vida moderna

Colitis ulcerosa: el remedio natural que ayuda a controlarla, así se prepara

La colitis ulcerosa afecta casi por igual a mujeres y hombres.


La colitis ulcerativa es una enfermedad que causa inflamación y úlceras en la membrana que recubre el recto y el colon, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, explicó que la colitis ulcerativa puede ocurrir a cualquier edad, pero suele comenzar entre los 15 y los 30 años y los síntomas más comunes son dolor abdominal y diarrea con sangre, pero otros síntomas pueden incluir:

  • Anemia.
  • Cansancio severo.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida del apetito.
  • Hemorragia rectal.
  • Llagas en la piel.

Sobre la misma línea, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explicó que los médicos suelen clasificar la colitis ulcerosa según su ubicación y estos son algunos tipos de colitis ulcerosa:

  • Proctitis ulcerosa. La inflamación se limita a la zona cercana al ano (recto), y el sangrado rectal podría ser el único signo de la enfermedad.
  • Proctosigmoiditis. La inflamación afecta al recto y al colon sigmoides (extremo inferior del colon).
  • Colitis del lado izquierdo. La inflamación se prolonga desde el recto hasta el colon sigmoides y el descendente.
  • Pancolitis. Este tipo suele afectar al colon en su totalidad y provocar episodios de diarrea con sangre que pueden ser intensos, dolor y cólicos abdominales, fatiga y una pérdida importante de peso.

Adicional, indicó que la colitis ulcerosa afecta casi por igual a mujeres y hombres, pero los factores de riesgo pueden incluir:

  • La edad. La colitis ulcerosa generalmente se presenta antes de los 30 años, pero algunas personas quizás no la desarrollen hasta después de los 60 años.
  • Raza u origen étnico. Aunque las personas blancas tienen el mayor riesgo de padecer la enfermedad, cualquier raza puede presentarla, pero si se tiene ascendencia judía askenazí, el riesgo es incluso mayor.
  • Antecedentes familiares. Se corre un mayor riesgo si se tiene un pariente cercano, como un padre, hermano, o hijo, con esta enfermedad.

Dicho lo anterior, el portal Mejor con Salud reveló que existen varios remedios naturales para tratar la afección y para el primero se debe licuar una cucharadita del gel de sábila con un poco de agua para obtener un líquido espeso.

La segunda recomendación es mezclar en un vaso de agua un gramo de cúrcuma. La siguiente sugerencia es tomar dos vasos de jugo de piña al día. El cuarto remedio natural es el jugo de col.

Otra sugerencia es hervir un jengibre por diez minutos y pasado ese tiempo agregar el zumo de un limón y una cucharada de miel.

Sobre la misma línea, el portal recomendó la infusión de manzanilla y para esta hay que hervir dos tazas de agua y agregar dos cucharadas de manzanilla.

Por su parte, la entidad sin ánimo de lucro reveló algunas sugerencias generales para la dieta que pueden ayudar a controlar la enfermedad:

  • Limitar el consumo de productos lácteos. Muchas personas con enfermedades intestinales inflamatorias encuentran que los problemas como la diarrea, el dolor abdominal y los gases mejoran al limitar o eliminar los productos lácteos.
  • Comer porciones pequeñas de comida. Quizás se note mejoría cuando se comen cinco o seis comidas pequeñas durante el día en lugar de dos o tres más grandes.
  • Beber mucho líquido. Tratar de beber mucho líquido todos los días. Lo mejor es beber agua, ya que el alcohol y las bebidas que contienen cafeína estimulan los intestinos y pueden hacer que la diarrea empeore y las bebidas gaseosas con frecuencia producen gas.
  • Hablar con un dietista. Si se comienza a perder peso, o la dieta se ha limitado mucho, lo mejor es hablar con un nutricionista.