La migraña es un dolor de cabeza que puede causar un dolor intenso o una sensación pulsante de un solo lado de la cabeza. Foto: Getty - Foto: RevistaFucsia.com

vida moderna

Cinco consejos para controlar las migrañas

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, se estima que casi cinco millones de colombianos sufren de migraña.

La migraña es un dolor de cabeza que puede causar un dolor intenso o una sensación pulsante, generalmente de un solo lado de la cabeza. A menudo suele estar acompañada de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido.

Los ataques de migraña pueden durar de horas a días, y el dolor puede ser tan intenso que interfiere con las actividades diarias. Por eso es tan importante que los pacientes que sufren de esa condición sigan estos consejos para controlar los ataques de migraña.

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, se estima que casi cinco millones de colombianos sufren de migraña, esto afecta en promedio al 14,2 % de las mujeres y al 5 % de los hombres.

Esta enfermedad se considera como neurológica genética, pero existen varios factores que pueden contribuir a su aparición. Por ejemplo, los cambios en los patrones de sueño, los niveles hormonales e incluso los cambios en el clima, pueden provocar migrañas. A veces solo basta con ingerir algún alimento para mejorar.

Los síntomas más comunes de migrañas pueden incluir náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. Foto: Pantherstock. - Foto: Pantherstock

Otras causas pueden ser los factores relacionados con la pandemia como el estrés y la ansiedad (40 %), el teletrabajo y la exposición a pantallas (25 %), los cambios en las rutinas del sueño, además del desorden en los horarios de alimentación (20 %) y el incremento del consumo de café (15 %), empeoraron los casos de esta afección.

La médica Amaal Starling, neuróloga de Mayo Clinic, explica que implementar ciertos cambios en el estilo de vida puede ayudar a elevar el umbral para la migraña para que los causantes que no se pueden controlar, no sean ocasiones un fuerte de un ataque de migraña. “Empodera mucho a las personas escuchar qué cosas pueden controlar y qué cosas no pueden controlar tanto”, señala.

Ante este panorama, la neuróloga explica cinco cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a controlar las migrañas:

1. Dormir. La consistencia en el patrón de sueño es importante, por ello la Dra. Starling recomienda evitar los cambios en el patrón de sueño, incluso los fines de semana.

La experta afirma que “algunos de mis pacientes dicen ‘me dan ataques de migrañas los fines de semana, cuando no estoy trabajando’ y yo les pregunto: ‘pues bien, ¿a qué hora te despiertas normalmente?, ¿a qué hora te vas a dormir?’. Suele haber una diferencia muy marcada entre los horarios habituales y los de los fines de semana, y eso puede provocar ataques de migraña”.

2. Ejercicio. Seguir un horario para hacer ejercicio puede ser fundamental, además, puede elevar el umbral para la migraña. “Según estudios realizados, alrededor de 20 minutos de ejercicio aeróbico tres veces por semana funciona tan bien como algunos de los medicamentos que prescribimos”, indica Starling.

3. Alimentación sana y balanceada. Ingerir alimentos integrales saludables y no saltarse comidas. “Se deben evitar los alimentos procesados y se debe tratar de no tener valores demasiado altos (picos) y valores demasiado bajos (valles) de glucosa en la sangre”. La especialista indica que “también hay que evitar saltarse comidas. Todas estas son herramientas para elevar ese umbral”.

4. Hidratación. Es clave estar bien hidratado. De acuerdo con la doctora es indispensable evitar la deshidratación, especialmente en días fríos. “Usualmente, como hace más frío, las personas no sienten tanta sed y de hecho se deshidratan más que durante un día caluroso”, afirma la neuróloga.

5. Estrés. Controlar el estrés es fundamental ya que este podría ser un causante importante de la enfermedad. Para manejarlo, la experta recomienda practicar la atención plena (mindfulness) y la meditación. “Todos tenemos estrés en la vida. En realidad, se trata de cómo lo manejamos y cómo lidiamos con el estrés”. señala la Dra. Starling.