salud

¿Cómo afecta la diabetes a los oídos?

Las personas diabéticas tienen más probabilidades de perder su capacidad auditiva.


A pesar de que perder parcialmente la audición puede ser un efecto colateral de la vejez, los niveles muy altos y muy bajos de azúcar en la sangre pueden derivar también en el daño de los nervios que afectan este sentido.

Los médicos recomiendan a las personas que tienen diabetes realizarse una prueba de audición anual con la que sea posible monitorear y prevenir este deterioro.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la pérdida auditiva es dos veces más común en las personas que tienen diabetes que en las personas de la misma edad que no la tienen.

“Incluso en las personas con prediabetes (niveles de azúcar en la sangre más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos todavía para tener diabetes tipo 2) las tasas de pérdida auditiva son 30 % más altas que en las personas con niveles de azúcar normales”, afirma este organismo en su portal web.

Mujer con deseo de orinar
La diabetes puede generar infecciones urinarias o daño en los músculos del esfínter. - Foto: Getty Images

¿Cuál fue el estudio clave para confirmarlo?

Precisamente, el hecho de que las personas con esta enfermedad tengan el doble de riesgo de sufrir un deterioro en su sentido del oído fue confirmado en hace unos años por un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, en el que participaron un total de 5.140 personas de 20 a 69 años, de las cuales aproximadamente una de cada diez era diabética.

De los participantes del estudio que tenían diabetes, el 21 % presentaba pérdida de la audición para frecuencias bajas y medias, situación que solo se presentó en el 9 % de las personas no diabéticas. Asimismo, el 54 % de los diabéticos presentaban problemas para oír sonidos de frecuencias altas, cosa que solo se dio en el 32 % de las personas sin diabetes.

De esta forma, los investigadores pudieron identificar la pérdida auditiva como una complicación más de la diabetes

¿Cómo protegerse los oídos?

Aunque la pérdida de este sentido no se puede revertir, los expertos de los CDC recomiendan la siguiente serie de actividades que pueden realizarse para cuidar este órgano:

1. Mantener los niveles de azúcar en la sangre lo más cerca posible de los valores objetivo.

2. Hacerse revisar la audición todos los años.

3. Evitar las demás causas de pérdida auditiva, como los ruidos fuertes.

4. Preguntarle a su médico si alguno de los fármacos que está tomando pueden dañar la audición y qué otras opciones hay disponibles para reemplazarlos si es el caso.