Tendencias
.
Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden variar, según la gravedad de la inflamación y el lugar donde se produzca. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Colitis ulcerosa: el método natural que ayuda a aliviar los síntomas

La colitis ulcerosa afecta casi por igual a mujeres y hombres.

La colitis ulcerativa es una enfermedad que causa inflamación y úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Por ello, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, los síntomas de la colitis ulcerosa pueden variar, según la gravedad de la inflamación y el lugar donde se produzca, pero estos son algunos de los signos y síntomas:

  • Diarrea, a menudo con sangre o pus.
  • Dolor y cólicos abdominales.
  • Dolor en el recto.
  • Sangrado rectal (presencia de una pequeña cantidad de sangre en las heces).
  • Necesidad imperiosa de defecar.
  • Incapacidad para defecar a pesar de la urgencia.
  • Pérdida de peso.
  • Fatiga.
  • Fiebre.
  • En el caso de los niños, retraso en el crecimiento.

Sobre la misma línea, indicó que aún se desconoce la causa exacta de la colitis ulcerosa, pues en el pasado, se sospechaba de la alimentación y del estrés. Sin embargo, los médicos actualmente saben que estos factores pueden agravar la colitis ulcerosa, pero no causan dicha enfermedad.

De todos modos, los factores de riesgo pueden incluir:

  • La edad. La colitis ulcerosa generalmente se presenta antes de los 30 años, pero puede aparecer a cualquier edad, y algunas personas quizás no la desarrollen hasta después de los 60 años.
  • Raza u origen étnico. Aunque las personas blancas tienen el mayor riesgo de padecer la enfermedad, cualquier raza puede presentarla.
  • Antecedentes familiares. Se corre un mayor riesgo si se tiene un pariente cercano, como un padre, hermano, o hijo, con esta enfermedad.

Así las cosas, el portal Healthline señaló que el ejercicio es ideal para las personas que padecen la enfermedad y recomendó practicar:

Yoga: es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Esta práctica utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud general.

Correr: el Grupo Sanitas de España reveló que un estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology demuestra que las personas que optan por correr para la práctica habitual de ejercicio físico tienen un 30 % menos de probabilidades de morir que los que no hacen ningún tipo de ejercicio y un 45 % menos de hacerlo a causa de una enfermedad o accidente cardiovascular.

Ciclismo: Este método tiene grandes beneficios para la salud física y mental, ya que fortalece el corazón, los músculos y reduce el estrés generando tranquilidad en las personas, porque con el ejercicio se liberan endorfinas y se crea la sensación de felicidad y satisfacción.

Natación: La natación se considera como uno de los ejercicios más completos gracias a que involucra grandes grupos musculares. De hecho, durante su práctica se ponen en marcha hasta dos tercios de los músculos del cuerpo.

Sin embargo, las personas se preguntan cuál es la mejor hora para hacerlo y los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios. Lo importante es cumplir con los objetivos diarios y las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana, para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

De hecho, La actividad física regular puede mejorar el estado muscular y cardiorrespiratorio, la salud ósea y funcional, reducir el riesgo de hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares, diabetes, varios tipos de cáncer (entre ellos el cáncer de mama y el de colon), la depresión, reducir el riesgo de caídas, así como de fracturas de cadera o vertebrales, y ayuda a mantener un peso corporal saludable.