Tendencias
Semillas
Las semillas tienen un alto contenido de antioxidantes que pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades. - Foto: Getty Images

vida moderna

Colon irritable: las semillas que favorecen al cuerpo

El síndrome de colon irritable se manifiesta con mayor frecuencia en personas menores de 50 años.

El síndrome de colon irritable es un trastorno frecuente que afecta al intestino grueso y los signos y síntomas incluyen cólicos, dolor abdominal, hinchazón abdominal, gases y diarrea o estreñimiento (o ambos), de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

“Solo una pequeña cantidad de personas con síndrome de colon irritable tienen signos y síntomas graves. Algunas personas pueden controlar los síntomas con cambios en la dieta, el estilo de vida y en el nivel de estrés. Los síntomas más graves se pueden tratar con medicamentos y asesoramiento”, según la entidad.

Sin embargo, algunos síntomas comunes son:

  • Dolor, cólicos o hinchazón en el abdomen relacionados con la evacuación intestinal.
  • Cambios en el aspecto de las deposiciones.
  • Cambios en la frecuencia con la que se evacúan los intestinos.

Adicional, Mayo Clinic indicó que se desconoce la causa precisa del síndrome de colon irritable, pero que entre sus factores se incluyen los siguientes:

  • “Contracciones musculares en el intestino: las paredes de los intestinos están revestidas con capas de músculo que se contraen a medida que mueven los alimentos a través del tracto digestivo. Las contracciones que son más fuertes y duran más de lo normal pueden causar gases, hinchazón y diarrea. Las contracciones intestinales débiles pueden ralentizar el paso de los alimentos y provocar heces duras y secas.
  • Sistema nervioso: las anomalías en los nervios del sistema digestivo pueden hacer que se experimente un malestar mayor que lo normal cuando el abdomen se estira debido a los gases o las heces. Las señales mal coordinadas entre el cerebro y los intestinos pueden hacer que el cuerpo reaccione de forma exagerada a los cambios que normalmente ocurren en el proceso digestivo, lo que causa dolor, diarrea o estreñimiento.
  • Infección grave: el síndrome de colon irritable puede aparecer después de un episodio grave de diarrea (gastroenteritis) causada por bacterias o virus. El síndrome de colon irritable también podría estar asociado con un exceso de bacterias en los intestinos (sobrecrecimiento bacteriano).
  • Estrés a temprana edad: las personas expuestas a eventos estresantes, especialmente en la infancia, tienden a tener más síntomas de síndrome de colon irritable.
El Instituto de Cancerología de Las Américas recomienda comer ensalada en el almuerzo y la comida, también aconseja ingerir como mínimo 3 frutas al día para evitar el colon irritable. Foto: Getty images.
El Instituto de Cancerología de Las Américas recomienda comer ensalada en el almuerzo y la comida, también aconseja ingerir como mínimo 3 frutas al día para evitar el colon irritable. Foto: Getty images. - Foto: Foto Gettyimages
  • Cambios en los microbios intestinales: “los ejemplos incluyen cambios en bacterias, hongos y virus que normalmente residen en los intestinos y juegan un papel clave en la salud. Las investigaciones indican que los microbios en las personas con síndrome de colon irritable puede diferir de los microbios en las personas sanas”.

Por ello, el diario español Mundo Deportivo reveló, en su sección de salud, que las semillas de lino ayudan a cuidar el colon, ya que “tienen propiedades laxantes suaves, estimulan el tránsito intestinal y mejoran el metabolismo”.

Así las cosas, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación reveló algunos consejos para incluir la linaza en la dieta:

  • Agregar una cucharada de linaza molida al cereal caliente o frío del desayuno.
  • Agregar una cucharadita de linaza molida a la mayonesa o mostaza cuando se prepare un sándwich.
  • Añadir una cucharada de linaza molida a un envase de yogur de 8 onzas.
  • Añadir linaza molida a las galletas dulces, magdalenas, panes y otros productos horneados.

De todos modos, la especialista de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), Susana Jiménez le dijo a CuídatePlus que “no existen fórmulas mágicas (limpieza de colon, dietas definitivas) que consigan curar la enfermedad”.

“La mejor forma de detectar una asociación entre los síntomas del síndrome de intestino irritable y la sensibilidad alimentaria es eliminar ciertos grupos de alimentos sistemáticamente (lo que se denomina dieta de eliminación), que solamente se recomienda bajo supervisión médica o de un nutricionista”, explicó la especialista.

Sobre la misma línea, se pueden tomar otras medidas para cuidar el colon como perder peso si la persona presenta sobrepeso; llevar una dieta saludable con un bajo contenido de sal y rica en frutas, vegetales y granos integrales; no beber alcohol; mantenerse activo físicamente (realizar ejercicio mínimo treinta minutos por día); dormir lo suficiente y beber mucho líquido.