indica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Esta entidad de salud señala algunos consejos o trucos para prevenir la caspa o combatirla:

  • Regular el estrés: el estrés tiene efectos negativos en la salud en general. De acuerdo con la entidad de salud, esto hace susceptible a las personas a diferentes afecciones, incluyendo la caspa. Puede empeorarla o causar otros tipos de síntomas.
  • Tener una dieta balanceada: es importante que en la alimentación diaria se cuente con una nutrición que contenga zinc, vitaminas B y algunos tipos de grasas, las cuales pueden contribuir positivamente a la prevención de la caspa.
  • Tener una rutina capilar según las necesidades individuales: muchas personas no tienen en cuenta las necesidades de su cabello al momento de elegir la forma y los productos para su cuidado. “Si tiendes a tener el cuero cabelludo graso, el lavado diario con champú puede ayudar a prevenir la caspa. Masajea suavemente el cuero cabelludo para aflojar las escamas. Enjuaga bien. Si tiendes a tener el cabello seco y tu cuero cabelludo es sensible, lávate con champú con menos frecuencia y acondiciona el cuero cabelludo entre lavados”, detalla Mayo Clinic.
  • Tomar sol: respecto a este consejo hay que tener mucho cuidado debido a que la sobreexposición solar tiene efectos negativos en la piel y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Lo ideal es tomar un poco de sol por un par de minutos. Cabe resaltar que se debe aplicar protector solar en cara y cuerpo.
  • Cuidado con los tratamientos capilares: se debe tener cuidado con la aplicación de productos o peinados, debido a que las cremas pueden acumularse en el cabello y cuero cabelludo. Esto puede provocar que se produzca mayor grasa.