vida moderna

¿Cómo adelgazar? La receta para bajar de peso de forma natural

Con esta receta, para preparar una bebida láctea baja en grasa, se puede perder peso y aportar grandes beneficios al organismo.


Bajar de peso es una cuestión que involucra a la mayoría de personas, algunas consideran disminuir su peso por salud y otras para sentirse bien al ver sus cuerpos. Hay múltiples recetas que posiblemente ayudan en la culminación de este objetivo, sin embargo, lo más recomendable antes de iniciar un nuevo hábito alimenticio es acudir con especialistas en nutrición.

El yogur es una bebida versátil que se une al grupo de alimentos útiles para bajar de peso de forma natural. Según expertos, esta bebida es una muy buena fuente de proteínas para el organismo, mantiene los huesos y dientes fuertes, e influye satisfactoriamente en la flora intestinal. Por otro lado, esta bebida láctea puede mejorar la presión arterial, aportar vitamina D, suavizar la piel y, de acuerdo con el portal web e-consejos, el yogur se puede realizar en casa de manera mucho más económica y ecológica, hacer yogures bajos en grasa son posiblemente una buena opción para bajar de peso.

Receta de yogur griego para realizar en casa

Ingredientes:

  • Un vaso de yogur natural sin azúcar.
  • Dos litros de leche descremada con 0% de grasa.
  • Levadura. Esta se utiliza si en la composición del yogur no está integrada.

Preparación

Antes de comenzar a realizar esta receta es necesario ubicarse en un espacio limpio, donde haya buena luz y los ingredientes se puedan manipular fácilmente, e-consejos, comparte el siguiente paso a paso para la realización de este yogur bajo en grasa, el cual funciona para bajar de peso:

  • Primero se debe agregar la leche a una olla y ponerla a calentar, no se debe dejar hervir, pero sí apagarla antes de que entre en punto de ebullición. Si en este proceso se produce nata esta se debe remover, además, para controlar la temperatura e este líquido se recomienda utilizar un termómetro y validar que la leche se encuentre entre los 175°C y los 180°C.
  • Segundo, apagar la olla y dejar enfriar la leche, controlando su temperatura hasta los 40ºC. Si no tiene termómetro puede utilizar el dedo de la mano; es una práctica muy común la cual consiste en sumergir uno de los dedos en el líquido y si aguanta la temperatura por al menos 10 segundos, la leche está en su punto.
  • Tercero, en un recipiente agregue la leche, el yogur y si en la composición de esta bebida láctea no hay levadura, agregue también un poco de esta.
  • Cuarto, cubra todo el recipiente con una toalla, luego de esto, se debe poner a reposar dentro de un microondas u horno apagado por al menos cinco horas. Al pasar del tiempo, este líquido debe tener un aspecto gelatinoso; de esta manera se logra hacer un yogur tradicional. Por otro lado, si lo que quiere es que este yogur sea de tipo griego se debe tener en cuenta el siguiente paso.
  • En un colador se debe introducir un paño estirado que lo cubra en la parte de adentro. Luego de esto se debo poner el colador encima de otro recipiente, se recomienda que este sea de un tamaño proporcional ya que allí entrará todo el suero de la bebida láctea, a partir de esto el yogur que quedó en el colador se debe ingresar a la nevera durante tres o cuatro horas y ya estará listo para ser consumido.

Este yogur se puede consumir luego de llevar a cabo actividad física, como complemento para el desayuno diario, o como una bebida convencional. La Fundación Española del Corazón dice que uno de los mayores valores de yogur y de las otras leches fermentadas es su valor probiótico, por eso, a través de investigaciones científicas, esta bebida permite que haya un “aumento del número de bacterias beneficiosas en el intestino que ayudan a eliminar sustancias tóxicas y carcinógenas”.