Clavo de olor
Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, combate la indigestión y alivia la diarrea. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Clavo de olor: cinco beneficios para la salud

Tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antimicrobianas.

Esta hierba aromática es utilizada desde hace años en el mundo gastronómico. Gracias a su potente olor y sabor, se usa como una hierba aromática para condimentar toda clase de platos. Además, es parte de los ingredientes para preparar diferentes bebidas orientales, como el té chai.

Posee diversas propiedades medicinales que ayudan a hacerle frente a algunas afecciones médicas, también es una importante fuente de nutrientes, como vitaminas A, E y betacaroteno.

Información del portal El poder del Consumidor indica que este alimento se ha utilizado durante miles de años como remedio para diversos problemas de salud. Por ejemplo, ayudaría a aliviar síntomas de gripa y resfriado, como el dolor de cabeza, los escalofríos y la fiebre, ya que es un antiséptico, antipirético y analgésico natural.

A este se suman muchos otros beneficios que se le atribuyen y que lo consolidan como una opción de remedio casero.

Infusión o té de clavo de olor
El clavo de olor es beneficioso para afecciones respiratorias. Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Aliado de la buena digestión

Una publicación de la revista Mejor con Salud, escrita por Daniela Echeverri Castro, indica que uno de los usos medicinales del clavo de dolor más importantes tiene que ver con el sistema digestivo, gracias a que posee propiedades carminativas y antiinflamatorias, por lo que evita que se presenten problemas de gases e indigestión. Además, sus extractos han dado resultados positivos en el tratamiento de las úlceras.

Para preparar un remedio natural con este fin, según la citada fuente, se requiere:

  • Cinco clavos de olor
  • Un vaso de agua

Preparación

  • Poner a hervir el agua
  • Cuando alcance su punto de ebullición, se le agregan los clavos de dolor.
  • Se retira la bebida del fuego y se deja reposar alrededor de 10 minutos.
  • Pasado este tiempo se cuela y se consume.
  • Se toma hasta dos veces al día durante tres días seguidos.

Combate infecciones

Debido a su acción antimicrobiana, el clavo de olor se puede usar con el fin de hacerle frente a infecciones causadas por algunos tipos de bacterias, especialmente estafilococos y E. coli, o por hongos, debido a su acción antifúngica, la cual estaría relacionada con la presencia de eugenol, salicilato de metilo, kaempferol, ácido gálico y ácido oleanólico, en su composición.

“Estos componentes parecen desnaturalizar las proteínas que reaccionan con la membrana celular de las bacterias, alterando su permeabilidad e impidiendo que continúen desarrollándose y multiplicándose”, precisa información del portal de salud Tua Saúde.

Cuida el hígado

Esta especia contiene una sustancia activa llamada eugenol, la cual es especialmente beneficiosa para la salud de este órgano. Su consumo puede contribuir en el tratamiento del hígado graso y los efectos que causa el estrés oxidativo, según Mejor con Salud. Con este fin se puede preparar un remedio con cinco clavos de olor, un vaso de agua y una cucharada de miel.

Aceite de clavos de olor
El aceite de clavos de olor también brinda beneficios al organismo. - Foto: Getty Images/Collection Mix: Sub

Para elaborarlo se agregan los clavos de olor en un vaso de agua hirviendo, se tapa la bebida y se deja reposar 10 minutos, luego se cuela y se le agrega una cucharada de miel. Se consume una vez al día, durante dos semanas seguidas.

Disminuye el dolor

El eugenol es una sustancia que se usa desde hace años en odontología, para reducir el dolor y la inflamación, causada por los tratamientos dentales. Tua Saúde señala que según varios estudios, este efecto se origina, “debido a la supresión de prostaglandinas y otros mediadores de la inflamación, así como a la depresión de los receptores sensitivos implicados en la sensación del dolor”, precisa.

Regula la presión

El mencionado sitio web señala que hay estudios que indican que el aceite esencial posee un efecto hipotensor, promoviendo la relajación de los músculos y la dilatación de los vasos sanguíneos, reduciendo la presión arterial.